¿Por qué no tengo fuerza de voluntad?

Existen algunas personas que no tienen fuerza de voluntad al acabar los proyectos, que empiezan y les cuesta horrores y todo se queda a la mitad inevitablemente, estas personas sufren porque no consiguen acabar nada. Se sienten deprimidos y creen que no son capaces de hacer nada. Sin embargo, lo que les ocurre es que no tienen fuerza de voluntad. Aquí te damos algunas razones que explican porque les ocurre esto:

1.Son demasiado perfeccionistas.

Cuando se enfrentan a un proyecto interesante, que les motiva lo suficiente y que quieren hacer bien a toda costa existen grandes posibilidades de que, si solo depende de ellos mismos, lo vayan posponiendo hasta el infinito. El motivo no es otro que la autoexigencia suprema.

2.Se les esfuma la emoción en mitad de un proyecto o nueva actividad.

Hay gente que empieza a ir a correr por las mañanas antes de ir a trabajar. Esta gente al principio estan muy motivados, pero a medida que pasan los días pierden interés. Eso se debe al hecho que no les gusta tanto como creían dicha actividad ya que sino se levantarían pronto para ir a correr.

También te interesa:  LAS CELULAS ¿NOS SIENTEN O NOS ESCUCHAN?

3. No quieren acabar por miedo a ser juzgados.

Algunos lo flaman el miedo del artista: el miedo a la crítica, el miedo al rechazo, el miedo a la mala acogida, el miedo al fracaso. Todos sabemos lo duro que resulta poner algo a la venta y que no lo compre nadie, escribir algo y que a la gente no le guste, pero debemos vivir con este riesgo. Debemos seguir adelante, obsesionarnos con lo que diran los demás no nos ayuda avanzar.

4.No piensan en las metas a largo plazo.

Muchas veces la fátiga de realizas cierta actividad, por ejemplo un curso de idiomas, hace que lo dejemos.
 
Pensamos entre el trabajo y/o estudios y la vida social no tengo tiempo. Entonces, al cabo de unos años vienen a nuestra mente los «Y si»…si hubiera seguido con ese curso de chino, ahora podría llegar a una ubicación mejor.
 
Pensar en el pasado no sirve de nada, porque no lo puedes cambiar. Así que la próxima vez que te encuentres ante una situación de este tipo sabrás que deberás hacer.

También te interesa:  APRENDE A CERRAR CICLOS