al igual que nosotras, sienten.
Ellos al igual que nosotras, tienen y son,
el resultado de lo que aprendieron,
de lo que les dijeron,
de lo que les enseñaron,
de lo que en definitiva, ellos como nosotras
creímos y aceptamos.

Muchas veces les exigimos que “sean”
alguien, que no saben ser,
porque nadie los conectó con esa forma.
(No puedo exigirle a alguien
que me diga la raíz cuadrada de 12
cuando solo hizo el nivel inicial de educación,
porque no lo aprendió. No le ha sido enseñado).

Ellos al igual que nosotras, sufren.
Ellos tienen la espada en la mano
para vencer al dragón, pero muchas veces
ignoran, por temor, por falta de confianza, por tanto y más,
como hacerlo, al igual que nosotras ,.
Los velos de la ignorancia, están en ellos y nosotras.

Cuando los mires, cuando los tengas de frente,
elige ser compasiva, ellos como nosotras
caminan bajo el sol. Y ellos, como nosotras,
responderán a sus actitudes, cosecharán su siembra,
recibirán de lo que dan.
El Universo se encargará de eso.

También te interesa:  ESTO PENSABA EINSTEIN SOBRE EL AMOR

Mujer Hiedra-Mariana Rupp

Compartir
Artículo anteriorABRE LA PUERTA
Artículo siguienteHABLANDO DE MIEDOS

9 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here