; LENGUAJE, NO TAN, OCULTO DE LA SEDUCCIÓN | Evolución consciente

Conciencia Corporal

LENGUAJE, NO TAN, OCULTO DE LA SEDUCCIÓN

By  | 

Imagina que estás en una fiesta y ves a un hombre entrando en la habitación (o si eres un hombre invierte el escenario e imagina que ves a una atractiva mujer). Consciente de que tus ojos están puestos sobre él, él se mueve rápidamente entre la multitud hacia ti.

Está de pie, sacando pecho y la cabeza en alto. Piensas que es bastante atractivo. Atrapas su mirada, sonríes, y miras hacia otro lado. Vuelves a mirarlo y estableces contacto visual mientras el extraño se aproxima hacia ti.

Él sonríe, te extiende la mano y se presenta.

Mientras hablas, mueves suavemente la cabeza hacia un lado, te humedeces los labios con tu lengua, y luego sonríes.

Ambos se aproximan más el uno al otro.

Cuando gesticulas, tu brazo se roza casualmente con el de él. Él sonríe, luego se acomoda el cabello con sus dedos.

Cualquier palabra que sea dicha en ese escenario es mucho menos importante que el lenguaje corporal de la seducción. Las posturas, los movimientos, los gestos, las sonrisas y el contacto visual dicen mucho más.

Puedes aprender a usar el lenguaje corporal para ayudarte a incrementar tu atractivo sexual. Y puedes aprender a entender qué señales no verbales indican que ese alguien se encuentra sexualmente atraído por ti.

El intrincado baile del lenguaje corporal puede enamorarlo o enamorarla completamente.

Generalmente, cuando la gente se conoce por primera vez no expresa abiertamente sus sentimientos hacia el otro. Por supuesto, a veces puedes decir sin tapujos “eres muy atractiva”. Sin embargo, la mayoría de las veces cuando se ven por primera vez,podría parecer inapropiado si simplemente dices algo semejante.

Aquí es dónde el lenguaje corporal entra en acción. Éste puede ser más revelador que lo que alguien puede de hecho llegar a decir, o puede expresar lo que no es dicho.

Es usualmente algo inconsciente, involuntario, y automático – pero si lo piensas, puedes aprender a usarlo intencionalmente.

Ahora que sabes que el lenguaje corporal es parte de la vida, necesitas aprender las especificidades sobre cómo entender el lenguaje corporal de los otros y cómo hacer el tuyo efectivo.

Si eres consciente de cómo te mueves, donde miras, cómo gesticulas y cómo sonríes, entonces puedes encontrar formas para seducir a alguien usando el poder de tu propio cuerpo.

La secuencia del lenguaje corporal en la seducción

Cuando dos personas se atraen la una a la otra, sus cuerpos toman el control y siguen una secuencia que ilustra su atracción. Muchos estudios han encontrado que la mayoría de la gente sigue una secuencia similar.

Las formas más comunes que los lenguajes corporales de la gente muestran su interés son las que se señalan a continuación y en dicho orden:

1. Estableciendo un espacio íntimo.

2. Manteniendo sus cuerpos erguidos y sus pechos para fuera.

3. Acicalándose, como el arreglar sus cabellos.

4. Sonriendo.

5. Tocando “accidentalmente” a la otra persona.

6. Haciendo contacto visual y manteniéndose la mirada el uno al otro.

7. Ladeando sus cabezas.

8. Moviendo sus piernas hacia el otro.

9. Apuntando con un dedo hacia el otro.

10. Reflejándose en los movimientos del otro.

El nerviosismo, expresado por un temblor en las manos o en la voz, la confusión, olvidando nombres o fechas, que las cosas se caigan de las manos o una cierta torpeza en los movimientos, son signos de que hemos impresionado a la persona que tenemos delante.

Pero la mejor manera de saber si le interesamos a una persona es ver cómo se sitúa en relación a nosotros: si se acerca, si casualmente se sitúa a nuestro lado, si al sentarse elige un sitio cercano o si al andar acompasa su paso al nuestro, todo esto constituyen excelentes señales.

Cuando somos objeto del deseo de alguien, éste suele acercarse a nosotros mostrándose confiado y accesible, sus brazos suelen estar relajados y en posición abierta y los pies dirigidos en nuestra dirección.

Si se sienta, observa cómo lo hace: si cruza las piernas y las dirige en tu dirección, si los brazos protegen el cuerpo o se muestra confiado, etc. Son detalles que te irán dando unas pistas seguras.

Si te molestas un poco en aprender el lenguaje del cuerpo, pronto podrás saber con muy poco margen de error si alguien está por ti o no.

Para ellos: Sabrás que le gustas si…
– Te mira de reojo… y desvía la mirada al cruzarse con la tuya.

– Cruza las piernas lentamente delante de ti.

– Hace gestos en los que se muestran las muñecas y las palmas.

– Se toca el pelo cuanto te habla.

Para ellas: Sabrás que le gustas si…
– Se pasa la mano por el pelo cuando te le acercas.

– Se coloca las manos en las caderas.

– Te mira profundamente a los ojos.

– Su voz se hace más profunda y amable cuando se dirige a ti.

– Trata de conseguir que la conversación sea interesante

Las publicaciones son de autores muy interesantes que hemos leído y que compartimos para el beneficio de muchas personas que necesitan ayuda. Si tu eres uno de esos autores y consideras que tu articulo no debe estar en nuestro blog, por favor escríbenos y lo retiraremos sin problemas

1 Comment

  1. MIRTA ELENA ZARLENGA

    13/04/2016 at 22:26

    SUMAMENTE INTERESANTE.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.