TÚ ERES EL RESULTADO DE TI MISMO

78
6075

No culpes a nadie, nunca te quejes de nada ni de nadie, porque fundamentalmente tú has hecho el resultado de tu vida. Acepta la responsabilidad de edificarte a ti mismo y el valor de acusarte en el fracaso para volver a empezar, corrigiéndote.

El triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas del error.

Nunca te quejes del ambiente o de los que te rodean, hay quienes en tu mismo lugar supieron vencer; las circunstancias son buenas o malas según la voluntad o la fortaleza de tu corazón.

Aprende a convertir toda situación difícil en un arma para luchar. No te quejes de tu pobreza, de tu soledad o de tu suerte; enfréntate con valor y acepta que de una u otra manera son el resultado de tus actos. No te amargues con tu propio fracaso ni se lo cargues a otro.

Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible para claudicar: deja de engañarte, eres la causa de ti mismo, de tu necesidad, de tu dolor, de tu fracaso; si tú has sido el ignorante, el irresponsable, nadie pudo haberlo sido por ti. No olvides que la causa de tu presente es tu pasado como la causa de tu futuro es tu presente.

Aprende de los audaces, de los fuertes; imita a los enérgicos, a los vencedores, a quienes vencieron a pesar de todo. Piensa menos en tus problemas y más en lo que amas y tus problemas, sin aliento, morirán.

Aprende a nacer desde el dolor y a ser aún más grande. Mírate en el espejo de ti mismo y comienza a ser sincero contigo mismo, reconociéndote por tu valor, por tu voluntad y por tu debilidad para justificarte.

Recuerda que dentro de ti hay una fuerza que todo puede hacerlo, reconociéndote a ti mismo más libre y más fuerte. Dejarás de ser un títere de las circunstancias porque tú mismo eres tu destino y nadie puede sustituirte en la construcción de tu propio destino.

¡Levántate y mira por las mañanas y respira la luz del amanecer! Tú eres parte de la fuerza de la vida. Ahora despierta, camina, lucha.
Decídete y triunfaras.

Nunca pienses en la suerte, porque la suerte es el pretexto de los fracasados.

Pablo Neruda

Compartir

78 Comentarios

  1. Somos cocreadores de nuestro presente desde que éramos muy vulnerables en el vientre materno.Somos complices inconscientes.Pero la responsabilidad de la corrección es principalmente nuestra.Los veteranos Afganistán se suidan mucho mas que la población general, pese a que consultan
    al sisistema de salud más de una vez. Algo falla en el abordaje terapéutico del sistema.
    El piloto que estrello’ el avion de pasajeros a propósito, hizo más de 40 consultas médicas en los años recientes.
    Algo falla en el sistema de atención.Creo que el piloto buscó reiteradamente ayuda, pero no la encontró. No podemos endosarle toda la responsabilidad solo al paciente.
    Muchas gracias por darme la oportunidad de compartir mi opinión.

    • Seguramente era un mal buscador, un hombre que hace 40 consultas dentro del sistema y no hace ninguna fuera del sistema es un ciego absoluto.

  2. Por favor lean y miren a la verdad cara a cara, el punto de partida es nuestro interior y nuestra actitud, que se despliegan de adentro hacia afuera y no al revés …

  3. Qué dureza !!! Acusarnos ? Creo que nos edificamos hasta cierto punto. Hay cosas que no dependen de uno mismo, como nacer ni el hogar donde nacemos ni las posibilidades que nos otorga nuestro entorno, ni las propias capacidades, ni las propias cualidades, ni la posición socio-económica… somos una mezcla de lo heredado y lo adquirido. Todos queremos ser bellos, ricos y sanos pero no siempre es posible. Un poco más de estudio y seriedad tendría bien.

  4. ! Como no voy a admirar infinitamente como escritor,novelista,poeta.etc…a Pablito !Neruda,,Creanmen mis queridos amigos del facebook,esto es algo imperdible ,se los aseguro ,no se van arrepentir .!El hecho de comenzar diciendo: !No culpes a nadie “es un hermoso tiron de orejas para todos .! Gracias infinitas .

  5. Bueno lo más interesante es que soy un gran admirador de Neruda desde el Colegio. Siento que en algunas cosas tiene la razón pero en otras depende del ambiente y de las oportunidades de unos y otros.

  6. Nosotros somos el resultado de nosotros mismos, sin olvidar que en la vida hay barras de hierro que nos sujetan y nos tienen encerrados con nuestros deseos y libertades. Yo quiero pero no me dejan .Ellos pueden y a nosotros no nos dejan crecer.No es cristalina toda el aguA QUE CORRE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here