Todos conocemos perfectamente esta emoción, en nosotros mismos y en los que nos rodean.

¿Quién no ha sentido dentro de si mismo ese fuego arrasador que recorre veloz todo el cuerpo, tensa nuestros músculos, acelera el ritmo de nuestro corazón y nos predispone a la acción agresiva?

La Ira ha sido fundamental para la supervivencia de nuestra especie, y, nuestro organismo está diseñado para que forme parte de nuestras respuestas automáticas.

Ahora bien…. nuestra especie ha evolucionado lo suficiente como para no seguir arreglándolo todo a garrotazos.

El mal uso de la Ira daña nuestras relaciones interpersonales y en ocasiones, dependiendo de la intensidad de esta emoción, nos produce un desgaste energético brutal.

Tu Ira no es mi Ira

A pesar de ser una emoción primaria y universal ni nos cabrean las mismas cosas, ni expresamos nuestro enfado de igual manera…

Todos hemos escuchado que alguien tiene ” mucho temperamento” para referirse a que se enoja a menudo muy virulentamente. Todos tenemos la capacidad de elegir una respuesta que nos beneficie más, aunque “de serie” vengamos con la opción predeterminada: “si te ves amenazado, garrotazo…”

El proceso de Ira sigue una secuencia básica igual para todos, si en el cine o la literatura tenemos el clásico ” Introducción, Nudo y Desenlace” en la Ira tendríamos algo así como:“Algo o alguien me enoja, la lío y desencadeno unas consecuencias, por lo general, nefastas”

Si conseguimos identificar  estos elementos seremos capaces de cambiar nuestro propio guión de vida y darle el happy end que merece.

La Ira funciona como el elemento fuego, siempre se comporta de la misma manera, y dependerá del contexto, lo que tarde en prender y la velocidad con la que se convierta en algo incontrolable. Así que si nuestro organismo ya está encendido ( por el estress, el cansancio, las preocupaciones, incluso porque hayamos visto una película de miedo) más rápida será la combustión y menos margen tendremos para controlar sus efectos.

También te interesa:  ANCLAJES PODEROSOS

Lo que me cabrea:

Venga, escribe sin tapujos todas esas situaciones y personas que te enfadan, desde que no haya cerrojo en los baños públicos, a tu relación más conflictiva….

¿ Cómo me cabrea?

Identifica las señales de alarma: Tensión en determinadas partes del cuerpo, aumento del ritmo cardíaco y respiratorio, sudoración… y en cuanto se produzcan contrólalas con técnicas fisiológicas.

Pienso, luego….Me cabreo

Los pensamientos son el aire que alimenta el fuego de la ira:

  • PENSAMIENTOS CALIENTES: Son los que te vienen a la mente en el momento conflictivo, del tipo: ” Qué estúpido es”. “Me estás vacilando”, ” te ríes de mí”, ” qué desconsiderado”…(Si te fijas, mientras se producen van elevando el fuego de tu ira..)
  • CREENCIAS ERRÓNEAS: ” No puedo controlarla, es algo genético”, ” si no dejo salir la ira explotaré”, “la ira me protege del los que se intentan aprovechar de mí”

Así me comporto cuando me cabreo

Y ahora que el fuego ha tomado el control, ¿qué haces? : ¿ Gritas, te diriges amenazante hacia tu presa sin perder el contacto ocular utilizando tu índice de forma amenazadora, tensas tus puños, insultas, agredes a personas, animales o cosas…?

Haz un ejercicio de creatividad e imagina alternativas a esas conductas intentando ponerlas en práctica. Para no seguir alimentando el fuego será fundamental utilizar alguna técnica del estilo ” parada de pensamiento” que consiste básicamente en gritarte un STOP interno en cuanto los identifiques, piensa en otra cosa, lee una revista o pon la tele, pero deja de pensar ¡ya!.

También te interesa:  SE EL DUEÑO DE TUS EMOCIONES NO SU ESCLAVO

Respecto a la parte fisiológica si la adrenalina ya fluye a todo tren por tu organismo, busca una conducta que no implique la agresión, ( recuerda que la Ira te prepara para la agresión pero también para la huida) como correr.

La intención positiva de la Ira

Todo comportamiento es útil en determinado contexto. Lo que implica que no lo es en todos…Busquemos en qué contextos la Ira ( que no su expresión agresiva) nos resulta útil.

En primer lugar nos informa de qué algo nos está molestando, y si en la distancia nos paramos a reflexionar porqué nos molesta tanto, seguramente descubriremos algo mucho más profundo.

Por ejemplo el hecho de que nos moleste tanto las carcajadas de una persona concreta quizá, y sólo quizá, nos informe de que en realidad estamos muy enfadados con nosotros mismos por no ser capaces de dejarnos llevar más por la alegría de la vida…

Y si consigues llegar a ese nivel… a saber  que en la inmensa mayoría de las ocasiones, la Ira se desencadena por enfados con nosotros mismos,,,, entonces si que estarás muy cerca de escribir tú sol@ el guión de tu vida.

Nos proporciona activación, el enojo que te produce la descalificación de alguien puede llevarte a superarte a ti mismo, como los deportistas de élite cuya Ira tras un fallo, suele ir seguida de una mayor concentración, un mayor esfuerzo y un mejor resultado.

Todo comportamiento tiene una intención positiva.  Entramos en ira cuando nos sentimos frustrados o cuando vemos amenazada nuestra autoestima, con lo que cabe esperar que la intención positiva de la Ira sea la de protegernos de la frustración y de la humillación.

También te interesa:  SÍNTOMAS DE INTOXICACIÓN EMOCIONAL

Ciceron dijo: “Somos más sinceros cuando estamos iracundos que cuando estamos tranquilos”

Investiga en la intención positiva que se esconde detrás de tus comportamientos de Ira, ¿ qué otros comportamientos puedes ejecutar que te sigan aportando eso?

Niveles Neurológicos de la Ira

Si sólo cambiamos nuestro entorno y nuestros comportamientos, sólo realizaremos cambios remediativos, es decir, sólo pondremos tiritas a la situación, mientras que cambios en niveles más profundos suponen cambios más reales y duraderos. Por ejemplo:

Si hay alguien que me hace entrar en Ira, es mi jefe.

Podemos cambiar de trabajo, no escucharle, imaginárnoslo desnudo… lo que se os ocurra a nivel de entorno y comportamiento. Y efectivamente habremos encontrado un Remiendo, que no viene mal para empezar… lo que ocurre es que pasado mañana nos encontraremos con otra persona que actúe como él y vuelva a despertar mi Ira….

Pregúntate a qué valores compromete la actitud que tiene tu jefe y tanto te hace enfadar, si tú CREES que vulnera tu honestidad ( un VALOR muy importante para tí ) y que NO TIENES LA CAPACIDAD para cambiar esa situación, es normal que se active tu Ira, y se activará ante todas las personas que actúen así.

Pero si en cambio, CREES que no se ha dado cuenta de su error y no busca dañarte, y que TIENES LA CAPACIDAD de encontrar la manera de hacérselo ver, habrás generado cambios en tus propias capacidades para resolver satisfactoriamente ese tipo de conflictos.

 

 

Nuestros artículos tratan de aconsejarte y darte a conocer otras vías de salud, pero si aun así te sientes perdido, te aconsejamos que vayas a un medico especializado en tu tema.
Compartir
Artículo anteriorARMONÍZATE CON CHI KUNG
Artículo siguienteTIEMPO DE VIVIR
Las publicaciones son de autores muy interesantes que hemos leído y que compartimos para el beneficio de muchas personas que necesitan ayuda. Si tu eres uno de esos autores y consideras que tu articulo no debe estar en nuestro blog, por favor escríbenos y lo retiraremos sin problemas

14 Comentarios

  1. Jojojo si le aguamte y quise ayudarla pero en um mimuto
    Sus ojos fuera d si idos su ravia paresia um perro ravioso sus saliva en boca.y su reaccion ni hablemos.solo quise ayudarla contenerla abrasarla hablarla despues del desastre. Muy vipolar.no pude. Me traisiona el alma mada pude hacer.y asi termine .

  2. Imaginé a mi supervisora Anita desnuda mientras me sermoneaba en público y sin razón ! No puedo parar de reir ! Pero si lo hubiera hecho entonces, me mataba porque era mas loca que yo ! Si se enfureció más porque no reaccioné… hasta la semana siguiente que le pasé una nota, y dije, me voy para que pueda seguir usando de trapos de piso a los que se quedan ! Ja ja ! Me amenazó con juicios, que era inocente , que si era culpable se iba ella, que levantara la nota, hasta pidió amparo a su peor enemiga !Pobre infelíz ! Al final las dos sufriamos la misma enfermedad, ella era hipertiroidea y yo hipotiroidea. Las dos locas pero de distinto calibre…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here