¿El cuerpo y el alma van juntos? Sí!! van juntos. Aunque sigue siendo el mas grande de los misterios de la humanidad, en que instante del desarrollo embrionario, fetal, de recién nacido o en que punto de la infancia, se unen, o si es que ya intrauterino el alma se une al cuerpo, el cual al ir creciendo, lo hace también con el alma y se hace manifiesta la conciencia de nuestra propia vida ( kien sabe, el alma y la conciencia sean lo mismo). Luego, mi kerido amigo, viajan juntas (alma y cuerpo) a lo largo de toda una vida, influyèndose mutuamente, hasta que el alma se separa del cuerpo cuando el corazòn deja de latir y/o hay muerte cerebral total por cualquier causa.

cuerpo y el alma

Esta pregunta, es uno de los tres mas grandes misterios, que tiene la humanidad. La respuesta no es sencilla…y de este misterio se han hecho todos los credos, todas las religiones, infinidad de teorìas, leyendas, mitologìas e infinidad de hipòtesis. Al final la respuesta por tu libre albedrío, es tuya, y desde ya, algo en tu mente, en tu corazón y tu propia experiencia, te insinúa una respuesta.

cuerpo y el alma

Aqui te dejamos un extracto de un pensamiento sobre este tema de Alejandro Jodorowsky

cuerpo y el alma

A veces, las necesidades neuróticas de nuestro ego hacen que trotemos por la vida queriendo acelerar los acontecimientos. Son el estrés, las exigencias, la impaciencia, las prisas y el atropello los que atacan a nuestra salud. Mucho más equilibrado sería avanzar al ritmo de nuestro “sabio interior” que es el que nos avisa, en forma de mensajes-síntomas o sincronicidades, para que nos detengamos un poco. Lo mejor es que el cuerpo y el alma caminen al mismo paso, porque sólo así realmente logramos llegar a nuestras metas.

cuerpo y el alma

Cuentan que:
Un expedicionario europeo fue a América Central. Tenía que hacer una larga caminata y llevar una gran cantidad de paquetes hasta un pueblo escondido entre las montañas, por lo que contrató a varios indígenas para que le sirvieran de cargadores.

Luego de dos días de ardua y atropellada caminata, los cargadores indígenas se sentaron a la vera del camino y no quisieron moverse más. En silencio no respondieron a ninguna orden ni preguntas. No avanzaron.

Pasaron veinticuatro horas y al amanecer, raudos y muy despiertos tomaron los bultos nuevamente entre sus hombros y se dispusieron a seguir la ruta.

Cuando el europeo insistió que le explicaran ese cambio de conducta, el jefe indígena respondió:

-Tuvimos que esperar las veinticuatro horas, porque con tanto apuro por llegar, nos habíamos olvidado que nuestros cuerpos avanzaban más rápido que nuestras almas. Éstas se habían quedado atrasadas. Y tuvimos que esperarlas hasta que llegaran para continuar el camino juntos.

Alejandro Jodorowsky

También te interesa:  Obstáculos En El Desarrollo Espiritual

12 Comentarios

  1. Leí unas líneas hasta llegar a expreiones como: “kien”, “kerido”.

    Escribir bien es sinónimo de cultura y educación.

    Por favor, no cometan esos disparates.

  2. Bien m gusta esta información, si m preguntan quiza yo tenga una posible respuesta, no soy una persona fuera d lo comun pero tengo.mucho interes en aclarar dudas y compartir mi experiencia gracias saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here