Inicio Crecimiento personal Como evitar que un caradura te atrape

Como evitar que un caradura te atrape

0
6156
caradura
caradura

No vendas tu soledad metiendo a un caradura dentro de tu casa. Normalmente aunque mintamos, todos esperamos encontrar algún día a nuestra pareja perfecta, nuestra alma gemela, o puedes llamarle como quieras.

Por lo que las personas que todavía no tenemos a “alguien definitivo” en nuestra vida, estamos abiertos a conocer a personas nuevas.

Sabemos que en el tema de relaciones, puede haber de todo. Somos muchos y diversos, por lo que lo mas normal es que haya relaciones de todos los tipos y no haya un molde igual para cada pareja, cada matrimonio es un mundo y se va construyendo conforme van pasando los días, los meses, los años….

Vamos a ir al grano de lo que dice el titulo del reportaje y es que no hay que estar desesperados en encontrar a esa persona ideal para ti, o se te pueden colar algunos listos que se las saben todas para meterse dentro de tu casa y vivir a tus expensas a cambio de:

-Darte compañía.
-Darte la razón en aquello del pasado que tu familia no te la dio. (Aunque a ellos no les importe)

-Hacerte reír y mostrarse seductores cuando tu ya sabes que guapa, guapa,… no lo eres. (o sea engordarte falsamente la autoestima, mintiendo como bellacos)
-Un polvo. (recuerda que unos cuantos polvos no son el pegamento de las relaciones verdaderas)

… puede ser que hayan muchos mas motivos, cada una debe tener los suyos personales, estos son los mas clásicos y por eso les puse como ejemplo.

Cosas que hará un caradura para colarse en tu casa:

Te adulara, te dirá todo lo que esperas que “el hombre de tu vida” te diga. Pero a diferencia de una observación sincera de alago, el adulador no te dará espacio para que reacciones, porque quiere llevarte a donde a el le interesa. En este caso, aprende a ver si te deja espacio para expresarte, ademas de adularte, y en caso de que tu respuesta a la adulación sea negativa, fíjate si hace caso omiso a tu opinión o sigue insistiendo en lo mismo a pesar de tu señal de stop.

También te interesa:  Terapia para borrar patrones heredados

Exceso de información: te dará información contradictoria con tal rapidez que no tendrás tiempo de procesarla, y acto seguido esperara una respuesta rápida para intentar comprometerte a algo que quizás si tuvieras algo mas de tiempo para pensarlo… no deseas hacer.

Te dirá “Vayamos a tu casa” con cualquier excusa, y si accedes a invitarle, ya tiene un pie dentro. Esto puede suceder, porque te cuente cualquier historia que te obligue a darle “asilo” por alguna razón de algo que haya pasado en apariencia “eventualmente”. De lo que te cuente, debes fijarte mucho en sus palabra ya que primero te da una versión, despues otra y despues otra, con un único fin… conseguir que tu le dejes entrada en tu casa.

Ejemplos de razones manipuladoras y que pueden parecer verdaderas que te puede dar como excusa:

-He perdido las llaves de mi casa.
-Se me ha roto el coche.
-Ha habido una confusión con la reserva de hotel y hasta mañana no puedo entrar.
-Me ha echado de casa mi pareja

Todas y cada una de estas razones podrían ser muy validas como excusa para cualquier persona, el pasar en algún momento determinado de la vida por alguno de estos trances es muy común, pero si unes la razón que te da y sumas las artes manipuladoras de adulación, etc… dispara todas las alarmas… Debes apretar urgentemente el botón de alarma y observarle atentamente.

Técnica para pararle los pies a un cara dura si ya se ha conseguido meter dentro de tu casa:

Cuando ya esta dentro de tu casa, puedes hacer dos cosas, dejar que saque todas sus cosas de su maleta y las esparza por toda tu casa sin ningún respeto, o puedes empezar por invitarle a un Té, y ponerle las cosas claras.

También te interesa:  Activación del alma

Yo opto por la segunda opción.

Le dices que se siente a tomar el te, y que no tenga tanta prisa en desempaquetar, le hablas claro y le expones las normas de tu casas:

– Nada de trastos por en medio, sus cosas en su maleta, bolsa, mochila o lo que lleve.

– No va a dormir en tu cama hasta que no le conozcas mejor, mejor en una colchoneta hinchable de playa (bien incomoda) y en el salón o la entrada de casa que es el único sitio disponible. (no le permitas bajo ningún concepto que entre en las habitaciones de casa).

– Como que tu eres tan amable que le dejas dormir en tu casa, el a cambio te va a invitar a las comidas, desayunos y cenas hasta que se regule su situación y se marche, y por supuesto de restaurante y fuera de la casa. No de dejes que toque ni un cubierto.

– Si se ofrece a limpiar los vasos del te, no se lo permitas, le dices que esta es tu casa y que tu te ocupas de tus cosas, que el solo es un invitado.

Si despues de ponerle las cosas así de claras, no ha huido, todavía tienes un As en la manga. A cada cosa que te pida, le dices que NO, bien alto y bien claro, porque el una vez dentro de tu casa no parara de pedirte cosas. Y en el momento que haga caso omiso a alguno de tus NO, le dices como excusa, que si no acepta tu no y lo respeta, que mejor se marche.

En ese momento el cambiara su cara buena y se pondrá muy agresivo. No te asustes. Coge tu teléfono y llama a una amiga, mientras le ordenas que se vaya de tu casa.

Pídele a algún vecino, amigo o incluso a la policía que vengan a apoyarte, ya que si se ve asolas contigo y se pone agresivo, puede sentirse en superioridad e incluso tratar de agredirte, o física o verbalmente. Abre la puerta de tu casa mientras el esta empaquetando sus cosas y no escuches nada de lo que te diga, porque si primero quería inflarte la autoestima con alagós, ahora te querrá destruir la moral con insultos.

También te interesa:  Los problemas se superan

Piensa que todo lo que te diga en ese momento es falso, que nada de lo que esta diciendo es real, ni es cierto y no le escuches, no caigas en su red, no te involucres, MANTÉN LAS DISTANCIAS y no le respondas ni discutas nada con el, solo dile que se de prisa en salir de tu casa.

Si hace falta le acompañas a su coche, a su puerta de su casa, o a su hotel y déjale en donde en teoria debería estar, o sea bien lejos de casa.

No caigas en su trampa de sentirte culpable, porque el querrá hacerte sentir culpable por todos los medios, como si tu fueras su mama y tuvieras algún tipo de obligación o responsabilidad con su persona. Tu no eres nada suyo, y no estas obligada a hacerte cargo de los problemas de los demás. Mantén tu auto-estima a salvo.

Recuerda tus derechos inalienables

Tienes derecho a ser respetado por otras personas.
Tienes derecho a expresar tus emociones, opiniones y deseos.

Tienes derecho a establecer tus prioridades.
Tienes derecho a decir “no” sin sentirte culpable.

Tienes derecho a recibir eso, por lo que has pagado.
Tienes derecho a expresar tus puntos de vista aunque sean diferentes de aquellos de los demás.

Tienes derecho a protegerte de amenazas físicas, morales y emocionales.
Tienes derecho a construir tu vida de acuerdo a tu propio concepto de felicidad

Consejo final: habla con una buena amiga y cuéntale todo, si ella es buena amiga de verdad, vera que claramente has hecho lo que tocaba y eso te reforzara positivamente la autoestima.

Viva los buenos amigos!!

No hay comentarios

Deja un comentario

This site is protected by wp-copyrightpro.com