; Las Lecciones que Aprendí después de que atravesé la Luz | Evolución consciente

Conciencia Espiritual

Las Lecciones que Aprendí después de que atravesé la Luz

By  | 

Con respecto a sus lecciones cercana a la muerte, el Dr. Kenneth Ring ha dicho “Esta historia es una de las más destacadas que he encontrado en mi extensa investigación sobre experiencias cercanas a la muerte”.

Las Lecciones que Aprendí después de que atravesé la Luz….

Mellen-Thomas Benedict es un artista que sobrevivió una experiencia cercana a la muerte en 1982. El estuvo muerto por más de una hora y media y durante ese tiempo el se elevó de su cuerpo y entró en la Luz. Curioso sobre el universo, el fue llevado lejos en las profundidades remotas de la existencia y aún más allá, en el energético Vacío de la Nada detrás del Big-Bang.

El misterio de la vida tiene poco que ver con la inteligencia. El universo no es un proceso intelectual de ninguna manera.

El intelecto sirve de ayuda, es brillante, pero justo ahora, es todo con lo cual procesamos, en lugar de hacerlo con nuestros corazones y con la parte más sabia de nosotros. El centro de la
tierra es este gran transmutador de energía, como lo ves en las fotos del campo magnético de nuestra tierra. Ese es nuestro ciclo, siendo almas reencarnadas que pasan y vuelven por el
nuevamente. Una señal de que ustedes están logrando un nivel humano es que están comenzando a evolucionar su conciencia individual.

Los animales tienen un alma grupal y ellos reencarnan en almas grupales. Un reno será muy probablemente siempre un reno. Pero solo ser nacido un humano, ya sea deformado o genial, muestra que tu estás en el sendero de desarrollar una conciencia individual.

Esa es en si misma parte de la conciencia de grupo llamada humanidad. Vi que las razas son grupos de personalidad. Naciones como Francia, Alemania y China cada una tiene su propia
personalidad. Las ciudades tienen su personalidad, su alma grupal local que atrae cierta gente.

Las familias son almas grupales. La identidad individual está evolucionando como ramas de un fractal; el alma grupal explora nuestra individualidad. Las preguntas distintas que cada uno de nosotros tiene son muy, muy importantes. Así es como la Divinidad está explorando al Ser de Dios, a través de ustedes. Así que hagan preguntas, hagan su búsqueda. Encontrarán su propio Ser y encontrarán a Dios en ese Ser porque es solo el Ser.

Más que eso, comencé a ver que cada uno de nosotros los humanos, somos almas compañeras. Somos partes de la misma alma fractalizándose en muchas direcciones creativas, pero aún así sigue siendo la misma.

Ahora veo cada ser humano que siempre veré y veo a mi alma compañera, la que siempre estuve buscando. Más aún, la más grande alma compañera que jamás tendrás eres tu mismo. Cada uno de nosotros, hombres y mujeres. Lo experimentamos en el útero y en estados de reencarnación. Si ustedes buscan esa última alma compañera o gemela fuera de ustedes, nunca la encontrarán, no está allí. Así como Dios no está “allí”. Dios está aquí.

No busquen “por ahí afuera” a Dios. Búscalo aquí a Dios. Mira a través de tu propio Ser. Comienza teniendo el mayor asunto amoroso que jamás tuviste… con tu Ser. Amarás todo desde allí. Yo tuve un descenso en lo que podrías llamar Infierno y fue muy sorprendente. No vi a Satán ni al mal. Mi descenso al infierno fue un descenso en la miseria humana de costumbres en cada persona, en la ignorancia y la oscuridad de no saber. Parecía una eternidad miserable.

Cada una de los millones de almas a mi alrededor tenía una pequeña estrella de luz siempre disponible. Pero nadie parecía prestarle atención. Estaban tan consumidos por su propio dolor, trauma y miseria! Luego de lo que pareció una eternidad, comencé llamando a esa Luz, como un niño pide ayuda a sus padres. Entonces la Luz se abrió y formó un túnel que vino justo a mi sacándome de ese temor y pena. Eso es lo que el Infierno realmente es. Lo que estamos aprendiendo es a tomarnos de las manos, andar juntos. Las puertas del Infierno están abiertas ahora. Vamos a unirnos, tomarnos las manos y salir juntos del infierno.

La Luz vino a mí y me volvió un enorme ángel dorado. Yo dije “eres un ángel de muerte?”. Me expresó que era mi suprema alma, la matriz de mi Ser Superior, una súper vieja parte de nosotros mismos. Entonces fue llevado a la Luz. Pronto nuestra ciencia cuantificará al espíritu. Los físicos usan colisiones atómicas para aplastar átomos y ver de qué están hechos. Lo desglosaron en quarks y magia y todo eso.

Bien un día ellos llegarán hasta la pequeña cosa que hace la unión de todo y ellos tendrán que llamarla… Dios. Con las colisiones atómicas ellos no solo están viendo que está allí sino que están creando partículas. Gracias a Dios la mayor parte de ellas viven solo milisegundos y nanosegundos. Estamos comenzando a entender lo que estamos creando también mientras avanzamos. Mientras veía por siempre, llegué a un reino en el que hay un punto por el que pasamos todo conocimiento y comenzamos creando el próximo fractal.

Tenemos ese poder de crear a medida que exploramos. Y ese es Dios expandiéndose a sí mismo a través nuestro. Desde mi regreso experimenté la Luz espontáneamente y he aprendido como llegar a ese espacio casi en cualquier momento en que medito.

Cada uno de ustedes puede hacerlo. No tienen que morir para hacer esto. Está dentro de tu equipo, tú ya tienes el cableado para hacerlo. El cuerpo es el más magnífico ser de Luz que hay. El cuerpo es un universo de increíble Luz. El Espíritu no nos empuja a disolver este cuerpo.

No es eso lo que está ocurriendo. Dejen de intentar volverse Dios. Dios se está volviendo ustedes. Aquí. La mente es como un niño que corre por el universo pidiendo esto y pensando que él creo el mundo. Pero yo pregunto a la mente: “Que tiene que hacer tu madre con esto?” Ese es el próximo nivel de conciencia espiritual. ¡Oh, Mi madre! De golpe abandonas el ego, porque no eres la única alma en el universo.

Una de mis preguntas a la Luz fue “qué es el cielo?” Me dieron un tour de todos los cielos que han sido creados: los Nirvanas, Las Tierras de Felices Cacerías, todas ellas. Pasé por ellas. Estas son creaciones mentales de formas que hemos creado. Realmente no vamos al cielo, nosotros somos reprocesados. Los milagros y la magia ocurren naturalmente en un universo amoroso

Atravesando la luz por Meller-Thomas Benedict

11 Comments

  1. Gerardo Antonio Herrera Sanchez

    01/10/2015 at 07:11

    YO TAMBIEN PASE POR ESE FILTRO DE VIDA FACINANTE, MI VIDA CAMBIO POR COMPLETO

    • Anónimo

      28/01/2016 at 19:49

      Wow, super interesante su experiencia y compartirla, hay muchas preguntas sin respuestas y su experiencia nos da una pauta para meditar sobre ello, GRACIAS.

  2. Mia Guzmán

    Mia Guzmán

    30/12/2015 at 06:05

    Damian Lionel Collado

  3. Tuca Garcia

    Tuca Garcia

    02/09/2016 at 14:49

    Q lindo articulo, muy intetesante; hay q seguir avanzando. Namaste!!!

  4. Alejandro Rocher

    Alejandro Rocher

    15/09/2016 at 17:57

    Erika Martinez

  5. Enrique Mendoza

    Enrique Mendoza

    15/09/2016 at 19:28

    Kabbalah ?

  6. Juan Anguiano

    Juan Anguiano

    16/09/2016 at 02:11

    Sameta Gaia Parinama

  7. Sameta Gaia Parinama

    Sameta Gaia Parinama

    17/09/2016 at 03:22

    Ya lo leí y es lo mismo que me enseñaron en el curso del YoSoy!!! Es muy interesante, entiendes muchas cosas que provocan nuevas interrogantes, sin embargo, por intuición puedes encontrar respuestas. La meditación es la mejor herramienta. Gracias Juan. Namaste ??✨

    • Juan Anguiano

      Juan Anguiano

      17/09/2016 at 03:28

      Me parecio muy interesante el hecho qué menciona qué Somos reprocesados… Y qué creamos nuestro propio Cielo…

  8. Sameta Gaia Parinama

    Sameta Gaia Parinama

    17/09/2016 at 04:30

    Creo que ya lo habíamos comentado. Somos co-creadores de nuestra realidad y manifestación conciente o inconsciente de todo lo que nos pasa. También regresamos “en paquete” los grupos de almas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.