Encrucijadas, momentos de desánimo, decisiones vitales…. hay tantos momentos en los que clamamos por una guía, algo que nos diga por dónde seguir, cómo seguir, qué decisión tomar… Recurrimos a las más diversas opciones, desde canalizadores, psicológos, amigos…si me apuras hasta el “cara o cruz”. Y yo te propongo ¿quieres escuchar tu voz interior? ¿ Quieres sintonizar con tu GPS particular? Te vamos a ayudar en esto, sólo sigue leyendo.

Cuando eras un bebe nadie te indicó cómo succionar el pecho de tu madre para obtener tu alimento, como nadie te enseñó a dar tus primeros pasos aunque alguien te ayudara, tú y sólo tu propia naturaleza te enseñaron lo que debías hacer.

Todo tu organismo funciona sin que nadie le diga cómo hacerlo y esto no ocurre sólo a nivel biológico, tú y sólo tú encierras toda la sabiduría que necesitas para guiarte en tus pasos.

Puedes llamarle Alma, puedes llamarle instinto, puedes llamarle Voz interior, o espíritu o intuición… ¿ qué más da cómo le llames si no confías en ella?

Y esto es lo más importante que debes aprender, a confiar en que eres el portador último de tu sabiduría interior, que nadie mejor que tu voz interior sabe lo que necesitas en cada momento.

También te interesa:  RESPIRA BIEN PARA VIVIR MEJOR

Sin este requisito nunca vas a aprovechar todo el potencial del que estás dotado, aprenderás por ensayo y error y no es el método más inocuo para aprender…

Un segundo paso es tener la certeza de que sabrás interpretar adecuadamente los mensajes que te de tu voz interior.

Muchas personas están convencidas de que tienen un Alma que intenta comunicarse con ellas, o que poseen un alto grado de intuición, sin embargo están convencidas de que su mente va interferir en el proceso, no confían en si mismas como para creer que podrán interpretar a su voz interior y con ello imposibilitan la comunicación.

Si somos capaces de aprender otros idiomas ¿ por qué no vamos a ser capaces de comunicarnos con nuestra voz interior? Sólo tenemos que aprender…

Te propongo unos consejos para ir poco a poco aumentando la confianza en tí mismo e ir trabajando la comunicación con esa parte de ti que siempre tendrá las respuestas que buscas.

1.Tiempo: Se necesita tiempo para ir rompiendo todos los muros que has colocado entre tú y tu alma, toma un ratito cada día y pon conciencia en el hecho de que hay una parte de ti que está accesible y deseosa de establecer contacto contigo, imagina que es como un bebé al que le hablas con amor y aun no sabe expresarse pero a base de manteneros en presencia mutua vais aprendiendo a comunicaros.

También te interesa:  TOMA CONCIENCIA DE TU MAESTRO INTERNO

2.Silencio. Mantén silencio y deja que el murmullo de pensamientos se disipen y aquieta la mente. Focalízate en un punto de luz, practica este ejercicio hasta que poner la mente en blanco, se transforme en parte de tu naturaleza. Sólo tienes que permanecer así, sereno, confiado…

3.Escucha tu sentir. Descubre como los sonidos te hablan a través de tus sentimientos y tus emociones. Deja que el corazón emita su VOZ desde tu Interior y tu escúchalo con amor, sin tratar de interpretar nada, sólo acostumbráte a su lenguaje. En cualquier situación clave escucha cómo se comporta tu corazón, que forma de expresarse tienen tus emociones ante ese hecho, cómo se expresan tus músculos ante lo que te agrada y lo que te desagrada, ¿ se contraen, se distienden? Tu voz interior se expresa a menudo en pequeñas alteraciones musculares.

4.Siente. Descubre el mensaje en el sentir. Interpreta los sentimientos que fluyen en las emociones que acompañan a tu voz interior. Descubre el lenguaje esencial del Amor y abraza todo tu sentir.

También te interesa:  CON QUÉ HEMISFERIO ESTÁS DESPERTANDO

5.Alerta. Mantente atento porque tu voz interna te habla de muchas maneras. Puede ser a través de un mensaje en un libro que leas, a través de un amigo, de una canción o de una simple oración escrita en carteles.
Sabe que de mil maneras se manifiesta y por eso debes estar siempre en alerta.

6.Pregunta. Preguntale a tu voz interior, a tu alma, a tu conciencia yo soy que te muestre las respuestas a tus preguntas. Mientras vas encontrando la fluidez en la comunicación puedes “pactar” con ella las respuestas, por ejemplo.

Dudas sobre si aceptar un trabajo, preguntále a tu voz interior de una manera similar a esta:

¿ Me conviene aceptar este trabajo? Si la respuesta es positiva muéstrame  la imagen de un unicornio ( o de lo que tú quieras, algo que no sea excesivamente sencillo de ver) en el plazo de 24 horas…

Doy fe de que es algo que realmente funciona, ¿ quieres probarlo?

Nuestros artículos tratan de aconsejarte y darte a conocer otras vías de salud, pero si aun así te sientes perdido, te aconsejamos que vayas a un medico especializado en tu tema.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here