Convivimos con el chantaje emocional. Somos víctimas y verdugos en nuestras relaciones, no sólo de pareja, manipulando y siendo manipulado con la emoción más profunda de todas, el amor.

El chantaje emocional genera un gran desgaste en las relaciones. Se basa en usar las emociones o sentimientos para conseguir lo que deseamos. Con lo cual la otra persona se siente obligada o con el compromiso de hacer lo que le pedimos, aunque no lo desee.

El chantaje emocional juega a conseguir lo que quieres de otra persona a través de miedos, culpas u obligaciones. Todo este mecanismo se basara en las creencias y valores que tengan estas personas y consideren que es lo correcto.

Si tienes la creencia que la otra persona tiene que estar para todo, en el momento que no lo esté, vas a sentir que no te quiere e intentarás mediante el chantaje emocional que lo haga, para sentirte bien y querida.

Esto hará que tú te sientas bien, pero por otro lado el otro se habrá sentido obligado y manipulado a hacer lo que tu quieres y esto, atentará a su derecho de autonomía. Produciendo un sentimiento de frustración, enfado e incluso resentimiento en la otra persona.

Este tipo de conducta tóxica basada en la manipulación se considera una conducta agresiva que conlleva a una relación tóxica. Entras en un círculo vicioso donde se aprende que con chantaje emocional te sales con la tuya y lo utilizarás de manera inconsciente, sin darte cuenta, deteriorando la relación.

¿Para qué se usa el chantaje emocional?

Siempre, la gran pregunta es el ” Para qué”. Acostumbramos a preguntarnos siempre el porqué de las cosas cuando es una pregunta que no nos oofrece randes soluciones y que además es dificil de responder con certeza.

También te interesa:  LOS 4 TIPOS DE PENSAMIENTO DE TU MENTE

Ante comportamientos poco adaptativos hay que preguntarse “Para qué”, porque cuando conozcamos la utilidad que tiene, o debería tener, ese comportamiento, podremos cambiarlo por otro menos tóxico.

Así, ¿ Para que se usa el chantaje emocional?:

Para cubrir una necesidad de sentirse amado, de que nuestras opiniones cuentan y se valoran, para salirnos con la nuestra, para tener el poder pareciendo la víctima…

No importa condicionar a la otra persona haciéndola sentir culpable y obligada a decir, hacer,sentir, querer….lo mismo que nosotros queremos.

Muchas personas han aprendido que sólo serán felices si logran recibir amor, si logran que los otros las aprecien y den claras muestras de que son amadas o al menos, si logran la aprobación de los otros en sus acciones, entonces así serán felices.

Realmente el amor, está dentro de cada uno de nosotros y hasta que no aprendes a quererte a ti mismo, no estarás en la posición de dar amor verdadero a otra persona. Solo estarás pensando y enfocándote en lo que esa persona hace y no debería hacer según tú, y no en lo que tú das a los demás.

Solo cuando sabes amarte a ti mismo puedes llenar el vacío dentro de ti y realmente aceptar y amar a otros.

Si en tu infancia has padecido chantaje emocional, es muy probable que como adulto necesites constantemente la aprobación de los demás, que seas muy inseguro y sientas mucha culpa.

Y lo más grave de todo es que acabes utilizando el chantaje emocional en tus relaciones, porque es lo que has aprendido.De manera inconsciente irás deteriorando tu relación si no rompes este circulo vicioso.

También te interesa:  La leyenda de la mariposa azul

Por eso es fundamental, tener mucho cuidado con nuestros hijos, educarles en la cultura del no chantaje emocional.

Debemos desterrar de una vez por todas la dañina frase:

Si no……..( te comes eso/ me das un beso/ haces los deberes/ me pides perdón/ recoges tu plato…) no te quiero.

Nuestros hijos muchas veces nos sacan de quicio, y no siempre nos encuentran en un momento calmado en el que reflexionemos nuestras respuestas. A veces incluso nos han enfadado tanto que nos resulta complicado darles un beso. Y en esos momentos está bien no dárselo, de la misma manera que deberemos aceptar que ellos no nos lo den cuando están enfadados. Ahora bien la explicación a esa negación de una muestra de afecto debe ser siempre muy clara y parecerse a esta:

Yo te quiero y te querré siempre. En estos momentos estoy muy enfadad@ y necesito mi espacio, después te daré besos.

De la misma manera que no debemos utilizar el chantaje con nuestros hijos bajo ningún concepto debemos permitirles que ellos lo hagan con nosotros.

Sólo así, educando desde pequeños, conseguiremos una sociedad más limpia con individuos más seguros y por tanto más capaces de expresar y recibir amor sin dañar ni manipular al otro.

Así como algunos chantajes son transparentes y casi inofensivos, otros son destructivos. La humillación, la crítica, las amenazas y la manipulación llevada al extremo supone un maltrato psicológico, que hace decaer la autoestima.

También te interesa:  ¿Qué es la resiliencia?

El chantaje emocional es la principal arma para tener el poder sobre ti, por lo que si cedes a ese chantaje, serás un esclavo de esas personas, y lo peor es que tú lo estarás permitiendo.

Nuestros artículos tratan de aconsejarte y darte a conocer otras vías de salud, pero si aun así te sientes perdido, te aconsejamos que vayas a un medico especializado en tu tema.
  • Rodéate de personas positivas que confíen en ti y te apoyen.
  • ÁMATE, y por lo tanto respetaté. Si tú te respetas no permitirás que nadie traspase tus límites
  • Piensa en ti. Para dar hay que tener. Si tú estás bien, podrás ayudar a los demás a estar bien, pero si no lo estás, poco podrás hacer por los demás.
  • Aprende a diferenciar una petición de una exigencia. Pedir implica otorgar la libertad al otro para elegir entre satisfacer o no la solicitud, teniendo en cuenta su opinión. En cambio, al exigir no se proporciona tal alternativa y se ignoran los sentimientos y las necesidades de la otra persona.
  • Rompe el circulo vicioso. Cuando te manipulan no se hace abiertamente, se medio dicen las cosas, para romper con esta conducta, solo tienes que hacer explicito su juego. Utiliza una correcta comunicación asertiva para hacerle salir de esta forma de relacionarse. Pincha aquí para saber cómo
  • Hablar con respeto y empatía, diciendo como te sientes y lo que necesitas, siempre te acercara más a la otra persona que cuando usas la manipulación con medias verdades para conseguir lo que quieres.

18 Comentarios

  1. Estoy de acuerdo, el amor es libre no tiene ataduras de ninguna especie, cuando miro las aves, veo q siempre volaron juntas sin nesesidad de atar sus alas pues el vuelo no sería el mismo.Aprendemos del libro de la naturaleza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here