DE MUJER A MUJER

Quiero decirte, MUJER, que te amo, que cuentes conmigo, que te comprendo como nadie…

eres mi madre, mi hija, mi abuela, mi tia, mi nieta, mi sobrina, mi cuñada, mi suegra, mi nuera, mi amiga, mi hermana, la «actual» de mi ex, la «ex» de mi actual, mi vecina, mi prima, mi compañera de estudio o trabajo, mi compatriota, la habitante de cualquier país del mundo, con las mismas ideologías o totalmente diferentes, reina o plebeya, rica o pobre, morena, rubia, pelirroja, amarilla, ¡verde o azul, no importa!…

eres MUJER…

Energía Femenina igual a mí…

Sentimos el mismo bienestar al amar, el mismo dolor al parir, sangramos igual todos los meses, dejamos de sangrar y nos volvemos maduras y sabias..

deseo decirte que sufro tu sufrimiento, soy feliz con tu felicidad, comparto tus dudas y festejo tus aciertos…

Desde siempre trabajamos juntas…fuimos esclavizadas, torturadas, quemadas en la hoguera, ridiculizadas, discriminadas…

guardamos secretos y nos «replegamos» para sobrevivir…

nos flamaron locas, histéricas, brujas, pecadoras, santas, putas, lloronas, rebeldes, sumisas, inconformistas, intrigantes…

También te interesa:  ¿Dónde esta nuestro hogar?... Y porque estamos aquí?

nos quisieron vírgenes para violar nuestra «virtud» y luego acusarnos de «lujuriosas»…

Juntas nos embanderamos para trabajar por la Libertad y los Derechos Igualitarios…

nos mandaron a «lavar los platos» cuando aprendimos a conducir, nos criticaron y obstaculizaron cuando comenzamos a incursionar en ámbitos considerados exclusivamente masculinos…

¡Pasamos tantas cosas juntas, MUJER!…

¡cómo no sentirnos UNIDAS…!

Y UNIDAS debemos seguir en éste momento histórico de entrada a la Nueva Era de Luz…

donde tenemos la misión de Sanar a la Humanidad y al Planeta…

y enseñarles a ellos a equilibrar juntos las energías Femenina y Masculina para complementarnos y ayudarnos mutuamente a desterrar el Patriarcado, que tanto daño nos hizo a ambos y a nuestra Madre Tierra…

Ya es hora que la energía del AMOR se manifieste en todo su Poder…

¡Cuento contigo, MUJER!