ENCIENDE TU LUZ PARA QUE DESAPAREZCA LA OSCURIDAD

18
343

Bien sabemos que cualquier camino de luz o oscuridad que hayamos elegido nos lleva a un mismo objetivo; encontrarnos a nosotros mismos, estamos aquí y tenemos que encontrar el único Sendero que nos conecta con todo lo maravilloso que si existe, tenemos que descubrir la eternidad, tenemos que manifestar lo que Yo Soy.

De modo que aquí estoy. No existen caminos mejores ni peores, solo existen caminos, caminos que solo pretenden conducirnos a la unidad.

En este pasaje de la vida tenemos que reconocer la verdad dentro de nuestro propio corazón a cada momento, es por ello que todo lo que va sucediendo nos adentra, nos intenta acercar más al corazón, a esa incomprendida partecita que sabe todo, estamos aquí para encender la llama del Amor y transformarnos en un canal de Luz en Obra y Palabra.

Sin iluminación, no somos capaces de mirar, sin luz nuestra mente sigue proyectándose sobre un mundo donde se acaba la esperanza, llenos de miedo, llenos de incredulidad y de desesperación, navegando en un mar de turbulencias, de un lado hacia a otro, sin encontrar algo trascendente.

Detrás del mundo que creemos ver, asi tal como lo vemos, con muy poca visión o casi ciegos, esta oculta la resplandeciente Verdad de los mundos sutiles mostrándose ante cada ojo, un mundo que requiere todo nuestro amor para ser visto, porque un camino oscuro es un camino muerto que muere con todo su valioso conocimiento y sabiduría que en él se encuentra.

Debemos encender esa luz, la nuestra, para que desaparezca la oscuridad, entendiéndose por oscuridad aquello que ignoramos, es decir soltar o desprender de la mente lo que nos perturba y permitir que florezca aquella semilla Divina que disipa la ilusión y permite la comprensión de las memorias y el aprendizaje que de ellas se desprende. Dentro de nuestra existencia estamos ligados al mundo Espiritual y el de la Realidad que se revela en nuestro Corazón.

En la morada de la Luz, la mente extiende pensamientos amorosos infundidos con el Amor, donde se establece una completa relación con el Padre de manera estable en el mundo interno, donde podemos brillar, olvidando todo dolor que solo pertenece al mundo de las ilusiones, donde tu sufrimiento es un simple suspiro en el tiempo.

Hermoso Ser, eres libre de caminar como quieras hacerlo, pero intenta sinceramente, no limitarte, ábrete caminos, ilumina tu mente para que no te confunda con sus ruidos, ¿Por qué esperar más? ¿Por qué seguir forzando el Amor que intenta envolverte y purificar tu Ser?

Una vez que el camino verdadero se presente delante de ti y puedas verlo con claridad será gracias a tu propia luz que se desprende de tu corazón, entonces nuevas luces se alzarán en el cielo de tu mente y comprenderás todo lo que hasta hoy tanto te inquieta, comenzarás a conocer las inmensidades de tu propio Universo Interno.

Comprender… esa es la meta.

Por Marisol Garrido

Compartir

18 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here