Respiración Holorénica para activar la Sabiduría

¿En Qué Consiste la Respiración Holorénica? Sin respirar, un ser humano apenas puede sobrevivir tres o cuatro minutos. Por esta razón, algunas culturas consideran la respiración como una fuente de vitalidad más importante que la ingesta de alimentos sólidos o líquidos. Modificando el ritmo de la respiración, se puede alterar el estado de conciencia más rápidamente que consumiendo sustancias específicas. El control de la respiración es una puerta que conduce directamente a los estados alterados de conciencia.

Activando la Sabiduría Interna

Los estados de conciencia alterados como efecto de la respiración holorénica activan la capacidad de autosanación, tanto a nivel psíquico como físico. Esta capacidad de sanación natural difícilmente puede ser alcanzada a través de otros procesos cognitivos o mediante la aplicación de técnicas psicoterapéuticas. Podría decirse que el cuerpo sabe cómo sanarse a sí mismo, independientemente de que seamos capaces de comprender racionalmente el proceso que sigue para ello.

El trabajo corporal para desbloquear la energía, la música envolvente y la respiración intensa son elementos clave en la respiración holorénica.

También te interesa:  La Ascensión - El Despertar

Orígenes

La respiración holorénica es una técnica desarrollada por el antropólogo español Josep María Fericgla. La palabra holorénica es un neologismo que proviene de los términos griegos holos (totalidad) y renicós (búsqueda) y que literalmente vendría a significar “ buscar la totalidad” .

La ténica de la respiración holorénica se inspira en los métodos chamánicos de los inuit, los habitantes del Ártico, popularmente conocidos como esquimales. También está influenciada por ténicas yóguicas y por la respiración holotrópica de Stanislav Grof.

La respiración holorénica se diferencia de otras técnicas similares en la mayor intensidad y rapidez de la respiración y en la preparación psicológica que se realiza antes de su práctica para dirigir la sesión a un objetivo concreto, trabajando sobre los arquetipos del subconsciente.

Cómo Practicar la Respiración Holorénica

La respiración profunda, rápida e intensa durante varios minutos produce una hiperventilación y disminuye el nivel de dióxido de carbono y de oxígeno en la sangre (hipoxia) . Ese estado causa un entorpecimiento de las funciones cognitivas y puede utilizarse para acceder al inconsciente. No tiene efectos secundarios puesto que no supone ingerir ningún tipo de droga y el cuerpo humano recupera naturalmente su equilibrio.

También te interesa:  Transformación alquímica del alma

La técnica consiste en mantener una respiración muy rápida en secuencias que se van incrementando progresivamente. También se incrementa gradualmente el ritmo respiratorio, hasta llegar aproximadamente a entre 140 y 160 respiraciones por minuto. Cada etapa es seguida por un descanso que dura entre 3 y 5 minutos. Una música envolvente, evocadora y de diferentes intensidades acompaña todo el proceso y lleva a la persona , en algunos casos con la ayuda de manipulaciones corporales (posturas específicas, algunos masajes o estiramientos) , a un estado de catarsis, cuyo objetivo es la liberación emocional.

A continuación, la persona permanece tumbada en una colchoneta completamente relajada. Esta etapa puede durar entre una y dos horas y suele acompañarse de una música muy relajante. Guiada por un terapeuta, la persona realiza una visualización para revisar aspectos significativos de la propia biografía.

Este ejercicio , realizado después de la respiración, permite acceder más fácilmente a las informaciones del inconsciente. La persona puede ver, como en un sueño, acontecimientos de gran importancia por su impacto emocional, y obtener informaciones sobre su propia vida, su propósito, sus miedos, las barreras psicológicas que requiere superar y el sentido más transcendental de su existencia. respiracion holorenica

También te interesa:  Metabolizando los miedos desde el Yo Soy

En el transcurso de la respiración holorénica, se pueden experimentar mareos, vértigos, confusión o distintas reacciones emocionales, por lo que se ha de dominar bien la técnica y contar con el acompañamiento de terapeutas cualificados.