; PRACTICA EL SUNGAZING | Evolución consciente

Conexión con el Ser

PRACTICA EL SUNGAZING

By  | 

Somos energía, eso ya no lo pone en duda nadie. Cuando nuestra energía vital se debilita nos sentimos cansados a todos los nivels, nuestros cuerpos, nuestras mentes, nuestro sistema emocional…

Es una frase hecha esa de ” tengo que cargar pilas” pero todos sabemos que es una metáfora muy válida, porque eso es lo que sentimos que necesitamos una recarga energética.

Y ¿ cual es nuestra mayor fuente de energía? Sin duda, el Sol.

En nuestra cultura nos han enseñado a temer al Sol y a escondernos de él, cuando en realidad toda nuestra vida depende del Sol, empezando porque nutre a los vegetales, que están al inicio de la cadena alimenticia.

Él es nuestro gran benefactor; equilibra la naturaleza y la ecología.

Esto predica Hira Ratan Manek, conocido como el mensajero del Sol y su técnica: el Sun Gazing debe practicarse en la primera hora de la mañana y en la última del dia.

Debe practicarse de pie, DESCALZO y SOBRE LA TIERRA. Sin zapatos, sin pisar cemento, piedra o incluso hierba del campo o césped (la hierba absorbe la energía solar).

Se debe estar de pie sobre arena o sobre gravilla/barro/tierra: los pies descalzos deben estar en contacto con la tierra. Durante este espacio de tiempo, los rayos solares no tienen mucha fuerza, y la radiación UV es menor, así que no se causará ningún daño a los ojos.

Comienza observando (o simplemente mirando) al sol durante sólo 10 segundos. No lo mires fijamente ni enfoques la vista a él: simplemente míralo. Deshazte del estrés y la tensión, y relaja los músculos faciales y los ojos.

Mantén una postura relajada. No es necesario mantener la mirada sin pestañear: deja que el parpadeo se produzca normalmente.

Mientras lo practicas, debes buscar una actitud de “entrega” a la energía natural y cósmica del sol, así como un “auto-convencimiento” y una creencia profunda de que esta práctica te va a ayudar/curar/nutrir.

Aumenta el tiempo que “miras al sol” 10 segundos más cada día.

En el plazo de tres meses, estarás practicándolo alrededor de 15 minutos. En ese momento, toda la tensión mental, los problemas, etc. desaparecerán.

Esto, en sí mismo, es algo muy importante. Si éste es tu objetivo, puedes abandonar la práctica en ese momento y comenzar con la “práctica pos-mirar al sol”.

Si deseas continuar, hazlo durante otros tres meses más, aumentando 10 segundos cada día. Cuando lleves ya seis meses practicando, estarás alrededor de los 30 minutos.

En ese momento, todos tu malestar y tus dolencias físicas habrán desaparecido. Si éste es tu objetivo, puedes abandonar la práctica en ese momento y comenzar con la “práctica pos-mirar al sol”.

Sin embargo, si deseas continuar, hazlo durante otros tres meses más, aumentando de nuevo 10 segundos más cada día. Cuando ya hayas llegado a los nueve meses de práctica, estarás alrededor de los 44 minutos. Este es el máximo.

La práctica de mirar al sol debe abandonarse en ese momento, pues ya no será necesario continuar con ella. Según Shri Manek, durante los primeros tres meses la glándula pineal se está activando, y el hipotálamo (o el camino del ojo al cerebro) se está cargando.

Tras este periodo, la energía solar comienza a almacenarse en cada una de las células del cuerpo. Cuando todas ellas están cargadas ya no es necesario continuar “mirando al sol”. Solamente es necesario realizar la práctica “pos-mirar al sol” para que el cuerpo se recargue.

Shri Manek explica que nuestro cuerpo necesita grandes cantidades de energía para digerir alimentos y para que nuestro cerebro/mente se ocupe de todos los problemas mentales, depresión, sentimientos negativos, etc. que sufrimos.

Sri Manek asegura que, ya que la práctica de “Mirar al sol” ha acabado con todos estos problemas mentales, él se siente calmado y tranquilo, así que no utiliza/pierde energía.

Como página divulgativa que somos, y entendiendo que cada lector tiene en si la sabiduría necesaria para la práctica de las técnicas que exponemos, decir que en mi caso no he practicado la técnica que nos ocupa.

Lo que si puedo asegurar desde mi experiencia personal es que contemplar el amanecer y/o el atardecer ( el primero es mucho más apto para cargarnos de energía, y el segundo para deshacernos de tensiones) mientras te conectas con el sol y la naturaleza, produce unos efectos inigualables, y esto si que lo practico cada vez que tengo ocasión…

Si quieres conocer otras técnicas para asimilar la energía del astro rey, te recomiendo este arículo

Las publicaciones son de autores muy interesantes que hemos leído y que compartimos para el beneficio de muchas personas que necesitan ayuda. Si tu eres uno de esos autores y consideras que tu articulo no debe estar en nuestro blog, por favor escríbenos y lo retiraremos sin problemas

6 Comments

  1. roberto

    10/02/2016 at 17:42

    me gusta muhisimo este capitulo de evolucion consciente me ayua mucho

  2. Margarita Copa Novo

    Margarita Copa Novo

    22/08/2016 at 11:59

    Vamos, que bueno, quien se anima ? 😉

  3. Alexandra Robles

    Alexandra Robles

    23/08/2016 at 03:46

    Prima! Look KC Robles

  4. Elena Marcelino

    Elena Marcelino

    28/08/2016 at 14:42

    ME PARECE QUE ESTAN EQUIVOCADOS, NO ES PARA NADA CONVENIENTE MIRAR AL SOL CON LAS TORMENTAS SOLARES QUE HAY, DEBERIAN ESTAR INFORMADOS PUES PUEDEN PRODUCIRSE SEVEROS DAÑOS EN LA VISTA.

    • Anónimo

      11/10/2016 at 04:17

      Realmente le funciona a muchas personas en todo el mundo hace miles de años
      Te recomiendo investigar porque es una muy buena terapia

  5. Rocio Bernal

    Rocio Bernal

    04/09/2016 at 02:24

    Gracias gracias ???

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.