LA MEDICINA DE LA TIERRA

4
143

MEDICINA CURATIVA: Antes de que los Bípedos y los Seres Vivos llegaran al planeta, la Madre Tierra decretó que no habría enfermedades ni dolencias entre los que tienen cuerpos físicos que no pudiesen curarse. El poder de curación de cualquier enfermedad fue dado al Pueblo de las Plantas.

Se concedió instinto a los animales para que supieran qué plantas les curarían cuando se sintieran mal. Se dijo a la Tribu Humana que se fijara en los maestros Animales y que aprendiera de ellos. Los seres humanos aprendieron durante un tiempo y después, con arrogancia adoptaron la idea de que eran superiores a las otras criaturas.

La Tierra Madre frunció el entrecejo, porque sabía que cuanto más lejos se desviaran del mundo natural, más enfermedades contraerían. Finalmente, infectaron a Todos Sus Familiares. La Madre Tierra limpió el mundo natural congelando todas las enfermedades y empezó de nuevo.

Los que sobrevivieron habían oído la voz de la Madre y deseaban respetar a los Familiares plantas y animales. Hoy día la Tribu Humana todavía busca los pedazos del conocimiento perdido sobre la curación en poder de la Tribu de las Plantas. La Tierra Madre y el Gran Misterio les han prometido que esas curas están todavía allí, esperando ser nuevamente descubiertas. Han prometido también Helar la Tierra de nuevo si fallamos en nuestras misiones de curar lo que nosotros mismos enfermamos o si no conseguimos limpiar las partes de nuestro mundo que hemos dañado.

Del libro LA MEDICINA DE LA TIERRA.

MISIÓN CURATIVA: Antes de que los Bípedos y los Seres Vivos llegaran al planeta, la Madre Tierra decretó que no habría enfermedades ni dolencias entre los que tienen cuerpos físicos que no pudiesen curarse. El poder de curación de cualquier enfermedad fue dado al Pueblo de las Plantas.

Se concedió instinto a los animales para que supieran qué plantas les curarían cuando se sintieran mal. Se dijo a la Tribu Humana que se fijara en los maestros Animales y que aprendiera de ellos. Los seres humanos aprendieron durante un tiempo y después, con arrogancia adoptaron la idea de que eran superiores a las otras criaturas.

La Tierra Madre frunció el entrecejo, porque sabía que cuanto más lejos se desviaran del mundo natural, más enfermedades contraerían. Finalmente, infectaron a Todos Sus Familiares. La Madre Tierra limpió el mundo natural congelando todas las enfermedades y empezó de nuevo.

Los que sobrevivieron habían oído la voz de la Madre y deseaban respetar a los Familiares plantas y animales. Hoy día la Tribu Humana todavía busca los pedazos del conocimiento perdido sobre la curación en poder de la Tribu de las Plantas. La Tierra Madre y el Gran Misterio les han prometido que esas curas están todavía allí, esperando ser nuevamente descubiertas. Han prometido también Helar la Tierra de nuevo si fallamos en nuestras misiones de curar lo que nosotros mismos enfermamos o si no conseguimos limpiar las partes de nuestro mundo que hemos dañado.

Del libro LA MEDICINA DE LA TIERRA.

Compartir

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here