; RECHAZA Y RECIBE CRÍTICAS CONSTRUCTIVAMENTE | Evolución consciente

Inteligencia Emocional

RECHAZA Y RECIBE CRÍTICAS CONSTRUCTIVAMENTE

By  | 

Supongamos que en un descuido, tu hijo vuelca un vaso de agua sobre el documento que acabas de imprimir y que tienes que llevar a la oficina. Las dos formas de reaccionar serían las siguientes:

¡Mira que eres torpe, por tu culpa voy a tener que volver a imprimirlo y seguro que llego tarde al trabajo, como siempre, algún día me despedirán por tu culpa!

¿ Has visto lo que ha ocurrido? Cuando se juega con un vaso lleno se corre el riesgo de derramarlo encima de algo importante. Voy a tener que imprimirlo otra vez y correr más para llegar al trabajo. Recuérdalo la próxima vez.

El resultado de elegir una u otra va más allá de las emociones que despertaremos en la persona que recibe nuestra crítica, que con la primera opción se sentirá atacado y despreciado, mientras que si recibe una crítica constructiva podrá enfocarse más en el comportamiento a modificar.

Si tú das por hecho que soy un torpe, que SIEMPRE cometo torpezas y que además soy culpable de lo malo que te sucede, lo más probable es que caiga en lo que en Psicología se conoce como ” Profecía autocumplida” . En el oyente se crea la sensación de que ” siempre he sido así y no tengo remedio” con lo que difícilmente cambiaré el comportamiento inadecuado, entre otras cosas, porque no es fácil identificarlo en el discurso.

Uno se pregunta “¿ qué he hecho mal exactamente? ¿ ser torpe? ¿ pero si he nacido torpe, cómo puedo cambiarlo?”
Como vemos, la crítica destructiva deja pocos caminos abiertos al cambio, además de crear, muy probablemente, una actitud defensiva en la persona que la recibe.

Rechazando críticas destructivas

Las críticas destructivas, al atacar a nuestra identidad, influyen de manera negativa en nuestra autoestima, de manera que si no las combatimos corremos el riesgo de que esta disminuya y nos resulte cada vez más difícil salir de la espiral de chantajes emocionales y baja autoestima, convirtiéndonos cada vez más, en el blanco fácil de manipuladores y frustradores.

En primer lugar tenemos que tener muy presentes nuestros derechos Asertivos que puedes consultar aquí.

Interiorizados estos derechos, ante una crítica destructiva reaccionaremos rechazándola, negando el trato injusto, recordando y reclamando el derecho violado y demandando un trato más justo para las próximas ocasiones.

“Está claro que eres tonta, con lo que has dicho delante de mis amigos me has hecho quedar fatal, si no sabes de política mejor te callas.”

Podríamos responder de la siguiente manera.

“En primer lugar no soy tonta, tengo una opinión diferente a la tuya y tengo derecho a expresarla y, sobre todo, a que no me faltes al respeto. Tampoco es culpa mía lo que los demás puedan pensar de tí por la opinión que yo pueda expresar. Me gustaría que no vuelvas a hablarme así.”

La presión grupal

Otras veces nos sentimos condicionados para opinar cosas diferentes a las que realmente pensamos por la presión que crea el grupo a la hora de unificar criterios y opiniones.

Es un buen momento para seguir el modelo SCAR que consiste en los siguientes pasos.

ESCUCHAR. Escucha, con mucha atención, las opiniones y razones de los demás, porque te darán muchas pistas a la hora de preparar tu contrargumentación.

COMPRENDER. Haz un ejercicio de empatía, trata de entender las motivaciones de los que están exponiendo su opinión, descubre que beneficios tiene para ellos las posturas que están defendiendo ya que a lo mejor puedes ofrecérselos en la alternativa que quieres proponer.

AFIRMAR. Es ahora cuando tienes que exponer tu acuerdo o desacuerdo con las propuestas del grupo. Es un paso importante porque el “Cómo lo hagas” puede ser decisivo para el éxito de tu propuesta.

Expresa tu opinión de forma clara y abierta, explicando las razones que tienes para opinar así ” Mi opinión es que…….porque……”.

Muestra tu desacuerdo de forma tranquila y clara prestando atención al lenguaje no verbal: Mantente orientado al interlocutor mirándole abiertamente, entona tus discurso con claridad y contundencia pero sin agresividad, es decir se asertivo ( seguro)

RAZONAR. Es el momento de la exposición de argumentos. En función de que argumentos demos al grupo, aumentaremos las posibilidades de salir exitosos en nuestras propuestas.

 

CÓMO FORMULAR UNA CRÍTICA ASERTIVAMENTE

Si queremos formular una crítica con el propósito de buscar solución a un problema o a la evitación de futuras complicaciones debemos tener en cuenta:

  • Tener claros cuáles son mis propósitos
  • Mantener el control de la situación, sin agresividad y centrándome en los mensajes YO, y en el enfoque hacia la conducta que motiva la crítica.
  • Ser respetuoso y cuidadoso en mi lenguaje
  • Resultar convincente mostrando confianza en mi exposición.
  • Seguiremos en nuestro discurso los pasos que nos ofrece el modelo DESC:

DESCRIBIR. Utilizaremos la descripción detallada de:

  •  El comportamiento que criticamos
  • La acción en sí y no lo que creemos que la motiva
  • Utilizaremos términos concretos
  • Describiremos específicamente el momento, lugar y frecuencia del comportamiento.

” Llevo 40 minutos esperando en el bar que habíamos quedado”. ” El lunes pasado espere 20″

  • EXPRESAR.
    Expresa, con tranquilidad, los sentimientos que tienes ante el comportamiento citado.
  • Sé positivo intentando centrarte en la meta
  • Dirígete al comportamiento ofensivo, no a la persona que lo realiza.

” la tardanza ha hecho que me sienta preocupada y ansiosa”

SUGERIR. Ahora es cuando solicitamos el cambio en el comportamiento.

  •  Pide explícitamente un cambio en el COMPORTAMIENTO del interlocutor
  • Se preciso en las acciones que quieras que cesen y las que quieres ver realizadas, y que sean cumplibles

” Te pediría que la próxima vez que quedemos llegues puntual o avises con antelación suficiente de que no podrás llegar a la hora acordada”

CONSECUENCIAS.

  •  Explica las consecuencias que se derivan de que la persona haga lo que le pedimos. Pueden ser consecuencias positivas por su cumplimiento o sanciones ajustadas a la negativa de cambiar el comportamiento.
  •  Elegir una recompensa que sea suficientemente grande y motivadora para mantener vigente el cambio de comportamiento
  • Si te inclinas por el “castigo” si no cumple, asegúrate de que podrás llevarlo a cabo.

” Si no llegas a la hora acordada, esperaré diez minutos y me iré” ” Si llegas puntual podremos hablar de todos los temas que te preocupan”

 

Las publicaciones son de autores muy interesantes que hemos leído y que compartimos para el beneficio de muchas personas que necesitan ayuda. Si tu eres uno de esos autores y consideras que tu articulo no debe estar en nuestro blog, por favor escríbenos y lo retiraremos sin problemas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.