LA MENTE ES LA QUE MOLDEA, CREA Y LE DA FORMA A LA MATERIA (REALIDAD)

Eres lo bastante poderoso como para influir en la materia porque a nivel básico eres energía con conciencia. Eres materia consciente. Piensa en lo siguiente: todo cuanto existe en el universo físico está hecho de partículas subatómicas como los electrones.

Por naturaleza, estas partículas, cuando existen como puro potencial, están en estado de onda mientras no son observadas.
Potencialmente son “todo” y “nada” hasta que las observan. Existen por todas partes y en ningún lugar hasta que son observadas. Por lo tanto, todo lo que existe en nuestra realidad física existe como puro potencial.

Si las partículas subatómicas pueden existir de forma simultánea en una infinidad de posibles lugares, somos en potencia capaces de colapsar en una infinidad de posibles realidades.
Es decir, si puedes imaginar un acontecimiento futuro en tu vida basándote en cualquiera de tus deseos, esta realidad ya existe como posibilidad en el campo cuántico, esperando a que la observes.

Si tu mente puede influir en la aparición de un electrón, en teoría también puede influir en la aparición de cualquier posibilidad.Significa que el campo cuántico contiene una realidad en la que estás sano y eres rico y feliz, y que ya posees todas las cualidades y capacidades de tu yo ideal en el que piensas.

También te interesa:  SOMOS EL REFLEJO DE LO QUE PENSAMOS

Sigue leyendo y verás que por medio de la atención, la aplicación sincera de los nuevos conocimientos y el repetido esfuerzo diario podrás usar tu mente, como el observador, para colapsar las partículas cuánticas y organizar una infinidad de ondas subatómicas de probabilidad en una situación física deseada flamada experiencia vital.

Tu mente moldea la energía de las posibilidades infinitas como si se tratara de arcilla. Y si la materia está hecha de energía, tiene sentido que la conciencia (“mente”, en este caso, como Newton y Descartes la flamaban) y la energía (“materia”, según el modelo cuántico) estén tan íntimamente ligadas que sean lo mismo.

Mente y materia están entretejidas.

Tu conciencia (mente) afecta la energía (materia) porque tu conciencia es energía y la energía tiene conciencia. Eres lo bastante poderoso como para influir en la materia porque a nivel básico eres energía con conciencia. Eres materia consciente.

En el modelo cuántico, el universo físico es un campo de información inmaterial, interconectado y unificado, que en potencia lo es todo pero físicamente no es nada.

También te interesa:  ¿Nuestra identidad viene definida por nuestra profesión?

El universo cuántico está esperando a que un observador consciente (tú o yo) llegue e influya en la energía en forma de materia potencial con su mente y su conciencia (que son en sí mismas energía) para que las ondas de probabilidades energéticas se manifiesten en materia física.

Al igual que la onda de posibilidad del electrón se manifiesta como partícula en un hecho momentáneo en concreto, nosotros, los observadores, podemos hacer que una partícula o grupos de partículas se manifiesten en experiencias físicas en forma de acontecimientos en nuestra vida.

Esto es crucial para entender cómo puedes producir un efecto o hacer un cambio en tu vida. Cuando aprendes a mejorar tu capacidad de observación para afectar tu destino, ya estás en camino de vivir la versión ideal de tu vida al convertirte en la versión idealizada de ti.

Fuente: Deja de ser tú. Joe Dispenza.