La infancia es la etapa de la vida más significativa en la que arrastras e interiorizas valores, aprendizajes y conductas. Muchos psicólogos especialistas en el estudio de las etapas infantiles como Jean Piaget o Erik Eriksson remarcan la importancia de una maduración gradual y de ir superando las distintas etapas de forma satisfactoria para no quedarnos atrapados en ninguna de ellas.

Si tenemos que señalar quienes son las personas que más influyen en el niño estos van a ser sus progenitores o su cuidador principal. La inmensa mayoría de los padres y cuidadores nos aman, quieren lo mejor para nosotros y saben que es una tarea complicada. Sin embargo, muchas veces querer no es poder.

Lo que vivimos en la infancia nos afecta cuando somos adultos

No todas las paternidades y maternidades se dan en un contexto ideal. Puede existir un desequilibrio en la distribución de las tareas, una falta de madurez emocional, crisis en la propia pareja o simplemente a algunas personas esta nueva responsabilidad les desborda o les resulta dificultosa.

En este artículo no vamos a juzgar esa labor, ni queremos que nadie lo entienda así. Pero sin duda, algunas crianzas han marcado negativamente la vida de algunos niños que hoy ya son adultos. Vamos a nombrar algunas y relacionarlas con conductas que pueden aparecer en la vida adulta, porque a veces el conocimiento y la introspección es la mejor arma para vencer nuestros demonios.

También te interesa:  EVITA LAS REDES DEL CHANTAJISTA EMOCIONAL

Actitudes de los padres que incapacitan vivir plenamente a sus hijos

Las experiencias que vivimos en la infancia son determinantes en muchas ocasiones para nuestra vida adulta. Existen una serie de actitudes de los padres hacia sus hijos que más que ayudarles los incapacita para vivir plenamente en el futuro:

La sobreprotección: los padres quieren evitar que les ocurra algo malo a sus hijos y creen que suprimir su libertad es la clave. Su miedo es tan intenso que necesitan tenerlos controlados, en un “área segura”. Las consecuencias que pueden aparecer son timidez, falta de iniciativa, duda patológica al iniciar cualquier actividad en solitario y una continua búsqueda de aprobación

“La infancia tiene sus propias maneras de ver, pensar y sentir; nada hay más insensato que pretender sustituirlas por las nuestras”
-Jean Jacques Rousseau-

Proyección de los deseos frustrados de su juventud en sus hijos: algunos padres ansían que sus hijos puedan llegar a ser lo que ellos nunca fueron, sin consultarles. Y si no resultan ser todo lo bueno que se esperaba de ellos, remarcan su falta de valía en lo que hacen. Las consecuencias son falta de autoestima, baja tolerancia a la frustración y dependencia emocional.

También te interesa:  ESCUCHAR A LA GENTE QUE SE QUEJA ES MALO PARA EL CEREBRO

Ausencia de muestras de cariño: esta actitud suele ser de las más demoledoras. Un niño necesita el contacto con sus padres, necesita recibir cariño o percibirlo. Sino, asumirá que la frialdad es la actitud a tomar. Las consecuencias van a ser una búsqueda desesperada de cariño en otras personas, problemas en balancear y expresar sus emociones.

“Todo niño viene al mundo con cierto sentido del amor, pero depende de los padres, de los amigos, que este amor salve o condene”

Actitudes depresivas en algún progenitor o sensación de inutilidad: ver en su hogar como las personas expresan continuamente que su vida nos les hace feliz, va a provocar un intenso desgaste emocional importante en el niño. En esa edad se necesita un contexto lleno de vitalidad y un ambiente agradable.

Comparaciones con otras personas o hermanos: Algunos padres creen que sus enseñanzas valen igual para todos los hijos que tengan, ignorando sus diferencias individuales. Las consecuencias van a ser un sentimiento de inutilidad en el niño además de una falta de confianza en sus capacidades y destrezas.

Presenciar discusiones, enfrentamientos o vivir un divorcio de los padres: todos los divorcios son duros, pero cuando existen hijos todo se complica mucho más. Muchas parejas utilizan la “alienación parental” con sus hijos destrozando por completo su inocencia y haciéndoles sentir un problema. El niño tendrá un marcado sentimiento de abandono y confusión
cognitiva y emocional.

También te interesa:  ADICCION A LAS PERSONAS

Cuando esos problemas que vivimos en la infancia aún duelen

Aunque pasen muchos años y todo lo vivido parezca muy lejano y olvidado, quizás hayas tenido que vivir con las consecuencias que hemos explicado. A veces, guardarás recuerdos nítidos de todas esas situaciones que te hacían sentir mal y no entendías y que hoy entiendes pero con algo de pena y mucha resignación.

Una buena manera de quitarte ese lastre es hacer una “catarsis emocional” con las personas que vivieron toda esa situación contigo, incluidos tus padres, es decir liberarte de todo aquello que tienes dentro, expresándote. La importancia de liberarse de lo negativo, de ese lastre nos ayuda a caminar más ligero.

Podrás entender mejor sus circunstancias con las tuyas y si llega el momento, no volverlo a repetir con tus hijos. Porque una vez es suficiente, porque las cosas siempre se pueden hacer mejor y porque pasar la página es lo único que te queda por hacer.

Nuestros artículos tratan de aconsejarte y darte a conocer otras vías de salud, pero si aun así te sientes perdido, te aconsejamos que vayas a un medico especializado en tu tema.

41 Comentarios

  1. es buenisimo tu articulo gracias. hay tantas cosas que quisieras que tus hijos no pasaran pero……imposible cada uno debera aprender por si mismo

  2. Me gustaría saber que sucede en un adulto que de niño sintió el abandono de sus padres y quedó al cuidado de familiares, quienes le brindaron amor y proteccion. Sin embargo sifrió el abandono.

    • ESO ES DIFICIL SABES? HAY UNA HERIDA EMOSIONAL FUERTE DENTRO,YO LO VIVI, SOLO DIOS SANA ESAS HERIDAS, ESCRIBELAS EN UN PAPEL TODO LO Q SIENTES Y PIENSA EN ESAS PERSONAS Q TE ABANDONARON Y LUEGO ESCRIBE UNA CARTA DONDE ELLOS TE PIDEN PERDON Y POR ULTIMO Y MAS IMPORTANTE ESCRIBE UNA CARTA QUE DIOS TE EXPRESE TODO TU AMOR ESTO SOLO LO LOGRARAS CUANDO TE ARRODILLAS Y ORAS A ESE DIOS TODO PODEROSO Q TE AMA Y TE QUIERE TE CUIDA Y TE PROTEGE CON EL NO SENTIRAS ABANDONO PERO HAY Q SACAR TODAS ESAS CREENCIAS FORTALEZAS DEL DEMONIO QUE APRISIONAN NUESTRA LIBERTAD

  3. Me encantaría poder sanar mi relación con mis padres, pero ya no están en este plano. Desde hoy he decidido darme todo el amor que ellos no supieron demostrarme, tengo 32 años y me siento como una niña corriendo detrás de los demás para que me quieran, hoy quiero darle fin a esto y quererme y aceptarme primero.

    • Haz cartas de perdon….para cada padre y alli le dices todo lo q sentistes y sientes ..tus miedis tus triztezas todo lo q salga de tu corazon…lo escribes por 21 dias y cada vez q termines la quemas….y le dicez dios te entrego est

  4. tambien hay madres como la mia que odian a sus hijos. Mi madre me odiaba y me odia todavia hoy, no estoy inventando, me lo dijo muchas veces y sus palabras eran coherentes con sus actos. Tambien me dijo que era una inutil desde muy pequeña, y por mas que mis maestros y profesores me decian que era inteligente y creativa y de las buenas notas que siempre obtuve siento que no sirvo para nada

    • Estimada D.M., es momento de hacer lo necesario para quererte y salir adelante con tu mor propio, y cuestionar lo que dice tu madre…y creer en vos. Un libro que me ayudo mucho para relativizar muchas cosas que yo creía, a través de otras personas, y decidir mirar otras verdades es uno que se llama “los cuatro acuerdos”. No te quedes allí, una vida hermosa y llena de propósitos esta a tu alcance, solo te costara mil lagrimas, y una firme decisión de estar bien. Que Dios te bendiga en tu camino, por esta difícil, pero hermosa vida.

  5. Tengo 30 años, mi padre hizo otra familia , pero jamás se separó de mi madre, de un tiempo para acá, he tenido o he atraído hombres con doble vida, y me he dado cuenta de ello tiempo después de salir con ellos, incluso iría a vivir con uno de ellos hasta que lo descubrí. ¿Tendrá que ver con lo de mi padre?

  6. Soy una mujer muy debil emocionalmente..mi mama nos tuvo amis 2 hermanas y ami d diferente papa, al cual nunca tuvimos contacto. Fui criada por mis abuelos hasta los 11 años, ahora tengo 38 años y vivo con mi madre y mis 3 hijas..ella me ha apoyado mucho en lo economico mas no en lo emocional. Tengo una relacion a distancia con el padre d mis hijas y le he perdonado muchas infidelidades y problemas de drogadiccion y creo que tambien fue afectado en su infancia..me siento muy resentida con el pero ala vez no lo puedo dejar, no se si porque lo amo o tengo miedo a estar sola. El siempre me ha pedido perdon y me pide que no lo deje, pero estoy muy afectada y tengo miedo afectar amis hijas con mis estados de animo y falta d decision. No se a quien recurrir por ayuda, me siento hundida

  7. Creo que falta también haber crecido en un hogar desestructurado y no sólo porque haya existido un divorcio o porque los progenitores discutan o se lleven mal. A veces, hay otras circunstancias en las que un niño crece en un lugar en el que nada es seguro. En una casa donde no hay comida, no hay luz, no hay agua, en una casa poco habitable, con frío y con padres que hacen lo que pueden. También crecer en un entorno en el que no existe disciplina sumado a todo lo anterior es una bomba de relojería para un niño que aún no comprende el mundo en su totalidad. Lo que produce es desestabilidad y miedo.
    Un hogar no es solo desestructurado cuando los padres se separan o cuando no le dan amor a sus hijos, a veces sí dan amor a sus hijos, sí se quieren entre ellos, pero las circunstancias que rodean a la familia también influyen en el desarrollo de los hijos.

    • si, creo que en el articulo esta todo mas resumido, pero en sintesis, todos son items que constribuyen a la futura mala vida de cualquier pibe o piba

  8. Tal cual ,yo pase mucho de lo que describe el articulo.son traumas :cuando fallecio mi hermanito yo tenia 8/9 años y lo vistieron con un enterito celeste y cuando tube a mis.dos hijos varones nunca le puse ropa celeste cuándo eran bebés.

  9. Muy interesante articulo. Tengo una relación de idas y vueltas con mi madre, ella siempre esta queriendo manipularme,para que haga lo que ella quiere. Un bajón, también juega con la culpa para conmigo. Un desastre. Cuesta la comunicación con ella. El articulo refleja situaciones de las cuales viví y me identifico. Gracias

  10. Que pasa cuando se embarazon sin quererlo ni planearlo y el papa se queda a fuerzas con la mamá sólo por el bebé? Eso también tendrá consecuencias a futuro?.
    Es decir la relación puede funcionar así? Más cuando sólo hubo un mes de noviazgo…

  11. Esta muy bueno el articulo vivi algunas cosas de las que dicen. Y la verdad no me habia dado cuenta ahora entiendo parte de porque soy asi y bueno tendre que superarlas.

  12. Esos demonios no son sino la misma ignorancia transmitida por generaciones. Cuando de pronto te das cuenta que esos demonios no te pertenecen y no son más que los miedos de abuelos que ni conociste. Es cuando te liberas y pones en duda hasta la misma doctrina heredada

  13. TAMBIEN ESOS MALOS PADRES Q POR ENVIDIA QUIEREN TUMBAR A AUSS HIJOS PARA Q NUNCA SEAN MEJORES Q ELLOS EXISTEN SON HIOS DEL DEMONIO.

  14. La existencia de este síndrome (alienación parental), no ha sido aceptada por la Organización Mundial de la Salud ni por la Asociación Americana de Psiquiatría.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here