Inicio Arbol Genealógico MALDICIONES: PUNTO DE VISTA TRANSGENERACIONAL

MALDICIONES: PUNTO DE VISTA TRANSGENERACIONAL

0
443
Maldiciones
Maldiciones

Las Maldiciones generacionales Vs. el transgeneracional.

Las maldiciones generacionales: un tema realmente apasionante e intrigante, un tema que la biblia nos habla desde hace más de 2000 años.

Y para ser un poquito más exacto te comento que los libros de:

Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio  fueron escritos en el año 1400 a.C. es decir hace unos 3400 años.
Y otros como Ezequiel hacen unos 550 a.c.

¿Me pregunto cómo puede ser que ya hace más de 3400 años  tenían la sapiencia de lo que eran las maldiciones generacionales?

Sabían muy bien que situaciones o conflictos se transmitían y que estos hechos o sucesos, se transmitían de generación en generación, hasta la tercera o cuarta generación, hasta tenían muy claro cómo tratarlas o enfrentarlas.

Hoy estamos hablando del transgeneracional, que sería el equivalente a las maldiciones generaciones.  La historia de la familia y como esta historia de alguna u otra manera nos pudo haber influenciado, pero todo esto es relativamente nuevo. Porque recién por los años 70 se empieza hacer una exhaustiva investigación y a raíz de esto el transgeneracional empieza a tomar auge. Entre los principales exponentes podemos citar entre otros a:

Didier Dumas – Alejandro Jorodowsky – Isaac Singer
Nathalie Zadje – Anna Shuasenberger – María Törok
Nicolás Abraham – Carole Labédan – Chantal Rialland

La idea de este post  es hacer un paralelismo de las maldiciones generacionales con el transgeneracional, es decir cómo se ven las cosas desde la Biblia y como las vemos desde el transgeneracional.

 En este día pongo al cielo y a la tierra  por testigos contra ustedes, de que les he dado a elegir entre la vida y la muerte, y entre la bendición y la maldición. Escojan, pues, la  vida, para que vivan ustedes y sus descendientes.

Deuteronomio 30:19

Punto de vista Bíblico:
Había que escoger no quedaba otra, si escogías por las bendiciones, estas se transmitirían también a tus descendientes, pero si no era así, serás maldito y esto se transmitirá a tus hijos, nietos, etc.

Punto de vista transgeneracional:
Podemos decir que las bendiciones son como los recursos que nos ofrece el árbol genealógico, que estos también se transmiten a la descendencia.

Pero también estaban las maldiciones o los programas que también se podían transmitir de generación en generación.

¿Que son las maldiciones generacionales?

Punto de vista Bíblico:
A lo largo de la Biblia podemos leer sobre los pecados y las maldiciones,  y los efectos que estos pueden llegar a ocasionar sobre sus descendientes debido a una atadura espiritual.

Punto de vista transgeneracional:
Son los famosos programas que hablamos en transgeneracional y  los efectos que ellos pueden tener sobre sus descendientes.
Se puede estar repitiendo o reparando  un programa que se vive como una fidelidad familiar. (o lealtad familiar)

¿Cuáles son esas maldiciones generacionales que nos habla la biblia?

Podemos leer muy claramente en Deuteronomio 28: 1-14 sobre  las bendiciones, las cuales tienen mucha similitud con los recursos que encontramos en el árbol, y en Deuteronomio 28:14-67 las maldiciones las cuales nosotros llamaremos programas.

Fran Hammond clarifica muy bien en su libro “Rompiendo las Maldiciones”, las maldiciones que por desobediencia podrían suceder. T=transgeneracional

1.- Pobreza o insuficiencia financiera completa.
T.- Esto hoy puede ser una traba para ganar dinero.

2.- Esterilidad e impotencia, así como abortos y otras complicaciones en el área de la reproducción.
T.- Puede generar programas para no tener hijos.

3.- Fracasos en planes y proyectos.
T.- Nos pude generar algún programa de no poder tener éxito en la vida.

También te interesa:  El significado del desorden en nuestro hogar

4.- Muertes prematuras y muertes por causas no naturales.
T.- Esto da origen a lo que llamamos el Yacente o miembro fantasma.

5.- Enfermedades y dolencias, sobre todo afecciones crónicas y hereditarias.
T.- Dando origen en caso que se repitan en fechas similares a lo que hoy conocemos como síndrome aniversario. O doble por enfermedad.

6.- Vidas con traumas, siempre se va de una crisis o otra.
T.- Podemos estar en la vida como victimas

7.- Quebrantos mentales y emocionales.
T.- Problemas en de orden psicológico.

8.- Ruptura de las relaciones familiares e incluso divorcios.
T.-Dificultad para conseguir pareja.

Podemos entonces decir que los efectos de las maldiciones que se pueden estar viviendo son:

Pobreza, esterilidad, enfermedades, dolencias crónicas, fracasos, derrotas, humillaciones, alteraciones mentales, tormentos, traumas constantes, obstáculos espirituales, dominio por parte de los demás y abandono tanto de Dios como de quienes nos rodean.

Pero sin ir más lejos desde el punto de vista transgeneracional podemos decir  que los pecados de nuestros ancestros se manifiestan a traves sufrimientos, enfermedades, limitaciones etc. Estamos bajos los mismos efectos de las maldiciones, pero las llamamos programas, por ejemplo en vez de esterilidad, programa de no poder tener hijos, programa de no poder tener pareja, etc. Son programas o maldiciones generacionales que se pueden o no heredar e instalar en nosotros.

  • No olvidemos del poder del lenguaje, la biblia al respecto nos dice:

La vida y la muerte dependen de la lengua…….

Proverbio 18: 21

La palabras tienen poder para construir (decir una bendición) pero también para hacer mucho daño, tal es así que una maldición se puede transformar en un mandato familiar.
Te suena:

“Tu serás abogado como fueron tu padre y tu abuelo”

“En esta familia no hay lugar para vagos, hay que trabajar”

“Como sigas trabajando de eso, acabaras en la miseria”

  • Soy Inocente!!!

Como el gorrión en su vagar y la golondrina en su vuelo, una maldición sin motivo no llegar a su destino.
                                                                                                             Proverbio 26: 2

 Punto de vista Bíblico:
Si alguien por algún motivo te maldice y tú no eres culpable, dicha maldición no tendrá efecto.

Punto de vista transgeneracional:
En transgeneracional partimos de la base que todos somos inocentes.

Una golondrina mientras vuela ningún daño podrá hacer a nadie, lo mismo que si tú eres inocente ninguna maldición daño te hará.

  • Veamos ahora que nos dice el Éxodo al respecto.

“No los adorarás ni los servirás. Porque Yo, el Señor tu Dios, soy Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que Me aborrecen”
                                                                                                              Éxodo 20: 4-5

Desde el punto de vista Bíblico:
Estaba muy claro que Dios era muy enérgico en relación a la idolatría, la cual incluía a los padres, para lo que dejaba muy claro en Éxodo 20:12

También te interesa:  ROMPER CON LA HERENCIA DE COMPORTAMIENTOS DAÑINOS

 “Honra a tu padre y a tu madre, para que vivas una larga vida en la tierra que te da el Señor tu Dios”
 Éxodo 20:12

Pero que es iniquidad:
Es maldad, impiedad o culpa  y su gravedad esta por encima del pecado. Como tal es una ofensa contra Dios, fundada en el desconocimiento y rechazo de las leyes del Señor.
Por consiguiente dice Dios que castigara la iniquidad de los padres hasta la tercera y cuarta generación.
Pero en el fondo se trata de un principio y no de una condición sin ecuanón. Simplemente porque los hijos no son culpables y también tienen el derecho a poder redimir. Porque también ya veremos que cada cual es responsable de sus actos. Pero si está claro que si se produce la herencia de la maldición se producirá el castigo.

Desde el punto de vista transgeneracional:
En cuanto a los padres debe existir un equilibrio en cuanto al dar y tomar, hoy podemos decir gracias a Bert Hellinger que no solo es importante el Amor sino también que debe existir un orden. Dentro de él está el dar y  tomar. Los padres dan los hijos solo reciben. (por ahora lo dejamos así, dado que próximamente sobre este tema escribirle un post).
Desde el transgeneracional decimos que es una tendencia o programa, que puede que suceda como que no, los hijos pueden tomar conciencia para la acción y el cambio.

Vamos a dar en ejemplo para aclarar un poquito más esto:
Si un padre es alcohólico o tiene una adicción importante, esto puede ser que entorpezca su vida, porque esta situación puede hacer que la persona se meta en muchos problemas, puede caer enfermo o si se mete en muchos líos puede llegar hasta ir preso, y esta situación perjudicaría a la familia económicamente porque dejaría de  trabajar, inclusive su hijo podría volcarse a la adicción dado que lo podría ver como normal, ya que es lo que aprendió en su hogar y lo puede estar viendo como algo normal. Es aquí cuando el hijo si se ve afectado por la situación de la maldición puede repetir o reparar.

Maldito sea el que trate con desprecio a su padre o a su madre……
Deuteronomio 27:16

Está claro cómo se hablaba  en esa época del concepto de Hellinger, de los órdenes del amor,  y la importancia que tiene de tomar a los padres, porque ellos dan la vida…..

  • Anton pirulero que cada cual atienda su juego.

No  vamos a ponernos a jugar, pero no estaría mal verdad ¿ jejej simplemente lo que quiero decir es que cada cual tiene que ser responsable de su vida, de sus actos, y en esa época ya se mencionaba el principio de responsabilidad individual, que estaba implícito en:

“Los padres no morirán por sus hijos, ni los hijos morirán por sus padres; cada uno morirá por su propio pecado”
                                                                                                                   Deuteronomio 24:16

También te interesa:  EL PODER CURATIVO DE LA PALABRA

Desde el punto de vista bíblico:
Se establecía el principio de responsabilidad individual, con lo cual no se podía justificar diciendo esto es una maldición o una atadura.

Desde el punto de vista transgeneracional:
Recurrimos a la toma de consciencia, descartando así la herencia o la fidelidad familiar.

  • La culpa ha sido mía……….

Siempre ha sido muy fácil culpar a los otros por nuestros problemas o mala suerte. Fácilmente nos podemos remontar a la época de Adán y Eva, cuando Dios llamo a Eva para preguntarle qué había sucedido, porque había desobedecido, ella contesto:

“que fue por culpa de la serpiente”

Cuando Dios se confronto con Adán el contesto:

“la culpa ha sido de Eva”.

Así funcionamos la mayoría de veces, tal es así que cuando el pueblo Judío estaba deportado en Babilonia se quejaban constantemente que la culpa había sido de sus ancestros, y esto dio lugar al nacimiento de un refrán:

“Los padres comen uva agrias, y los dientes de los hijos tienen la dentera”
                                                                                                                            Ezequiel 18:2

 Desde el punto de vista Bíblico:
Dejar de culpar a otros por nuestras desgracias. Estamos padeciendo los pecados de nuestros padres.

Desde el punto de vista transgeneracional:
Es no querer o poder tomar consciencia  para la acción y el cambio. Estamos en nuestrea zona de confort.

  • Asumamos nuestra responsabilidad!!!

Los judíos en Babilonia se seguían quejando echando culpas a sus padres y abuelos de lo que estaban padeciendo, así que Dios ya más enojado que antes por las quejas, a través de Ezequiel el profeta elegido les mando un ultimátum primero deportándolos a Caldea y segundo les volvió a decir con más ímpetu lo siguiente:

“Vivo Yo”, declara el Señor Dios, “que no volverán a usar más este proverbio en Israel.
Todas las almas son mías; tanto el alma del padre como el alma del hijo mías son. El alma que peque, ésa morirá.
Ezequiel 18:3-4

Desde el punto de vista Bíblico:
Una vez más Dios insiste sobre que los hijos no podrán sentirse victimas por los pecados de los padres.

Desde el punto de vista transgeneracional:
Somos inocentes y no debemos emitir juicios. Tomar consciencia para poder liberarme de cualquier atadura que nos impida vivir cómodamente forjando nuestro propio destino.

  • Como hacemos para salir de todo estos enredos de maldiciones generacionales y transgeneracionales.

Primero y principal:
Es tener el deseo de sanar, esto tampoco es nuevo, porque de alguna u otra manera todos conocemos esa famosa frase que  dijo Jesús:

 Levántate, y anda ……

Pero para poder decir esto, Jesús tenía que estar seguro que el enfermo quería sanar, para lo cual le pregunto:

¿Quieres ser curado?

Y luego de su respuesta le dijo:

Levántate, coge tu camilla y anda.

Todo esto sucedió hace miles de años. Lo podemos leer en el Evangelio de San Juan 5:1-18.
Pero a pesar de la antigüedad de lo sucedido hoy sigue teniendo la misma vigencia.

Y tu: ¿quieres ser curado?

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com