Tu nombre una llave

Escrito por Lourdes

29/11/2013

Si bien ya llevo 20 años trabajando con el nombre de Arte de la Palabra según R. Steiner, fue hace siete años, que de manera “fortuita” descubrí el enorme potencial de diagnóstico y terapia que había escondido en el nombre.

Fue en un taller, en la “ronda de nombres” comprobé como efectivamente, según como cada persona decía su nombre, según que sonidos o sílabas estaban débiles, según que parte del nombre omitía y varios detalles más, podía hacer una “radiografía” de la persona y lo que resultaba aún más interesante, podía sugerirle un camino de trabajo.

Entre tanto escuché a varios cientos de personas, no puedo explicar “científicamente” como funciona, ¡pero funciona en el 100% de los casos! Es por esto, que he ido modificando mi enfoque de trabajo en los grupos y sesiones individuales y ya este año decidí hacer todo a través de “La fuerza sanativa de los sonidos de tu Nombre”.

Mi base sigue siendo el Arte de la Palabra, ya que ella me enseñó la cualidad y acción sanativa de cada sonido, también sigo trabajando con los ejercicios, según las indicaciones de R. Steiner. ¿Dónde está entonces la diferencia? El trabajo en el nombre acorta los tiempos, en un grupo, solo de escuchar a cada uno decir su nombre puedo descubrir que requiere.

Los casos donde se ve con más claridad el efecto del nombre, es cuando la persona se autodenomina con un mote, sobrenombre o diminutivo. Daré algunos ejemplos para clarificar:

Isabel se hace flamar Bel, insiste en que ese es su nombre. Se la ve una chica muy suave y hay algo que no cuadra, esa no es realmente ella, falta autenticidad. Tiene rechazo a ISA. Desde lo sonoro, iSa es la parte yan, la S es un sonido consonántico de fuego, enérgico. Al hacerla trabajar este sonido reconoce, que cuando saca la energía, es tensa. Vemos que tiene fuego dentro, energía, pero reprimida, porque la tiene asociada a lo tenso o negativo.

A través de su nombre completo aprende a integrar y aceptar esa parte suya. Con la ayuda de otros ejercicios donde aparecen muchos sonidos de fuego aprende a conectar con un hablar enérgico, entusiasta, con dirección y proyección, todo lo que le faltaba a su voz y su actitud interna.

Otra Isabel, se hace flamar Isa, en ésta observamos el caso contrario. A través de los sonidos B y L, se concilia con su parte yin, envolvente, calma.

Cada sonido es una energía y el nombre constituye la suma de energías que debemos integrar. A veces estamos en sintonía con él, otras muy alejados. Aunque digamos el nombre completo, un oído entrenado como el mío (y pronto el de todos los participantes) puede percibir, también en una Isabel que se nombra Isabel, cual energía tiene integrada y cual no.

Nuestro nombre siempre es correcto, siempre nos sienta bien, siempre nos fortalece. En los talleres comprobamos como nos fortalece la voz. Sabiendo que la voz está a su vez conectada con todo nuestro ser, con nuestras emociones, cuerpo y mente, tiene que ser evidente que nos fortalece en nuestro conjunto.

El ejemplo anterior se refería al tema de “Los 4 Elementos” y la “Expresividad y dinámica” de la voz. Cuando el tema es “Conectar y liberar la voz”, otra vez el nombre es clave para sugerir un plan de trabajo individualizado, rápido y efectivo.

Claustre, siempre había sido flamada Tate y llegó al primer taller con una voz completamente rota y un grave diagnóstico de nódulos en las cuerdas vocales, como muchos otros participantes. Siempre digo, que a pesar de los nódulos las voces pueden sonar bien.

Claustre, al decir su nombre, con toda la conciencia sonora que se le indicó, recupera por un instante su voz, oye su voz limpia y cristalina, ante la mirada atónita del resto de participantes y una inmensa conmoción interior.

Un trabajo intenso los siguientes meses, trabajando con ejercicios que contenían los sonidos de su nombre, fue sanando su voz.

Los sonidos de su nombre nos indicaban la ruta de viaje: Algo dentro, trabado, que sentimos en el sonido C, quiere ser liberado, quiere salir, fluir.

La L, como un manantial que se hace hueco en la piedra, traspasa el impedimento. Luego la voz se abre sin miedo al mundo con la A, sigue su camino hacia la infinita U, sintiendo con la S un calor interior muy despierto, para plantarse con valor y decisión en Tre. Un nombre que decirlo es un acto de valor y superación de obstáculos.

Todos los nombres nos muestran una ruta de viaje, nos ayudan a colocar correctamente la voz, a darle la expresividad que requiere, a darnos seguridad, consistencia.

El trabajo con los sonidos del nombre es apasionante y reconfortante, aunque también movilizador, siempre cae alguna lágrima, pero merece la pena.

Si quieres sentir la fuerza de tu nombre, si quieres mejorar tu voz o sentir más seguridad en ti mismo, da igual cual sea tu objetivo, todos estos elementos interactúan a la vez y están presentes en todos los talleres “para mejorar tu voz y capacidad comunicativa”.

Atrévete y experimenta. Empieza desde ya, nombrando a tus familiares y amigos por su nombre completo y pidiendo lo mismo para ti.

Autor: Tamara Chubarovsk

Más de este blog…

QUIEN CANTA SU MAL ESPANTA

QUIEN CANTA SU MAL ESPANTA

Este acto de desdoblar nuestra voz al exterior resulta mágico. Todas las culturas cuentan con cantos, pues todos los...

29 Comentarios

  1. Martha Del Aguila

    Y qué pasa si tienen dos nombres? Debemos mencionar siempre los dos nombres para que la persona se sienta completa:

    Responder
  2. Elvis Alvarado

    nunca me han gustado dirigirme a los demás por apodos y cortar los nombres, con este articulo comprendí el porqué me incomodan,muchas gracias por la información

    Responder
    • Irene Held

      Se trata de Rudolf Steiner, fundador de la Antroposofia.

      Responder
  3. xochitl

    Donde puedo tomar el curso??? Me intereso mucho en México.

    Responder
  4. Mari Vz

    Ja ja ya se viene el frío y empezamos a ver las tortas. . .

    Responder
  5. betty

    me gusta muchooo su pagina son. geni les !!!!

    Responder
  6. regine

    hola interesante .. yo tengo un nombre largo y aveces pesa .. me llamo regine Madeleine hellen doualle leandri …. y bueno a veces se que imposible que me digan todo le nombre completo … según mi humor me llamo de las tres formas …..no los niego me encnatan .. los complemento … cuando necesito mas dulzura hellen hace su parición … Madeleine pues magdalena….. y regine la guarrera …..que piensa usted ?? gracias

    Responder
  7. Verónica Silvia González

    Mi nombre completo es Verónica Silvia González, hasta hace pocos años me flamaban yoica y ahora verito, personalmente tiendo a acortar los nombres pero no me molesta que me llamen por sobrenombres, en general me dicen negra o gorda, (no soy gorda), me gustaria me revelen algo de mi nombre.

    Responder
  8. María Milagro Villalba Bello

    Hola,hasta hace algún tiempo usaba sólo Milagro, no me gustaba el María hasta que una amiga me dijo que de esa manera perdia poder desde ese momento comencé a usar María Milagro, me gustaría saber más sobre el tema, gracias.

    Responder
  9. ruben

    y si no es mucha molestia como seria mi nombre Rubén .

    Responder
  10. miriam del carmen troncoso chavez

    Me encanto esta portada de el nombre me gustaria aprender mas e interiorisar en el tema abrazos bendiciones gracias

    Responder
    • evolucion

      Discúlpanos Tamara, ya esta puesto. Gracias

      Responder
  11. Jesús Esmeralda de la Oliva Paico

    Me soprende el comentario de la letra ele , que significa atravesar, llegar al otro y ese es siempre mi propósito ayudar a los otros, trasmitir a los otros para surgir de igual a igual, el compartir para mí es vital. Ah, el nombre Jesús, nunca lo suso porque siempre pensé, que es nombre de hombre, siempre me presento como «Esmerada» y mi apodo es «Lala»

    Responder
  12. Ofelia

    Hola! en mi caso es complicado, creo, me llamo Natividad Ofelia Cristina Elsa, normalmente, a nivel personal, utilizo Ofelia, es el nombre con el que me siento identificada, pero me lo pusieron en la pila bautismal, en el registro aparezco como Natividad Cristina, esto quiere decir que a nivel oficial tengo que utilizar Natividad estoy comoda tambien con este nombre aunque normalmente me flaman Nati y los intimos Ofe, que opinas?
    Gracias y un abrazo!

    Responder
  13. Adriana*

    ¡Qué tema tan interesante! Sería bueno tener más información. Gracias. Adriana

    Responder
  14. Jorge Bongiovanni

    mi nombre Jorge

    Responder
  15. Betty

    Pero por ejemplo, cuando la mamá está embarazada muchas veces le resuena en su cabeza y corazón un nombre para su bebé y se dice que ese es el nombre perfecto para el bebé y que así se debe de flamar para que pueda resonar con el todo su poder, pero cuando por ejemplo en mi caso mi papá se opuso a ese nombre por tonteras y mi mamá por no tener problemas agarro y me puso los nombres de mis abuelas, esta historia la conocí ya grande pero desde pequeña nunca me sentía cómoda en que me flamarán así pero no sabia por que es más jamás me gustaron esos nombres y simepre tuve problemas con ello. Ya grande y cuando empiezas a conocer todo este tipo de cosas fue q mi mamá me platico la historia y cuando encontré la explicación del por qué no resonaba con mis nombres, en este caso que es lo que se hace? Como adoptar algo que nunca has sentido que es tuyo?

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *