Me gustaría agregar algo sobre el ego. La función del ego es limitar nuestra experiencia de quiénes somos. Casi todos piensan que nuestro ego agranda nuestro sentido del yo. En realidad, ocurre lo opuesto. El ego quiere hacemos pensar que somos limitados.

El ego quiere hacemos pensar que somos sólo nuestro cuerpo, nuestra historia y nuestra psicología. De esa manera, él retiene el mando. Por lo tanto, cuando experimentamos nuestra magnificencia el ego se vuelve loco. Si tienes éxito con tu canalización, sobre todo si canalizas para otra persona informaciones exactas que no tenías modo de saber conscientemente, tu ego armará escándalo.

Quizás estés en una perfecta bienaventuranza, experimentando tu vinculación con Todo lo que Existe y la posibilidad de ser conscientemente espíritu manifestado en forma y de pronto tu ego te enviará pensamientos como:

“¿De qué te la das? ¿Te crees gran cosa? ¿De dónde sacas que eres tan maravilloso? ¿Eh?”

La función del ego es invalidar tu experiencia del Ser. Y lo intentará una y otra vez, hasta que te obligue a invalidar, no sólo la experiencia, sino también tu Ser.

También te interesa:  EL GRAN FRÍO

Debes estar preparado. Teniendo conciencia de este patrón bastante previsible, puedes aprender a igno¬rar esos pensamientos que quieren quitarte la experiencia.

Es debido al ego que a veces “nos estrellamos”, después de una experiencia muy excelsa del Ser, ya provenga de un seminario, una canalización o una experiencia personal de trascendencia.

Es probable que el ego se presente para decir: “Espera un minuto, ¿y qué pasa con…?” Entonces quedamos enganchados en nuestra limitada definición de quiénes somos.

Tal como dice Richard Bach, en su libro Ilusiones, “Argumenta en favor de tus limitaciones y las tendrás.” Sin embargo, somos más que nuestro ego. Somos más que las partes con que el ego se ha identificado.

Somos nuestro cuerpo, nuestra historia, nuestra psicología.

También somos más. Estamos vinculados con los niveles transpersonales de la conciencia y con la Fuente de todas las realidades.

El ego hace un buen trabajo y nos brinda equilibrio, para que no nos perdamos en lo transpersonal. El ego se asegura de que no ignoremos nuestra humanidad. Y es mejor no tomarlo demasiado en serio.

También te interesa:  TENGO CAPACIDAD DE CURAR ¿Y COMO LO HAGO?

Si tienes éxito, con la canalización tendrás que replantearte, sin duda, algunas de las cosas que crees sobre ti mismo y sobre quien realmente eres. Ese es el don y el desafío. Te deseo la alegría y la transformación que yo he encontrado mediante la experiencia de canalización.

Nuestros artículos tratan de aconsejarte y darte a conocer otras vías de salud, pero si aun así te sientes perdido, te aconsejamos que vayas a un medico especializado en tu tema.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here