6 Ejercicios para Liberarse de la ira

Hola… tu!! si tu!! eres de esos que tiene ira reprimida?? Sientes que eres una botella de gaseosa que han agitado y esta a punto de explotar??? ¿Sientes los efectos de la ira no expresada y sin resolver afecta y estropea tus relaciones? Entonces este post es para ti.

La ira es incontrolable, imposible de gestionar, o por lo menos eso creemos la mayoria. Normalmente porque no suelen educarnos para gestionar nuestras emociones. La ira es una de las emociones más poderosas y negativas la mas poderosa de todas. No hay lugar donde se puede ocultar, cuando esta ahi, no puede disimularse. Tampoco sirve que intentemos ignorarla, la ira caera sobre ti, tus acciones, comportamiento, y las personas que tengas cerca, etc…

Ademas a algunas personas la ira puede causarle problemas de bienestar tanto física como mental. Puede llegar a causar bajon emocional, o puede causar estragos en nuestras relaciones y nuestra capacidad para interactuar con los demás.

Te damos 6 ejercicios para superar la ira reprimida.

1). Hay que comprender que la ira no tiene cabida en nuestro interior.. La mayoría de la gente ha reprimido enfado o rencor hacia alguien o algo. El mayor problema es que es muy difícil de aliviar. Esto es porque la gente ha mirado siempre a la ira como una emoción negativa.

También te interesa:  Paramnesia

Esa es la forma en que hemos sido entrenados para pensar, cuando, en realidad, no hay nada malo con la ira. Es una emoción natural y una respuesta aceptable a los desencadenantes negativos, no esta destinada a ser reprimida en nuestro interior.. Así que, mientras que se libera y se expresa, no se convierte en un contaminante en nuestra vida.

Pero cuando decidimos ocultar, ignorar o negar la emoción, esta es enterrada en nuestro subconsciente o en nuestra psique, y puede descomponerse y ulcerarse hasta que sus efectos se vuelvan tan poderosos que pueden afectar negativamente todos los aspectos de nuestra vida.

2). Comprender que la ira requiere una solución. El problema con la ira reprimida es que invita a más rabia y más problemas y conflictos en nuestra vida. Cuando algo nos hace enojar, es una señal de que hay una necesidad de cambio. Si pasamos por alto u ocultamos nuestro enojo, la situación que lo provoco no va cambiar. Esto hará que el problema vuelva a repetirse en el futuro.

También te interesa:  15 PISTAS DE QUE SIGUE ENAMORADO DE TI

3).La ira se puede usar de forma positiva. Recuerda que el enojo es una energía, una fuerza poderosa. Así que piensa que: si puede crear efectos tan poderosos cuando se utiliza negativamente, también puede ser utilizado para ejercer efectos positivos. Hay una manera de transformar la ira en una emoción positiva. Todo lo que tienes que hacer es controlarla tu,en lugar de dejar que te controle.

4 )Ser responsable de tu ira. Reconocer tu propia emoción y tomar una decisión personal para liberarla y transformarla en una fuerza positiva en tu vida.

5 )Encontrar una manera de expresar nuestra ira. Una de las maneras más eficaces y seguras de hacerlo es expresarla por escrito.Ni siquiera tienes que preocuparse de la gramática y la ortografía. Lo importante es dejar que los sentimientos salgan a flote. Escribir sobre ella es una manera de dejarla salir fuera, para que no se quede atrapada en nuestro interior y nos termine envenenando desde dentro.

También te interesa:  Las 10 mentiras que todos nos creemos

6). Aprender a perdonar. Es imposible superar la ira hacia una persona, si no aprendes a perdonar a esa persona. Muchas personas no están dispuestas a perdonar porque creen que el perdón beneficiará a aquellos que los agraviaron. Pero la verdad es que cuando elegimos perdonar, somos los únicos que nos beneficiamos de ello, ya que el perdón nos libera.

Si tienes dificultades para perdonar, prueba utilizando afirmaciones positivas y visualización. Visualiza tu vida sin ira y usa mensajes subliminales para enseñar a tu subconsciente a liberarse de emociones negativas que te impiden avanzar.

He aquí algunos ejemplos que puede usar:

El perdón es algo natural para mí.
Soy libre y en el control de mis emociones.
Yo estoy dispuesto y capaz de perdonar.
He decidido seguir adelante.