La vida de las personas está a menudo llena de desafíos y cambios que pueden provocar sentimientos de tristeza. Entenderla y conocer su conexión con nuestro cuerpo nos ayudará a sentirla sin padecerla. A no sufrirla. A decirle “Adiós tristeza, adiós”.

A veces hay situaciones muy específicas que pueden ponernos tristes, por ejemplo obtener malos resultados en los exámenes de manera inesperada, la ruptura con la pareja, la muerte de un ser querido, etc.

La tristeza es una reacción psicológica y biológica natural.

Cuando percibimos una serie de eventos como negativos, nuestro cerebro reacciona ante ello, cambiando los niveles de ciertos compuestos químicos que provocan la experiencia emocional que llamamos tristeza.

Después de hacer frente a estos hechos negativos, los elementos químicos regresan a sus niveles naturales, haciendo desaparecer el sentimiento de tristeza. La mayoría de las emociones, como la felicidad, la preocupación, la ira, etc. se regulan de esta misma manera, mediante una combinación de la percepción psicológica y una reacción biológica. Sin embargo, como no todo el mundo ve las cosas de la misma manera, el mismo evento puede provocar reacciones muy diferentes en cada  persona. La reacción del cerebro (cambios en los niveles químicos) también puede ser diferente de persona a persona.

A veces, los sentimientos de tristeza surgen de la nada, sin ninguna explicación real, o acontecimiento negativo que le preceda. Estos sentimientos pueden desaparecer después de un par de días, pero a veces pueden permanecer por un tiempo muy largo. En estos casos, puede suceder que un triste recuerdo “despierte” y no nos demos cuenta de ello, pero nuestro cerebro cambie automáticamente el nivel de sustancias químicas responsables de la regulación de las emociones, dando lugar a la aparición de sentimientos de tristeza.

También te interesa:  VIGILA TU JARDÍN INTERIOR

También puede suceder que, debido a un mal funcionamiento en el sistema biológico o psicológico del cerebro, se activen las sustancias químicas responsables de tristeza en ausencia de eventos negativos, provocando que hechos que una persona normalmente no considera negativos lo parezcan. Esto puede suceder cuando nuestro pensamiento se ve afectado por factores como el estrés, el alcohol o las drogas, o bien cuando estamos enfrentándonos en situaciones relacionadas con el amor, o ante cualquier tipo de emoción.

Los pulmones se clasifican en el movimiento básico del metal que se caracteriza por la condensación de la energía, en la que las fuerzas que enfrían se mueven hacia adentro, todo lo contrario de la energía expansiva del elemento fuego.

A nivel físico los pulmones regulan la Energía Vital, la respiración y el tránsito de agua en el cuerpo, también controlan el tejido epidérmico.

Los pulmones emergen en la nariz. El intestino grueso que absorbe lo puro y excreta lo impuro se asocia a los pulmones. A nivel psicosomático, la respiración superficial y entrecortada que se experimenta durante periodos de ansiedad intensa es un síntoma común conocido tanto por lo médicos occidentales como por los orientales.

También te interesa:  COMO PERCIBIR LA ENERGÍA EMOCIONAL

A nivel somatopsíquico el equilibrio de la energía de los pulmones alimenta la integridad y dignidad.

Cuando se origina un desajuste Yin/Yang la energía se congestiona, los pulmones se dañan y se desajusta todo el aparato respiratorio. La circulación de la energía altera la respiración y la inhibe, al mismo tiempo, baja la resistencia y debilita el escudo de Energía Vital Protectora que rodea el cuerpo, entonces aflora la tristeza, la melancolía y el sufrimiento; el individuo pierde la confianza en la vida y afronta el futuro con pesimismo, vive desesperanzado, tiende al aislamiento y a la soledad.

La energía equilibrada y condensada de los pulmones predispone a una personalidad que demuestra dignidad y honorabilidad, sabe juzgar con rigor y ecuanimidad, tiene un gran sentido del deber y del sacrificio ejemplar. Los pulmones son la casa del Instinto (Po) que es el que hace presentir lo que es bueno o malo, de la atracción o repulsión como instinto de supervivencia; intuye las situaciones que están por suceder, es el sentido que ayuda a detectar peligros.

La tristeza y la melancolía son emociones que se correlacionan con una inadecuada eliminación de las toxinas, que se forman en el organismo. El objetivo del ejercicio de la grulla es el fortalecimiento de los órganos responsables de su expulsión.

Las cualidades de la grulla que se intenta imitar con este ejercicio son:

  • ligereza
  • serenidad
  • arrogancia
  • altivez
También te interesa:  APOSTAR POR LA CONCIENCIA

Esta práctica se relaciona con el elemento metal y contribuye al fortalecimiento de los pulmones y el intestino grueso.

Posición inicial: Debes estar de pie, firme pero relajando tu cuerpo durante algunos instantes.

Realización:

  • Avanza un paso con el pie izquierdo y medio paso con el pie derecho, levantando el talón del suelo, mientras elevas los brazos al frente, los abres hacia los costados e inspiras. Cruza las manos por delante mientras cargas el peso del cuerpo sobre el pie que avanza.
  • Avanza medio paso con el pie derecho, baja los brazos sin dejar de mantenerlos cruzados. Agáchate, abraza las rodillas, manteniendo la posición de los brazos y espira.
  • Levántate, avanza un paso con el pie derecho y medio paso con el pie izquierdo, levantando el talón del suelo, mientras elevas los brazos al frente, los abres hacia los costados e inspiras. Cruza las manos por delante mientras cargas el peso del cuerpo sobre el pie que avanza.
  • Avanza medio paso con el pie izquierdo, baja los brazos sin dejar de mantenerlos cruzados. Agáchate, abraza las rodillas, manteniendo la posición de los brazos y espira.

Repite varias veces la secuencia.

Nuestros artículos tratan de aconsejarte y darte a conocer otras vías de salud, pero si aun así te sientes perdido, te aconsejamos que vayas a un medico especializado en tu tema.

6 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here