; Tu Niño Interior y la Relación de Pareja | Evolución consciente

Psicología

Tu Niño Interior y la Relación de Pareja

By  | 

Es indudable que las experiencias de nuestra infancia, cuando eramos un niño, guían de manera inconsciente cómo somos y nuestro comportamiento en la vida adulta, y muchas veces esto puede afectar nuestras relaciones de pareja.

Estas son algunas de las situaciones más comunes que pasan en la infancia y que afectan nuestras relaciones de pareja.

Abandono

Si estás buscando aferrarte a tu pareja para de alguna manera soportar el abandono en tu infancia, lo más probable es que ésta se aleje de ti. Recuerda que en el fondo a los hombres les gusta la independencia enmascarada y desechan a las chicas muy dependientes. En este caso, es recomendable realizar terapia para superar la pérdida y evitar que esto dañe tus relaciones de pareja.

Rebeldía

Si bien puede ser un gesto de autonomía, si excedes los límites muchas veces serás incapaz de amoldarte o tolerar las opiniones y acciones del otro, y hay que recordar que cuando estás en pareja se deben llegar a muchos acuerdos para que la relación funcione.

Baja estima

Si desde pequeña has aprendido que no mereces ser amada y respetada por los demás, seguramente te enredarás con hombres que no te traten como debe ser. Por ello antes de lanzarte a una relación, debes empezar a quererte a ti misma para poder recibir afecto y amar a alguien más.

Sumisión

Este “defecto” puede generar situaciones de abuso, pues quien no antepone sus necesidades a las de los demás nunca podrá decir que “no” cuando es necesario; no hablamos de egoísmo, sino de tenerte como prioridad sin temor a ser rechazada.

Perfeccionismo

No está mal querer hacer las cosas de la mejor manera posible, pero si pecas siendo perfeccionista, puede ser que sientas una constante presión para lograr tus metas; y esto incluye las relaciones, que suelen ser sufridas porque te exiges y exiges al otro más allá de lo normal.

Desconfianza

Si eres de las que nunca bajan la guardia para evitar salir lastimada, debes intentar moderar ese comportamiento, pues también te defenderás de aquellos que te demuestran amor y ellos lo tomarán como un rechazo.

Si bien cuando se sufren de abusos en la infancia, se produce una huella muy difícil de borrar, si te das cuenta que tu manera de actuar afecta tus relaciones no tengas miedo de pedir ayuda, pues puede ser que estés perdiendo la oportunidad de compartir la vida con alguien por el solo hecho de temer que se repitan esas experiencias.

Características del niño herido en su relación de pareja.

1. Te sientes víctima, falta de responsabilidad, actitud pasiva.

2. Hay mucha demanda afectiva, nada es suficiente.

3. Relaciones no duraderas, no saber construir. Impaciente e intolerante.

4. Sobredimensionas los problemas, haces berrinches.

5. Egocéntrico, solo piensa en sus necesidades o se pierde en el otro y olvida sus necesidades.

6. Dependencia y control, celoso, posesivo, no saber soltar.

7. No sabe terminar o poner límites.

8. Tiene un profundo sentido de la desconfianza. Abandonado, traicionado.

Vives representaciones de la infancia con tu pareja. Son experiencias donde recreas lo vivido en la infancia, la misma sensación de no valía, soledad, rechazo, vergüenza.
El niño interior forma nuestro sistema de creencias básico.  Hay experiencias que aprendimos en base a carencias y que hoy debemos transformar.

¿Qué busca tu niño herido?

Nuestro cuerpo emocional, que es donde está lo que vivimos en la infancia buscar terminar su proceso de maduración y para eso es necesario darle espacio a las necesidades de la infancia.

Cinco cosas que te pide tu niño herido.

1. Recuperar tu yo auténtico, ese que se quedo oculto tras la máscara.

2. Cerrar ciclos, sanar, llorar lo que se quedó no expresado.

3. Hacer crecer a tu adulto, haciéndote cargo de tu yo vulnerable crecerás como ser humano.

4. Enseñarte a ser una buena madre-padre de ti mismo, aprender a amarte.

5. Recuperar poder y autoafirmación, inframundo.

Cinco maneras de mirarlo.

1. Hazte responsable de tus necesidades, no culpes, ni busque padres-madres por todos lados.

2. Para a la Víctima, esta parte de ti puede hacerte patinar en el dolor por años.

3. Observa en que situaciones del presente se dispara el niño y si esta enojado,
triste, tiene miedo, descubre tu emoción adictiva.

4. Aprende a tener un dialogo contigo, habla con tu yo herido y toca su dolor.

5. Deja de recrearle lo que tanto le dolió en la infancia, ¿qué necesitó?

Hoy aprende a atraer eso a tu vida y darte lo que necesitas.

3 Comments

  1. Gerry

    08/09/2016 at 22:03

    Antes de querer establecerte en una vida de pareja realiza un viaje de un año solo. Debe ser con un sentido de crecimiento y conocimiento personal

  2. Sunia Ang

    Sunia Ang

    14/09/2016 at 18:14

    Gracias Gracias Gracias

  3. Nora Crevaro

    Nora Crevaro

    13/10/2016 at 21:49

    Gracias amén

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.