; PRESTAR ESPECIAL ATENCION A NUESTRAS RELACIONES | Evolución consciente

Conciencia Emocional

PRESTAR ESPECIAL ATENCION A NUESTRAS RELACIONES

By  | 

Las conexiones que experimentamos con personas y situaciones no son tan sencillas como pensamos, sino que tienen lugar a diferentes niveles. Y solemos darlas por sentado, hasta el día en que comenzamos a separarnos de ellas, o ellas de nosotros. Entonces sentimos una especie de tirón, llamado cariño o apego, y comprendemos que no nos va a resultar fácil dejarlas marchar sin antes verter algunas lágrimas que no esperábamos, sin sentir remordimientos o una sensación de pérdida. También existe otra clase de conexión que nos une a otra persona a un nivel incluso más profundo, llamado enredo, y que resulta incluso mas difícil de soltar, no importa cuánto podamos desearlo.

Podemos dejar ir todas esas conexiones, pero primero debemos saber cuál de ellas estamos experimentando, y debemos honrar también la profundidad con que forman parte de nuestros campos emocionales y energéticos. Entonces sabremos hasta qué punto puede afligirnos y podemos lamentar su pérdida, cómo abordarlas según nuestro sistema de creencias, y cómo prepararnos para nuestra futura separación y despedida.

Resulta fácil dejar ir las conexiones sencillas, porque no nos sentimos demasiado comprometidos con ellas. ¿Preferimos brócoli o guisantes para cenar? Depende de cómo nos sintamos ese día. Si nos gustan ambos, los incluiremos en las cenas de la semana, pero no nos importará no comer guisantes si en su lugar tenemos brócoli. Éste ejemplo básico explica cómo funcionan las conexiones.

Sin embargo, ¿por qué es tan difícil dejar ir algunas de ellas? Porque no son conexiones, forman parte del nivel del cariño o apego.

Los apegos representan un nivel de conexión que afecta a nuestro campo energético, de manera que echamos de menos su pérdida y, para poder rellenar el hueco que genera en nosotros, tendremos que trabajar un poco. Son relaciones en las que nos apoyamos o de las que dependemos, que cubren algún tipo de necesidad vital, y cuya pérdida nos deja con una especie de agujero que necesitamos volver a llenar.

Estamos apegados a nuestras parejas, a nuestros hijos, a nuestros hogares, nuestros coches y nuestros trabajos: todos ellos cubren necesidades significativas y su pérdida se echa en falta, en ocasiones, muy profundamente.

Algunos apegos nunca pueden llegar a reemplazarse del todo, mientras que otros pueden reemplazarse con tiempo y con técnicas de sanación.

Cuando nos identificamos excesivamente con nuestros apegos, sentimos su pérdida a un nivel muy profundo. Entonces estaríamos hablando del nivel del enredo, el tercer nivel de conexión.

Los enredos representan un nivel muy intenso de conexión, en el cual nuestra vida está entretejida con la vida de otra persona, y necesitamos desenmarañar las cuerdas que nos atan a ella como parte de nuestro proceso de liberación.

El enredo ocurre cuando consentimos en convertirnos en una parte tan importante de la vida de alguien, o de una situación, que necesitamos reemplazar todo aquello que representa cuando la conexión que compartíamos toca a su fin. Dicha liberación conlleva lágrimas, pesar, remordimientos, en ocasiones culpa, y a menudo, nos juzgamos por haber permitido que todo llegara tan lejos.

Son las relaciones más complejas y complicadas. Por lo general, conllevan también ciclos kármicos de algún tipo y encierran las lecciones de ciertos contratos entre las almas, los cuales cubren muchas vidas de experiencia. Pero, como todas las conexiones, pueden ser liberadas como parte de nuestra transformación.

A medida que transitamos de 3D a 5D, conviene que prestemos especial atención a nuestras relaciones.

¿Se trata de simples conexiones o de apegos?

¿Estamos apegados a alguien o estamos enredados con esa persona?

Conocer la diferencia nos ayudará a honrar el papel que cada una de esas relaciones juega en nuestra sanación, en nuestro aprendizaje, nuestro crecimiento y nuestra transformación.

De esta manera, al liberarlas, les concederemos el tiempo, la energía y la atención que necesiten para que nuestra despedida puede darse con gracia y facilidad.

4 Comments

  1. Diego Ramos

    Diego Ramos

    23/03/2016 at 23:57

    b

  2. MIRTA ELENA ZARLENGA

    05/05/2016 at 20:44

    MUY BUENO

  3. Hernandez Nieves

    Hernandez Nieves

    02/09/2016 at 17:30

    Muy buen artículo, nadie sabe lo que se sufre cuando estas enredado y no apegado hasta q lo pasas. Gracias xq acabo d descubrir cual es la situacion

  4. Adriana Ines Rodriguez

    Adriana Ines Rodriguez

    27/11/2016 at 18:51

    Gracias!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.