; SEAMOS EL CAMBIO... VIBREMOS EN AMOR | Evolución consciente

Conexión con el Ser

SEAMOS EL CAMBIO… VIBREMOS EN AMOR

By  | 

Camino por las calles de mi ciudad. Hoy a pesar de los acontecimientos de los últimos días, de la energía densa que nos rodea, de la pesadumbre que se siente por doquier, sonrío y miro al frente. El miedo y el dolor se reflejan en las caras de la gente, desconcierto, incertidumbre. Miradas tristes, furtivas, gestos fruncidos, labios apretados, pasos nerviosos…

No he puesto la televisión ni la radio, ya no puedo más. Las noticias que llegan causan desazón nerviosismo, ansiedad… No escucharlas ni verlas no va a evitar que sigan ocurriendo cosas, lo sé muy bien. Tampoco me considero insensible ni falta de solidaridad ni de empatía. Es solo que he decidido no dejarme invadir por ese sentimiento que respiro a mí alrededor y que me ahoga. No puedo. No quiero vibrar en miedo.

Me niego a formar parte de los cientos de miles de personas que vibran estos días en baja frecuencia envueltas y perdidas en una espiral de sentimientos encontrados, de angustia de ira, de odio y de terror. Sé que estar así no me conduce a ningún lado o al menos no a donde yo quiero estar. Sé que no soy la única, que somos muchos pero no los suficientes, aquellos que sabemos que lo que pensamos y sentimos se extiende y perpetua a nuestro alrededor, se transmite y aumenta y no quiero seguir extendiendo el miedo y la ira. Mi propósito es extender la luz y el amor, la sonrisa y el sentimiento de que podemos a pesar de todo y de todos seguir adelante, tener una mirada de esperanza y perdonar porque solo desde el perdón va a ser posible continuar avanzando entre tanta oscuridad y plantarle cara.

Me siento manipulada por los gobiernos y las personas que mueven los hilos del mundo y el tiempo en el que nos ha tocado vivir. El miedo, siempre el miedo, que surgió con el hombre y morirá con el es el elemento de manipulación social más grande y más perfecto desde el principio de los tiempos. El miedo nos sitúa en el punto más bajo de vibración, nos vuelve dependientes, demandantes de seguridad, de protección, de amparo. Nos coloca en puntos opuestos de una balanza que no debería existir, buenos y malos luz y oscuridad, nos enfrenta, nos separa, nos divide…

La negatividad aumenta. Esa energía negativa que surge de nosotros mismos, de nuestra angustia, de nuestro malestar interno y que se propaga, extiende sus tentáculos y nos va cubriendo a todos sin dejarnos levantar el ánimo, respirar profundo y sonreír. Vaya donde vaya la gente habla de lo mismo, los medios dedican horas y horas a dar una información detallada y a transmitir imágenes de angustia y terror. Palabras e imágenes tienen en sí mismas un enorme poder que no podemos menospreciar y son los medios más eficaces para transmitir energías de todo tipo, en este caso claro está, negativas.

Su vibración avanza en una dirección determinada, con un propósito determinado, con una intención. El poder de la palabra y de la imagen es tan grande que nos lleva de la mano, casi sin que nos demos cuenta hacia donde pretenden que nos posicionemos y vibremos sin que seamos en la mayoría de los casos capaces de detectar el rastro del camino que nos marcan para poder salir de él. Palabras e imágenes son las fuentes más potentes de transmisión de emociones. Precisamente de eso se trata, de alimentar el combustible que conseguirá que estas emociones nos dirijan en una determinada dirección.

La repetición constante y frecuente magnetiza esa fuerza y la aumenta transmitiendo sin que nos demos cuenta el reino del terror y de la sumisión, extendiendo el mundo en el que nos quieren situar sin darnos opción a ser conscientes y elegir en la mayoría de los casos. El odio crece, las palabras y las emociones continúan extendiéndose, creciendo, conduciéndonos…

Guardaré silencio, callaré, pero no desde el odio el miedo o el rencor. Guardaré silencio desde el corazón.

Envío amor, luz, perdón, sentimientos positivos emociones que aumenten la vibración y que si conseguimos que se alcance el número suficiente de personas, la masa crítica necesaria pueden perfectamente hacer cambiar el sentido de las cosas.

Depende de nosotros y es importante estar atento a lo que sentimos, a lo que escuchamos, a lo que decimos, a aquello que transmitimos y extendemos. Seamos lo que queremos ser.

Seamos el cambio.
Vibremos en amor.
Desde nuestra paz seamos la paz.
Maite Barnet

8 Comments

  1. rodrigo

    15/12/2015 at 21:28

    Exactamente lo que siento.

  2. Aurora Moreno

    Aurora Moreno

    15/12/2015 at 21:58

    Me apunto!!!

  3. Ayurveda Atman

    Ayurveda Atman

    22/01/2016 at 01:59

    Amazing!

  4. Ayurveda Atman

    Ayurveda Atman

    09/06/2016 at 08:30

    Lovely! 🙂

  5. Yoselin Soto Vargas

    Yoselin Soto Vargas

    27/06/2016 at 04:24

    muy cierto, debemos estar mas consciente que con esa actitud nos lleva a nada bueno

  6. Delia Garcia Burchett

    Delia Garcia Burchett

    27/06/2016 at 05:20

    Muy cierto ! A nivel mundial se esta viviendo una crisis terrible. Solo tenemos q tener fe en Dios y sonreir a pesar de la situacion para q todo lo bueno llegue

  7. Elena Morosoff

    Elena Morosoff

    06/09/2016 at 02:14

    YO LO SIENTO TAL CUAL!

  8. araceli

    15/10/2016 at 20:15

    gracias por recordarnos que este es el camino de la vida , no el del miedo y el terror, una vez que lo sintamos asi nada ni nadie nos podra dirigir …esta es la meta del amor .

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.