Hay que dejar ir a quien nunca hizo nada para quedarse

153
4417

Hay que dejar ir a quien nunca hizo nada para quedarse, a esas personas de sentimientos temporales que nos hicieron invertir tiempo e ilusiones. Dejar ir requiere valentía, pero lejos de aceptarlo como un final, debemos verlo como el principio de algo nuevo.

¿Quién no se ha visto obligado en alguna ocasión a tener que cerrar una etapa de su vida? En ocasiones lo llaman “cerrar círculos“.

No obstante, esta idea de la circularidad más que darnos la visión de algo que se cierra con un inicio y un final, nos hace visualizar más bien una entidad que nunca termina, como una especie de uróboro o eterno retorno. Debemos ver esas etapas de nuestra vida como una línea por las que avanzar, por las que fluímos a medida que crecemos.

Y para crecer, nos desprendemos de ciertas cosas, a la vez que ganamos otras. La vida es un avance imparable que nos abruma y que nos quita el aliento, y de nada nos vale quedarnos encallados en algo o alguien que nos hunde hacia abajo como la piedra que cae por un pozo.

Quien no nos reconoce, quien nos hace daño y erosiona nuestro ser, nuestra esencia como persona, está vulnerando nuestro crecimiento.

Ahora bien, puede que nos cueste darnos cuenta, que no deseemos verlo durante un tiempo, pero la infelicidad es algo que nadie puede esconder. Duele, marchita y nos apaga. Así que no lo permitas. En la vida siempre llega un momento en que es mejor soltar, dejar ir…

Hay que dejar ir hasta a quien nos abandonó
El dejar ir, el cerrar una etapa de nuestra vida no se refiere solo a decir adiós a quien comparte vida con nosotros, en un acto de decisión o valentía.
Es posible que no seas tú quien abandona, puede que en realidad, hayas sido el abandonado. En este caso, la idea de soltar, de asumir esa ruptura y avanzar de nuevo hacia delante, es algo vital.

Shawna Erback

Debemos dejar ir a quien nos ha abandonado, porque de no hacerlo, seguiremos aferrados a un sinfín de emociones negativas que nos van a herir cada día más. Y los responsables, seremos en esta ocasión nosotros mismos.

Cerrar ese ciclo de nuestra vida en el cual existe aún el dolor desgarrador del abandono, requiere tiempo. El duelo debe vivirse, llorarse, asumirse y más tarde, aceptar lo ocurrido hasta lograr llegar al perdón. Una vez cauterizada la herida y cuando nos encontremos libres de cargas al haber podido perdonar, nos sentiremos más ligeros para dejar ir con la máxima plenitud.
Un abandono es la ruptura de un vínculo, y como tal debemos “retornar” hacia nosotros mismos.

Hasta no hace mucho dicho lazo se nutría del amor hacia esa relación. Ahora, roto ya el cordón umbilical debemos reeencontrarnos, cuidarnos a nosotros mismos, atendernos para reforzar ese vínculo con nuestra autoestima para volver a mirar hacia delante. Fortalecidos.

No alimentes nostalgias, no focalices tu mirada en el ayer porque el pasado ya no existe, se fue, no está… Y recuerda sobre todo que quien vive de la nostalgia no hace más que alimentar el sufrimiento, y “aferrarse” mientras idealiza un pasado dejando que se pierda su presente. Su oportunidad de ser feliz “aquí y ahora”.

Hay que dejar ir sin resentimientos

Lucy Campbell

Quien alimenta la rabia, el despecho y el resentimiento se vuelve prisionero de quien le hizo daño. Es así de sencillo y así de contundente. Quien te provoca la ira y focaliza todo tu desprecio, te hace ser un eterno cautivo de tus propias emociones negativas.

Perdonar no es fácil. En ocasiones asumimos que el perdón es una renuncia a nosotros mismos, que es como claudicar y vernos como víctimas. Nada más lejos de la realidad.

Para perdonar debes conseguir de nuevo tener confianza en ti mismo. Nadie es tan fuerte como la persona que es capaz de conceder el perdón a quien le hizo daño porque demuestra a su vez, que ha superado el miedo, que ya no teme al enemigo y que se siente más libre.

El desprendernos de los resentimientos y la rabia nos devuelve a nuestro estado inicial, nuestro corazón vuelve a sanarse y deja de lado esas emociones negativas. Solo entonces el acto de “dejar ir”, se convierte en algo más fácil de conseguir. a la vez que liberador.

No inviertas tiempo en quien ya no lo merece, en quien no hizo nada para quedarse a tu lado, o en luchar por ti. Ábrele el camino y ofrécele libertad, déjalo ir. Porque no merece la pena luchar contracorriente, porque toda puerta que se cierra, es una oportunidad que se abre.

Cortesía imagen: Mila Marquis, Shawna Erback, Lucy Campbell

Compartir

153 Comentarios

  1. Muy esclarecedor los conceptos y profundos a la vez, gracias por tanto, a veces cuesta darse cuenta de estos eventos hasta que alguien nos abre los ojos, gracias!!!

  2. Es difícil dejar de sentir, sobre todo si lo que se siente es amor de verdad, quizás intentarlo no es tan malo, porque una respuesta negativa es terminar quizá mas rápido de darte cuenta que realmente no existe una vuelta atrás.

  3. Es verdad. Es mejor dejar ir a quien nos ha hecho dano. Porque es inutil pensar a perdonar quando la persona en question te disse: yo te pido perdon, pero en verdad yo no se lo que te he hecho…Me da una rabia tremenda esa gente…

  4. es facil decirlo, mas bien hasta es facil recomendarlo, pero pero quien siente que fue abandonado, no piensa, no sueña, no vive, no quiere respirar, no entiende el porque si lo amaba, esa persona ya no lucha de la misma manera, no comprende que hizo mal para ser abandonada o dejada, en realidad si se necesita valentia, se necesita amor, encontrar algo, que te ayude asalir algo porque hacer las cosas, reemplazar tus pensamientos, hacerlo poco a poco solo un dia a la vez.

    • Eso es parte del proceso, si te alejas, si desapareces para el otro, si ya no te prestas para que te hagan daño, eso ya es una desición y te permitira vivir la pena y de a poco la aceptación. No hay que olvidar que es uno quien permite que nos hagan daño, nos damos cuenta que sonos infelices y seguimos ahi x mxo tiempo mas, tmb tenemos responsabilidad y desición, hay hustoria, carencias que llevan a creer q soli de esa forma te amaran , hay que ver que pasa en nuestro interior, amarnos y estar con alguien que nos ame mas de lo que nos amamos, todo es cíclico y un dia volveras a ser feliz si aprendes de la experiencia 🙂

      • Hubiera deseado no aprender así, es muy doloroso pasar a ser la persona abandonada y cambiada por una persona que no vale la pena, pero lo peor es no poder salir de ésto. Sé que es una publicación antigua, pero que lamentablemente tan solo vigente.

  5. Es justo lo que estoy viviendo en este momento de mi vida y no me esta siendo fácil levantarme y peor aún…. Perdonar.

  6. Solo Gracias me siento vacía de entregar, contener y no recibir nada los días se hacen pesados con ganas de afrontar una nueva realidad.

  7. La verdad, es lo mejor, ya que aferrarnos nos paraliza, hay que soltar y aplicar estas herramientas,para pasar la pagina. Gracias mil. Lo necesitaba

  8. Gracias!!!! Tuve una hermosa relación, idílica, platónica. Pero la persona que había considerado mi verdadero amor, un día sin decir nada, se distanció. Antes, de establecer una relación con ella había jurado no mirar a una mujer otra vez, pero ella me hizo destruir mis votos y me abrió el corazón de nuevo. Para que un tiempo más tarde, abandonarlo sin ninguna razón.
    No paro de pensar en ella; pero sé que ella nunca más volverá: por miedo, temor, o simplemente encontró un nuevo amor.
    Poco a poco, y recogiendo los pedazos de mi corazón destrozado, lentamente avanzo hacia el punto de partida. Es duro, bastante duro. Pero por mi bien, y por el de ella misma, intento llegar al punto en el cual pueda finalmente perdonarla a ella, al mismo tiempo que pueda continuar sanando, y cerrando la herida.
    No veo la luz al final del túnel todavía. Pero poquito a poco voy avanzando hacia el punto el cual me desvié.

  9. En este momento estoy pasando este trance
    Me acabo de separar estoy sufriendo mucho pero quiero salir Adelante y se que lo lograre …gracias por el articulo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here