QUIERES ÉXITO? PUES NO DIGAS…

5
35884

Si quieres que el éxito entre y dure en tu vida, nunca digas estas frases que lo único que hacen es que el éxito salga corriendo por la puerta.

Hay mucho que quieres hacer con tu única vida. Pero al querer tener éxito, es fácil perderse en la idea de hacer más. Más viajes, más dinero, experiencias, libros, relaciones y así sucesivamente.

Te centras tanto en estos aspectos externos, que tal vez prestas poca atención a los hábitos que más importan. Lo que dices y piensas es, de hecho, más importante que lo que haces. Las palabras que pronuncias sobre una base diaria tienen un enorme impacto en las decisiones que terminas tomando.

Aquí te mostramos las 7 frases que necesitas para dejar de decir si quieres establecerte para triunfar:

“Necesito solucionar este problema”

Piensa en cómo decir esta frase te hace sentir. Primero, te sientes obligado porque te has dicho que NECESITAS hacer algo, lo que hace más probable que te rebeles y no hagas nada. En segundo lugar, has llamado a tu situación un problema, y por lo que has compartimentado una parte de su vida en una caja. Lo guardaste. De modo que es algo con lo que necesitas luchar.

También te interesa:  Pareja: Claves para detectar la manipulación.

Un problema nunca es un “problema”, es un desafío. Piensa en cuán poderosa es esa palabra. Con un problema es más probable que desees esconderte. Con un desafío, al instante sientes una oleada de energía para tomar alguna acción para avanzar, para tener éxito.

“No puedo esperar”

Esta declaración parece ser el tipo de cosa que te hará sentirte emocionado. ¿Pero no puedes ver que mirando hacia adelante a otro punto, te estás diciendo que este momento actual no es tan bueno como podría ser? Así que estás sacrificando tu vida, por un escenario imaginario que no tiene realidad propia.

Puedes dejar que una visión del futuro te inspire, siempre y cuando no devalúe el momento actual. Pisa cuidadosamente con “No puedo esperar”.

“Estoy cansado”

A menudo decimos esto cuando estamos tratando de hacer algo que realmente no queremos hacer. De hecho, te hace más cansado sólo con del acto de decirlo. Una mejor manera de pensar en la situación cuando te sientes cansado es aceptarlo, y luego proceder a hacer algo que encaje mejor con tus niveles de energía. No te quejes, simplemente acepta la sensación y sigue adelante

También te interesa:  10 ERRORES COMUNES DE LOS PADRES DE HOY

“¿Por qué hice eso?”

Después de cometer un error, esta pregunta puede ser constructiva. Puede permitirnos discernir las intenciones detrás de nuestras acciones. Sin embargo, si nos quedamos atascados en esta cuestión, podemos caer en un lazo de auto-odio y culpa. La mejor pregunta que merece la pena es: “¿Cómo puedo asegurarme de no cometer el mismo error otra vez?”

“Desearía no sentirme cómo me siento”

En su libro, “El arte sutil”, Mark Manson sugiere que: “La aceptación de una situación negativa es una experiencia positiva. El deseo de una experiencia positiva es en sí mismo una experiencia negativa”. El momento en que resistas la forma en que te sientes es el momento en que intensificas esos sentimientos. Empieza a abrazar la forma en que te sientes, todo el tiempo.

“No es mi culpa”

Siempre que culpes a alguien o algo por tus circunstancias actuales, le das tu poder. Tú rechazas el presente y te arrojas a la víctima. Mientras que las cartas que te han repartido no son tu culpa, la forma en que juegas esas cartas es enteramente tu plena responsabilidad.

También te interesa:  7 MENTIRIJILLAS SOBRE LA PAREJA

“Me pregunto qué pensarán”

No es tu trabajo preocuparte por lo que otros piensan. Lo único que puedes hacer es ser auténtico, y dejar el resto a ellos. Sólo tienes que mantenerte a ti mismo cuando estás planeando compartir algo con alguien. Si es algo que sientes que quieres compartir, probablemente lo necesites.

5 Comentarios

Deja un comentario