; ¿Qué es La Conciencia Cósmica? | Evolución consciente

Conciencia

¿Qué es La Conciencia Cósmica?

By  | 

La Conciencia Cósmica es la fuerza que se expresó a sí misma a través de Jesús, Buda, Krishna, Mahoma y otros grandes avatares que sirvieron como canales para lo que se conoce comúnmente como “Dios“. Los mensajes no provienen de espíritus, fantasmas o entidades incorpóreas, sino directamente de la fuente de la Conciencia Universal.
A principios de 1962, una voz que se expresaba a sí misma como Conciencia Cósmica comenzó a hablar a través de Ralph Duby, un profesor universitario y ex-oficial del ejército que había pasado por la Marcha de la Muerte de Bataan, en Filipinas durante la Segunda Guerra Mundial. La voz habla cada vez que el sujeto está en un estado de trance auto-inducido.

Desde entonces, mucha información valiosa ha llegado hasta nosotros a este plano terrenal de una fuente tan alta que desafía la imaginación. El flujo resultante del conocimiento espiritual y los medios de su aplicación práctica son similares a la obra de Edgar Cayce, uno de los más famosos y documentados psíquicos de todos los tiempos.
Cuando se planteó la pregunta de la Conciencia Cósmica: “¿Qué es la Conciencia Cósmica?” se nos dijo que la Conciencia Cósmica es la mente total, que no es la mente de nadie en particular, sino que es la Mente Universal, no representa ninguna unidad que no sea la universalidad total y completa. Se nos dijo que todos somos parte de la Conciencia Cósmica y que todos tenemos esa célula-Divina que puede ser contactada. No hay necesidad de salir corriendo a los psíquicos o sacerdotes o mediadores espirituales.

Dijo que usted también puede canalizar la Conciencia Cósmica. Todo el mundo puede.
De la Conciencia Cósmica, hemos sabido de las decenas de miles de lecturas que ha dado, que tiene muchos nombres. Algunos la llaman Dios, Jehová, la Primera Causa, el Gran Yo Soy, Todo lo que Es, etc., pero la Conciencia ha dicho que no es una entidad única, no es el concepto antropomórfico que es a menudo definido como son la mayoría de las religiones.
Se ha definido a sí misma como Belleza, Pureza, Concentración- y, sobre todo, Verdad o “Lo Que Es”. Se ha llamado a sí misma, materia, espacio puro, pura nada que es el todo y el todo que es esencialmente nada. Se ha descrito a sí misma como el que se encuentra junto a la que es próximo a aquello que no lo está y que no puede hablar, porque es la forma más elevada de energía en el universo.

Corresponde a los conceptos más impersonales de Dios, la Luz Clara. Ha dicho que al expresarse a través de un intérprete moderno ahora, en el pasado se ha expresado a través de los grandes avatares: Buda, Mahoma, Moisés, Jesús, Krishna, y otros que sirvieron como Sus canales.

La Conciencia Cósmica ha dejado bastante claro que en ningún caso se trata de una entidad, de un espíritu sin cuerpo o cualquier cosa de esa naturaleza. La Conciencia es energía pura, todo lo puro, o el Dios natural. La Conciencia Cósmica es aquella Conciencia Universal que impregna todas las cosas vivientes en el universo, que todo lo ve y lo experimenta, y discierne “lo que es” sin juzgar ni condenar. Es el río Cósmico de la Vida, el Flujo de Conciencia, la esencia eterna de Ser, el Espíritu Divino.

Toda conciencia surge del mismo río de la vida, la Fuerza Vital Universal. La Conciencia Cósmica no deberá ser confundida con ninguna “personalidad” que canaliza o expresa esta fuerza, evitando cualquier forma de adoración hacia esa persona. Eso puede ser experimentado por cualquier persona que va lo suficientemente profundo dentro de sí mismo a tocar ese nivel de Conciencia Cósmica.

La Conciencia Cósmica es el mar de la vida que no sólo llena nuestras células con energía de vida, sino que llena el aire que respiramos y el espacio entre las galaxias y las moléculas. Es el Universo viviente. Al igual que el agua llena una esponja, la Conciencia Cósmica llena los espacios entre las moléculas de átomos y partículas subatómicas, y une a todos juntos en un gigantesco Ser Universal. Como las células en un cuerpo microcósmico, nosotros nos mezclamos o fundimos como almas en un cuerpo macrocósmico, cuya conciencia es la Conciencia Cósmica.

Las comunicaciones han reducido lo que una verdadera religión debe ser, a los simples fundamentos del servicio a otros. “Dios” a revelado como una ley natural y cósmica, y no una deidad personal sujeta a caprichos, a la ira o a la venganza.

La Conciencia Cósmica nos ha enseñado realmente no hay un Dios “personalizado”, aparte del que han creado muchos seres humanos, no hay un Diablo “personalizado”, aparte de los muchos diablos que los hombres que han promulgado. Las comunicaciones son profundamente espirituales, pero esencialmente no-religiosas y no seculares.

Las comunicaciones no dejan de subrayar la importancia suprema de la vida espiritual y de la necesidad de compasión en nuestras relaciones con todas las personas.

En los mensajes de la Conciencia Cósmica, habrá de encontrarse la misma dedicación suprema que contribuya a aliviar el sufrimiento y la tragedia de la humanidad y una reverencia para toda vida, que es el sello de los grandes santos y las enseñanzas de los grandes líderes religiosos.

Al igual que el agua llenando una esponja, la Conciencia Cósmica llena los espacios entre las moléculas de los átomos y partículas subatómicas, y las une a todas juntas en un gigantesco Ser Universal. Como las células en un cuerpo microcósmico, nosotros nos mezclamos o fundimos como almas en un cuerpo macrocósmico, cuya conciencia es la Conciencia Cósmica.

Las comunicaciones han reducido lo que una verdadera religión debe ser, a simples fundamentos de servicio a otros. “Dios” es revelado como un conjunto universal de leyes cósmicas, no una deidad personal sujeta al capricho, a la ira o a la venganza.

La Conciencia Cósmica nos ha enseñado que no hay un verdadero Dios “personalizado”, aparte de los muchos que los seres humanos han creado, no hay ningún “Diablo” personalizado, aparte de los muchos que los hombres han promulgado. Las comunicaciones son profundamente espirituales, pero esencialmente no-religiosas y no seculares.

Las comunicaciones no dejan de subrayar la importancia suprema de la vida espiritual y la necesidad de compasión en nuestras relaciones con todas las personas.

En los mensajes de la Conciencia Cósmica, se encuentra la misma dedicación suprema a contribuir a aliviar el sufrimiento y la tragedia entre la humanidad y una reverencia para toda la vida que es el sello de los grandes santos y las enseñanzas de los grandes líderes religiosos.

La Filosofía de la Conciencia Cósmica

La Conciencia Cósmica ha afirmado que el propósito de la información que está siendo liberada es para guiar a las personas de la tierra a averiguar “Quien, De Hecho, Es Usted Realmente”. Esta es una frase clave que se repite muchas veces a través de las decenas de miles de lecturas y, literalmente, de millones de palabras.

Hay varios aspectos interesantes de la Conciencia Cósmica que consistentemente impregnan todas las lecturas. En primer lugar, la Conciencia Cósmica se refiere a las personas como “entidades”, ya que indicó que todos ellos han desempeñado el papel de ser tanto un hombre como una mujer.

Todos nosotros tenemos tanto un lado masculino y femenino, y nosotros decidimos cual papel jugaremos en una vida determinada – cual sexo o género brindará la mejor oportunidad en ese momento y lugar para que nuestra alma “crezca” a medida que evoluciona hacia su fuente .

Sí, esta Conciencia explica la “reencarnación”, y si la doctrina no ha hecho mucho sentido para usted, leyendo este libro puede poner al sujeto bajo una luz muy diferente – una luz que no sólo tiene sentido, sino que puede llevarlo a preguntarse cómo se pudo alguna vez haber pensado de manera diferente.

Otro tema importante que corre a través de todas las lecturas de la Conciencia Cósmica es que no hay muerte. Ninguna en absoluto. Lo que llamamos “muerte” y sobre lo que guardamos luto no es más que una simple transición hacia otro tipo de vibración a la cual la Conciencia Cósmica se refiere como los Planos Internos.

Durante el sueño, la Conciencia Cósmica nos dice, que a menudo salimos de nuestro cuerpo físico y viajamos por los diversos planos, de los cuales hay muchos – algunos altos y otros bastante bajos. Estos planos internos son aquellos a los que generalmente se hace referencia en diferentes enseñanzas religiosas como el Cielo, el Infierno, el Limbo, el Purgatorio, etc. Nosotros viajamos hacia estos planos para asistir a escuelas, para ayudar a otros y básicamente para aprender lo que tenemos que aprender.

Un aspecto interesante de la “muerte” es que la Conciencia Cósmica dice que ya no podremos ni siquiera tener que pasar por una muerte física, ahora que la ascensión espiritual de la tierra está cerca – es decir, si no lo deseamos.

La Conciencia nos dice cómo reorientar nuestras mentes al nuevo concepto de que “el envejecimiento” es meramente una proyección de nuestra propia mente, que está haciendo correr una cinta de grabación una y otra vez, una y otra vez, programando e hipnotizando nuestros cuerpos a ponerse más viejos y desintegrarse. El envejecimiento puede ser detenido y esta Conciencia explica cómo.

A medida que se familiarice con la Conciencia Cósmica, estos conceptos y muchos más empiezan a caer en su lugar. Sus acciones diarias comenzarán a reflejar una nueva filosofía.

En verdad, usted se encontrará tomando conciencia de “Quién, De Hecho, Usted Realmente Es”.

Otro concepto importante – y esto es muy importante – es que la Conciencia Cósmica nos dice no creer en nada, ni siquiera a la Conciencia Cósmica, sino cuestionar, explorar, dudar y descubrir por uno mismo cuál es, realmente, la verdad . La Conciencia Cósmica sólo “indica” y “sugiere”.

La Conciencia Cósmica no le pide sacrificios para Ella, tampoco le pide que usted crea en Ella, ni que se incline en adoración a Ella, sino solamente que se amen unos a otros, se sirvan unos a otros y que usted mismo crezca espiritualmente, se vuelva cósmicamente consciente para averiguar “Quien, De Hecho, Es Usted Realmente”.

La Conciencia Cósmica nos dice que en el momento de transición, lo que llamamos muerte, todos y cada uno de nosotros debe responder a una y sólo una pregunta (preguntada por uno mismo, no por ningún tipo de juez espiritual):

“¿A cuántos has servido, y qué tan bien?”

Todos debemos considerar exactamente lo que vamos a ser capaces de proporcionar como respuesta a nosotros mismos.

12 Comments

  1. Juan Holguin

    Juan Holguin

    11/02/2016 at 21:07

    A ver si abrimos la mente!

  2. Maria Dolores Isabel Cristina

    Maria Dolores Isabel Cristina

    16/02/2016 at 22:52

    SIN DIOS no se puede vivir porque nos falta su AMOR amen

  3. Nerina Rovey

    Nerina Rovey

    04/03/2016 at 13:33

    Fernando Ariel Ferreyra

  4. Francis Salazar

    Francis Salazar

    14/03/2016 at 21:58

    Muy muy interesante Qué gusto me da leer todos estos mensajes me llenan de vida

  5. Karen MO A

    Karen MO A

    15/03/2016 at 03:27

    Abraham Alvarez Magali Matus Luis

  6. La Chica Cinéfila

    La Chica Cinéfila

    16/03/2016 at 18:05

  7. Bruno

    24/03/2016 at 04:51

    Hola, antes que nada excelente articulo ! . en una parte del mismo dice algo asi “a quienes lean este libro” … a que libro se refiere y cual es su autor ? me interesa mucho este tema. gracias

  8. Jose Luis Gonzales

    05/07/2016 at 16:43

    Gracias por esta ilustracion

  9. Alejandro Rocher

    Alejandro Rocher

    03/10/2016 at 23:04

    Erika Martinez

  10. Meel Soto

    Meel Soto

    04/10/2016 at 01:35

    Alba Matti

  11. Santiago Yepes

    02/11/2016 at 11:49

    El hecho de admitir la plena comunicación individual con La Conciencia Cósmica,ya supone estar en estado de conciencia bien abierto….El Cosmos,por tener muchos planos de conciencia,es de suponer que cada plano,exprese su estado de conciencia,diferente de el resto…..

  12. Marielos Alpizar Bolaños

    Marielos Alpizar Bolaños

    11/11/2016 at 04:51

    Nada que ver

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.