En este post vamos a descubrirte algo más sobre tu propia personalidad. Para ello debo realizarte la siguiente pregunta ¿piensas con la cabeza o con el corazón?. Si no lo tienes muy claro sigue leyendo y si ya te clasificas en una de las dos categorías descubre lo que esto dice de ti.

Es indudable que podemos “dividir” a las personas en función de si son más emocionales o más racionales.

Esta división se realiza atendiendo a la forma de tomar decisiones, las personas más racionales toman decisiones basadas en análisis mentales de la situación mientras que las emocionales lo hacen más bien basándose en los sentimientos que les despiertan, en la intuición, en aspectos relacionales…

Pero, ¿ tiene esto alguna base ciéntifica? ¿ Existen investigaciones al respecto? Si es así ¿ qué resultados se han obtenido?

En el siguiente articulo podemos saber algo más de esto:

¿Piensas con el corazón o con el cerebro? Tu respuesta puede decir mucho acerca de tu relación con los demás

¿Crees que haces tus elecciones con la razón o por la emoción?

¿Y dónde está tu “yo”, en el cerebro o el corazón ,metafóricamente por supuesto?

En el 2013, científicos hicieron esta pregunta a cientos de estudiantes de la Universidad Estatal de Dakota del Norte. Y los científicos se dieron cuenta de que la respuesta reveló una serie de características psicológicas.

También te interesa:  El túnel de la Fé

La mayoría de las personas que dijeron que su “yo” estaba en el corazón (cerca de la mitad de los encuestados) eran mujeres y era más probable que se basaran en la emoción de tomar decisiones morales (como solicitar que las ejecutaran junto a sus hijos en el caso de la pena de muerte en USA).

En esta situación hipotética, la gente “corazón” era más propensa a pedir que les ejecutaran junto a sus hijos; una elección emocional y no racional, ya que dos personas serían condenadas y no sólo una. Mientras que las personas que decían que el “yo” estaba en el cerebro; tuvieron mejor rendimiento en pruebas de conocimientos generales y se preocuparon menos en situaciones de estrés.

Ahora una nueva investigación ha vuelto esto aún más interesante.

Un estudio reciente muestra que, cuando la gente sobrepone su “yo” puede interferir con sus puntos de vista sobre la legalización del aborto o los criterios que definen la muerte de una persona.

Científicos de la Universidad de Columbia utilizaron varios parámetros para establecer si una persona era más emocional o racional (corazón x cerebro) por lo que el entorno tenía menos que ver en la respuesta de los participantes.

También te interesa:  El control de la mente sobre el cuerpo

Por ejemplo, imagina que eres un donante de órganos y que después que murieras y donaras tus órganos también repartirías $100 millones de dólares entre las personas que van a recibir tus órganos.

Resulta que la mayoría de las personas darían la mayor parte del dinero para las personas que van a recibir el trasplante de corazón o de cerebro (en el caso hipotético que fuera posible el trasplante de cerebro).

Muy poco dinero se le daría a las personas que recibirían los ojos; estómago y otras partes del cuerpo.

Curiosamente, los hombres darían más dinero para las personas que recibirían el cerebro; mientras que las mujeres darían más dinero a las personas que recibirían el corazón.

Quienes afirmaba pensar con el corazón tenían más probabilidades de apoyar las leyes contra el aborto; basándose en la primera detección de los latidos del corazón del feto, y además dijeron que la muerte debía ser declarada cuando el corazón dejará de latir; más no cuando el cerebro dejara de funcionar .

También es curioso que estas personas eran más propensas a donar dinero a instituciones de investigación sobre enfermedades cardíacas; mientras que las personas cerebrales, preferían hacer donaciones para investigaciones de enfermedades de la memoria.

Los científicos creen que, cuando localizamos nuestro “yo”, se relaciona con la visión que tenemos sobre nuestra relación con los demás. Las personas que se consideran más independientes localizan el “yo” en el cerebro, como el punto más familiar al corazón.

También te interesa:  LAS 15 EMOCIONES MAS TOXICAS

Si los científicos logran encontrar una ubicación que pueda determinar los rasgos de personalidad, y lo prueban, un nuevo campo de investigación se podría abrir. Ya que se podría determinar, por ejemplo, qué sería lo mejor que una persona pudiera estudiar, o qué tipo de persona sería más adecuada en cuanto a lo sentimental.

Y tú, ¿ has localizado tu “yo”?.

Conocernos tiene sin duda un valor incalculable a la hora de tomar las decisiones más beneficiosas para nuestra vida.

Y como todo en esta vida lo ideal es alcanzar el equilibrio, podemos tener tendencia a actuar desde un lugar o desde el otro, pero lo adaptativo es ser conscientes de ello y utilizar una perspectiva u otra en función de la situación a la que tengamos que hacer frente.

Pero aún hay una tercera opción, contemplar ambas posibilidades,como cuando hacemos una lista de ventajas e inconvenientes.

Cuando tengas que tomar una decisión anota en una columna cómo lo harías si te basases sólo en lo racional, y en la otra qué harías basándote solo en lo emocional…

 

6 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here