; Las Cuatro Verdades Nobles y Los Resultados de la práctica de los Fundamentos de la Atención. | Evolución consciente

Meditación

Las Cuatro Verdades Nobles y Los Resultados de la práctica de los Fundamentos de la Atención.

By  | 

Dhammanupassana: La Observación de los Contenidos Mentales y sus Resultados

A. Nivaranapabbam: Sección sobre los Impedimentos
Monjes: ¿ cómo mora un monje observando los contenidos mentales en los contenidos mentales? Monjes: he aquí que un monje mora observando los contenidos mentales en los contenidos mentales formados por los cinco impedimentos. Monjes: ¿ y cómo mora un monje observando los contenidos mentales en los contenidos mentales formados por los cinco impedimentos? Monjes, he aquí que un monje, cuando el deseo sensual está presente en él sabe perfectamente: “Hay deseo sensual en mi”. Cuando el deseo sensual no está presente sabe perfectamente: “No hay deseo sensual en mí”: Sabe perfectamente cómo surge el deseo sensual que no habia surgido previamente. Sabe perfectamente cómo se erradica el deseo sensual que ha surgido. Sabe perfectamente cómo no vuelve a surgir el deseo sensual ya erradicado.

Cuando la aversión está presente en él sabe perfectamente: Hay aversión en mí”. Cuando la aversión no está presente sabe perfectamente: “No hay aversión en mí”. Sabe perfectamente cómo surge la aversión que no habia surgido previamente. Sabe perfectamente cómo se erradica la aversión ya surgida. Sabe perfectamente cómo no vuelve a surgir la aversión ya erradicada.

Cuando el sopor y la apatía están presentes en él sabe perfectamente: “Hay sopor y apatía en mí”. Cuando el sopor y la apatía no están presentes sabe perfectamente: “No hay sopor y apatía en mí”. Sabe perfectamente cómo surgen el sopor y la apatía que no habian surgido previamente. Sabe perfectamente cómo se erradican el sopor y la apatía ya surgidos. Sabe perfectamente cómo no vuelven a surgir el sopor y la apatía ya erradicados.

Cuando el desasosiego y el remordimiento están presentes en él sabe perfectamente: “Hay desasosiego y remordimiento en mí”. Cuando el desasosiego y el remordimiento no están presentes en él sabe perfectamente: “No hay desasosiego y remordimiento en mí”. Sabe perfectamente cómo surgen el desasosiego y el remordimiento que no habían surgido previamente. Sabe perfectamente cómo se erradican el desasosiego y el remordimiento ya surgido. Sabe perfectamente cómo no vuelve a surgir el desasosiego y el remordimiento ya erradicado.

Cuando la duda está presente en él sabe perfectamente: “Hay duda en mí”. Cuando la duda no está presente sabe perfectamente: “No hay duda en mí”. Sabe perfectamente cómo surge la duda que no había surgido previamente. Sabe perfectamente cómo se erradica la duda ya surgida. Sabe perfectamente cómo no vuelve a surgir la duda ya erradicada.

Así mora observando internamente los contenidos mentales en los contenidos mentales, o mora observando externamente los contenidos mentales en los contenidos mentales o mora observando tanto interna como externamente los contenidos mentales en los contenidos mentales. Mora observando el fenómeno del surgimiento en los contenidos mentales, mora observando el fenómeno de la desaparición en los contenidos mentales, mora observando el fenómeno simultáneo del surgir y el desaparecer en los contenidos mentales. Ahora tiene coneciencia de que: “Esto son contenidos mentales”. Desarrolla esta consciencia hasta el grado en el que hay mera comprensión junto con mera atención y mora desapegado sin aferrarse ni codiciar nada en este mundo (de mente y materia).

Monjes, así es como un monje mora observando los contenidos mentales en los contenidos mentales formados por los cinco impedimentos.
B. Khandhapabbam: Sección sobre los Cinco Agregados
Así mismo, monjes, un monje mora observando los contenidos mentales en los contenidos mentales formados por los cinco agregados del apego (20). Monjes, ¿ cómo mora un monje observando los contenidos mentales en los contenidos mentales formados por los cinco agregados del apego?

Monjes, he aquí que un monje sabe perfectamente: “Así es la materia, así surge la materia, así desaparece la materia. Así son las sensaciones, así surgen las sensaciones, así desaparecen las sensaciones. Así es la percepción, así surge la percepción, así desaparece la percepción. Así son las sensaciones, así surgen las sensaciones, así desaparecen las sensaciones. Así es la consciencia, así surge la consciencia, así desaparece la consciencia”.

Así mora observando internamente los contenidos mentales en los contenidos mentales, o mora observando externamente los contenidos mentales en los contenidos mentales, o mora observando tanto interna como externamente los contenidos mentales en los contenidos mentales. Así mora observando en los contenidos mentales el fenómeno del surgimiento, o mora observando en los contenidos mentales el fenómeno de la desaparición, o mora observando en los contenidos mentales el fenómeno simultáneo del surgimiento y de la desaparición, Ahora tiene consciencia de que: “Esto son contenidos mentales”. Desarrolla esta consciencia hasta el grado en el que hay mera comprensión junto con mera atención y mora desapegado sin aferrarse ni codiciar nada en este mundo (de mente y materia). Monjes, así es como mora un monje observando los contenidos mentales en los contenidos mentales formados por los cinco agregados del apego.
C. Ayatanapabbam: Sección sobre las Esferas de la Percepción
Así mismo, monjes, un monje mora observando los contenidos mentales en los contenidos mentales formados por las seis esferas internas y las seis esferas externas de la percepción. Monjes, ¿ y cómo mora un monje observando los contenidos mentales en los contenidos mentales formados por las seis esferas internas y las seis esferas externas de la percepción?

Monjes, he aquí que un monje conoce como es debido el ojo, conoce como es debido el objeto de la vista y conoce como es debido la atadura que surge dependiendo de ambos. Sabe como es debido cómo surge la atadura que no había surgido todavía, sabe perfectamente cómo se erradica la atadura que ya ha surgido. Sabe perfectamente cómo no vuelve a surgir la atadura ya erradicada.

Conoce como es debido el oído, conoce como es debido el sonido y conoce como es debido la atadura que surge dependiendo de ambos. Sabe perfectamente cómo surge la atadura que no había surgido todavía, sabe perfectamente cómo se erradica la atadura que ya ha surgido, sabe perfectamente cómo no vuelve a surgir la atadura ya erradicada.

Conoce como es debido la nariz, conoce como es debido el olor y conoce como es debido la atadura que surge dependiendo de ambos. Sabe perfectamente cómo surge la atadura que no había surgido todavía, sabe perfectamente cómo se erradica la atadura que ya ha surgido y sabe perfectamente cómo no vuelve a surgir la atadura ya erradicada.

Conoce como es debido la lengua, conoce como es debido el sabor y conoce como es debido la atadura que surge dependiendo de ambos. Sabe perfectamente cómo surge la atadura que no había surgido todavía, sabe perfectamente cómo se erradica la atadura ya surgida y sabe perfectamente cómo no vuelve a surgir la atadura ya erradicada.

Conoce como es debido el cuerpo, conoce como es debido los contactos táctiles y conoce como es debido la atadura que surge dependiendo de ambos. Sabe perfectamente cómo surge la atadura que no había surgido todavía, sabe perfectamente cómo se erradica la atadura ya surgida y sabe perfectamente cómo no vuelve a surgir la atadura ya erradicada.

Conoce como es debido la mente, conoce como es debido los contenidos mentales y conoce como es debido la atadura que surge dependiendo de ambos. Sabe perfectamente cómo surge la atadura que no había surgido todavía, sabe perfectamente cómo se erradica la atadura ya surgida y sabe perfectamente cómo no vuelve a surgir la atadura ya erradicada.

Así mora observando internamente los contenidos mentales en los contenidos mentales, o mora observando externamente los contenidos mentales en los contenidos mentales, o mora observando tanto interna como externamente los contenidos mentales en los contenidos mentales. Mora observando en los contenidos mentales el fenómeno del surgimiento, mora observando en los contenidos mentales el fenómeno de la desaparición, mora observando en los contenidos mentales el
fenómeno simultáneo del surgimiento y el de la desaparición. Ahora tiene consciencia de que: “Esto son contenidos mentales”. Desarrolla esta consciencia hasta el grado en el que hay mera comprensión junto con mera atención. Mora desapegado sin aferrarse ni codiciar nada en este mundo (de mente y materia). Monjes, así es como mora un monje observando los contenidos mentales en los contenidos mentales formados por las seis esferas internas y las seis esferas externas de la percepción.

D.Bojjhañgapabbam: Sección sobre los Siete Factores de la Iluminación
Así mismo, monjes, un monje mora observando los contenidos mentales en los contenidos mentales formados por los siete factores de la iluminación, Monjes, ¿ y cómo mora un monje observando los contenidos mentales en los contenidos mentales formados por los siete factores de la iluminación?

Monjes, he aquí que un monje, cuando la atención que es factor de la iluminación está presente en él sabe perfectamente: “Hay en mí la atención que es factor de la iluminación”, Cuando la atención que es factor de la iluminación no está presente en él, sabe perfectamente: “No hay en mí la atención que es factor de la iluminación”. Sabe perfectamente cómo surge la atención que es factor de la iluminación que no ha surgido todavía. Sabe perfectamente cómo se produce la perfección en el desarrollo de la atención que es factor de la iluminación.

Cuando la investigación del Dhamma (21) que es factor de la iluminación está presente en él sabe perfectamente: “Hay en mí la investigación del Dhamma que es factor de la iluminación”. Cuando la investigación del Dhamma que es factor de la iluminación no está presente en él, sabe perfectamente: “No hay en mí la investigación del Dhamma que es factor de la iluminación”. Sabe perfectamente cómo surge la investigación del Dhamma que es factor de la iluminación que no ha surgido todavía. Sabe perfectamente cómo se produce la perfección en el desarrollo de la investigación del Dhamma que es factor de la iluminación.

Cuando el esfuerzo que es factor de la iluminación está presente en él sabe perfectamente: “Hay en mí el esfuerzo que es factor de la iluminación”, Cuando el esfuerzo que es factor de la iluminación no está presente en él, sabe perfectamente: “No hay en mí el esfuerzo que es factor de la iluminación”. Sabe perfectamente cómo surge el esfuerzo que es factor de la iluminación que no ha surgido todavía, Sabe perfectamente cómo se produce la perfección en el desarrollo del esfuerzo que es factor de la iluminación.

Cuando la alegría (22) que es factor de la iluminación está presente en él, sabe perfectamente: “Hay en mí la alegría que es factor de la iluminación”. Cuando la alegría que es factor de la iluminación no está
presente en él, sabe perfectamente: “No hay en mí la alegría que es factor de iluminación”. Sabe perfectamente cómo surge la alegría que es factor de la iluminación que no ha surgido todavía. Sabe perfectamente cómo se produce la perfección en el desarrollo de la alegría que es factor de la iluminación.

Cuando la tranquilidad (23) que es factor de la iluminación está presente en él, sabe perfectamente: “Hay en mí la tranquilidad que es factor de la iluminación”. Cuando la tranquilidad que es factor de la iluminación no está presente en él sabe perfectamente: “No hay en mí la tranquilidad que es factor de la iluminación”. Sabe perfectamente cómo surge la tranquilidad que es factor de la iluminación que no ha surgido todavía. Sabe perfectamente cómo se produce la perfección en el desarrollo de la tranquilidad que es factor de la iluminación.

Cuando la concentración que es factor de la iluminación está presente en él, sabe perfectamente: “Hay en mí la concentración que es factor de la iluminación”. Cuando la concentración que es factor de la iluminación no está presente en él, sabe perfectamente: “No hay en mí la concentración que es factor de la iluminación”. Sabe perfectamente cómo surge la concentración que es factor de la iluminación que no ha surgido todavía. Sabe perfectamente cómo se produce la perfección en el desarrollo de la concentración que es factor de la iluminación.

Cuando la ecuanimidad que es factor de la iluminación está presente en él, sabe perfectamente: “Hay en mí la ecuanimidad que es factor de la iluminación” Cuando la ecuanimidad que es factor de la iluminación no está presente en él, sabe perfectamente: “No hay en mí la ecuanimidad que es factor de la iluminación”. Sabe perfectamente cómo surge la ecuanimidad que es factor de la iluminación que no ha surgido todavía. Sabe perfectamente cómo se produce la perfección en e! desarrollo de la ecuanimidad que es factor de la iluminación.

Así mora observando internamente los contenidos mentales en los contenidos mentales, o mora observando externamente los contenidos mentales en los contenidos mentales, o mora observando tanto interna como externamente los contenidos mentales en los contenidos mentales. Mora observando en los contenidos mentales el fenómeno del surgimiento, mora observando en los contenidas mentales el fenómeno de la desaparición, mora observando en los contenidos mentales el fenómeno simultáneo de! surgimiento y e! de la desaparición, Ahora tiene consciencia de que: “Esto son contenidos mentales”. Desarrolla esta consciencia hasta el grado en el que hay mera comprensión junto con mera atención y mora desapegado sin aferrarse ni codiciar nada en
este mundo (de mente y materia). Monjes, así es como mora un monje observando los contenidos mentales en los contenidos mentales formados por los siete factores de la iluminación.
E. Catusaccapabbam: Sección sobre las Cuatro Verdades Nobles
Así mismo, monjes, un monje mora observando los contenidos mentales en los contenidos mentales formados por las cuatro verdades nobles. Monjes, ¿ y cómo mora un monje observando los contenidos mentales en los contenidos mentales formados por las cuatro verdades nobles?

Monjes, he aquí que un monje sabe perfectamente, tal y como es: “Esto es sufrimiento”. Sabe perfectamente, tal y como es: “Esto es el origen del sufrimiento”. Sabe perfectamente, tal y como es: “Esto es la cesación del sufrimiento” y sabe perfectamente, tal y como es; “Este es el sendero que conduce a la cesación del sufrimiento”:

1. Dukkhasaccaniddeso: La Noble Verdad del Sufrimiento
Monjes: ¿ cuál es la noble verdad del sufrimiento? Nacer es sufrimiento, la vejez es sufrimiento, (la enfermedad es sufrimiento) (24), la muerte es sufrimiento, la pena, la lamentación, el dolor, la aflicción y la angustia son sufrimiento. La unión con algo que no gusta es sufrimiento, la desunión con algo que gusta es sufrimiento. En suma: el apego a los cinco agregados es sufrimiento.

Monjes, ¿ y qué es nacer? al haber nacimiento de cualquier ser en cualquier plano de existencia, su concepción, su nacer, su devenir, la manifestación de los agregados, la adquisición de las facultades sensoriales: monjes, a eso se le llama nacer.

Monjes, ¿ y qué es la vejez? Al haber vejez para cualquier clase de ser en cualquier plano de existencia, su debilitamiento, decrepitud, pérdida de los dientes, encanecimiento y arrugamiento, el agotamiento de su periodo de existencia, el deterioro de sus facultades sensoriales: Monjes, a eso se le llama vejez.

Monjes, ¿ y qué es la muerte? Al desvanecerse y partir los seres en cualquier plano de existencia, su desintegración, su desaparición, su morir, su muerte, la conclusión de su periodo de existencia, la disolución de los agregados, el abandono del cuerpo, la destrucción de su vitalidad: monjes, a eso se le llama muerte.

Monjes, ¿ y qué es la pena? Monjes, cuando uno se ve afectado por diversas clases de pérdidas y desgracias, que van seguidas de una u otra clase de pesadumbre mental, de pena, duelo, aflicción íntima y desconsuelo íntimo: monjes, a eso se le llama pena.

Monjes, ¿ y qué es la lamentación? Monjes, cuando uno se ve afectado por diversas clases de pérdidas y desgracias, que van seguidas de una u otra clase de pesadumbre mental, por la queja y el llanto, la lamentación, la queja íntima, el lamento intimo, el estado de queja íntima y de lamentación íntima: monjes, a eso se le llama lamentación.

Monjes, ¿ y qué es dolor? (25) Monjes: a cualquier clase de dolor corporal, a lo corporalmente desagradable, a cualquier sensación dolorosa o desagradable producida por el contacto corporal, monjes, a eso se le llama dolor.

Monjes, ¿ y qué es la aflicción? (25) Monjes, a cualquier clase de dolor mental, a lo mentalmente desagradable, a cualquier sensación dolorosa o desagradable producida por el contacto mental, monjes, a eso se le llama aflicción.

Monjes, ¿ y qué es la angustia? Monjes, cuando uno se ve afectado por diversas clases de pérdidas e infortunios que van seguidos de una u otra clase de estado pesaroso de la mente, por la angustia, por la tribulación, desesperación, aflicción con angustia y aflicción con desesperación, monjes, a eso se le llama angustia.

Monjes, ¿ y qué es el sufrimiento de estar unido a lo que no gusta? En cualquier momento y lugar en el que uno halle objetos de la vista, el oído, olfato, gusto, tacto o de la mente que le desagraden, disgusten o molesten o en cualquier momento y lugar en el que uno halle que hay gente que le desea infortunios, daño, dificultades o inseguridad, si uno se ve unido, conoce, encuentra o vincula con ellos, monjes, a eso se le llama el sufrimiento de estar unido a lo que no gusta.

Monjes, ¿ y cuál es el sufrimiento de no estar unido a lo que gusta? En cualquier momento y lugar en el que uno halle objetos de la vista, el oído, olfato, gusto, tacto o de la mente que le agraden, complazcan o gusten, o en cualquier momento y lugar en el que uno halle que hay gente que le desea fortuna, prosperidad, comodidad o seguridad, por ejemplo la madre y el padre, el hermano y la hermana, los amigos, camaradas o parientes; si uno no está unido, conoce, encuentra o está vinculado a ellos, monjes: a eso se le llama el sufrimiento de no estar unido a lo que gusta.

Monjes, ¿ qué es la no obtención de lo que se desea? Monjes, en los seres que están sujetos al nacimiento surge el deseo: ¡Ojalá que no estuviéramos sujetos al nacimiento! ¡Ojalá que no tuviéramos otro nacimiento por delante! Pero esto no puede obtenerse por el mero deseo y la no obtención de lo que se desea es sufrimiento.

Monjes, en los seres que están sujetos al envejecimiento surge el deseo: ¡Ojalá que no estuviésemos sujetos al envejecimiento! ¡Ojalá que no nos aguardara la vejez! Pero esto no puede obtenerse por el mero deseo y la no obtención de lo que se desea es sufrimiento.

Monjes, en los seres que están sujetos a la enfermedad surge el deseo: ¡Ojalá que no estuviésemos sujetos a la enfermedad! ¡Ojalá que no nos aguardase la enfermedad! Pero esto no puede obtenerse por el mero deseo y la no obtención de lo que se desea es sufrimiento.

Monjes, en los seres que están sujetos a la muerte surge el deseo: ¡Ojalá que no estuviésemos sujetos a la muerte! ¡Ojalá que no nos tuviésemos que morir! Pero esto no puede obtenerse por el mero deseo y la no obtención de lo que se desea es sufrimiento.

Monjes, en los seres que están sujetos a la pena, a la lamentación, al dolor, a la aflicción y a la angustia surge el deseo: ¡Ojalá que no estuviésemos sujetos a la pena, a la lamentación, al dolor, a la aflicción y a la angustia! ¡Ojalá que no padeciésemos pena, lamentación. dolor, aflicción y angustia!.
Pero esto no puede obtenerse por el mero deseo y la no obtención de 1o que se desea es sufrimiento.

En suma, monjes, ¿ cuál es el sufrimiento del apego a estos cinco agregados? Es éste: el apego al agregado de la materia es sufrimiento, el apego al agregado de la sensación es sufrimiento, el apego al agregado de la percepción es sufrimiento, el apego al agregado de la reacción es sufrimiento, el apego al agregado de la consciencia es sufrimiento. Monjes, a esto se le llama el sufrimiento del apego a los cinco agregados.

Monjes, ésta es la noble verdad del sufrimiento
11. Samudayasaccaniddeso: La Noble Verdad del Origen del Sufrimiento
Monjes: ¿ y cuál es la noble verdad del origen del sufrimiento? Lo que da lugar a nuevos nacimientos es el deseo, que unido al placer y a la lujuria, encuentra nuevos deleites ahora acá, ahora allá, a saber: el deseo de placeres sensuales, el deseo de repetidos nacimientos y el deseo de la aniquilación. Monjes, ¿ dónde surge y se afinca el deseo? En cualquier parte en la que el fenómeno de mente y materia encuentre deleite y placer, allí surge y se afinca el deseo.

– ¿ Qué es delicioso y agradable en este mundo (26) (de mente y materia)?
El ojo es delicioso y agradable en el mundo (de mente y materia); allí surge y se afinca este deseo. El oído… es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La nariz… es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La lengua es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. El cuerpo es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La mente en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo.

Los objetos de la vista, las formas materiales, son deliciosos y agradables, allí surge y se afinca este deseo. Los sonidos… son deliciosos y agradables, allí surge y se afinca este deseo. Los olores … son deliciosos y agradables, allí surge y se afinca este deseo. Los sabores… son deliciosos y agradables, allí surge y se afinca este deseo. El tacto… es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo. Los contenidos mentales en el mundo (de mente y materia) son deliciosos y agradables, allí surge y se afinca este deseo.

La consciencia visual en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La consciencia auditiva … es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La consciencia olfativa … es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La consciencia del sabor… es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La consciencia del cuerpo… es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La consciencia mental en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo.

El contacto visual en el mundo (de mente y materia) es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo. El contacto auditivo … es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo. El contacto del olfato… es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo. El contacto del gusto … es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo. El contacto corporal… es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo. El contacto de la mente en el mundo (de mente y materia) es delicioso y agradable, allí surge y se afinca el deseo.

La sensación que surge del contacto visual en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La sensación que surge del contacto del oído … es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La sensación que surge del contacto del olor… es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La sensación que surge del contacto del sabor… es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La sensación que surge del contacto corporal… es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La sensación que surge del contacto de la mente en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo.

La percepción de los objetos visuales, de las formas materiales en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La percepción de los sonidos … es deliciosa y
agradable, allí surge y se afinca este deseo. La percepción de los olores … es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La percepción de los sabores… es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La percepción del contacto … es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La percepción de los contenidos mentales en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo.

La reacción de la mente hacia los objetos visuales en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La reacción de la mente hacia el sonido… es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La reacción de la mente hacia el olor… es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La reacción mental hacia los sabores… es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La reacción mental al contacto del cuerpo y los objetos táctiles… es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La reacción mental hacia los objetos de la mente, los contenidos mentales en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo.

El deseo de objetos visuales en el mundo (de mente y materia) es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo. El deseo de sonidos … es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo. El
deseo de olores … es delicioso y agradable, alli surge y se afinca este deseo. El deseo de sabores … es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo. El deseo de contactos… es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo. El deseo de objetos mentales, contenidos mentales en el mundo (de mente y materia) es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo.

La formación de conceptos relativos a los objetos visuales en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La formación de conceptos relativos a sonidos … es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La formación de conceptos relativos al olor… es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La formación de conceptos relativos al sabor… es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La formación de conceptos relativos al tacto … es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo. La formación de conceptos relativos a los objetos mentales, a los contenidos mentales en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí surge y se afinca este deseo.

El discurrir sobre los objetos visuales en el mundo (de mente y materia) es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo. El discurrir sobre los sonidos… es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo. El discurrir sobre los olores … es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo. El discurrir sobre sabores… es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo. El discurrir sobre el tacto … es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo. El discurrir sobre los objetos mentales, los contenidos mentales en el mundo (de mente y materia), es delicioso y agradable, allí surge y se afinca este deseo.

Monjes, ésta es la noble verdad del origen del sufrimiento.

III. Nirodhasaccaniddeso: La Verdad de la Erradicación del Sufrimiento
Monjes: ¿ cuál es la noble verdad de la erradicación del sufrimiento? Es la total y completa erradicación del deseo, su renuncia y abandono; la liberación y el desapego de él. Pero, monjes, ¿ dónde puede ser aniquilado y destruido el deseo? Allí, en este mundo (de mente y materia) en el que haya algo delicioso y agradable, allí puede ser aniquilado y destruído el deseo.

¿ Qué es lo delicioso y agradable en este mundo de mente y materia?
La vista en este mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El oído… es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El olfato … es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El sabor… es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El cuerpo… es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La mente en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo.

Los objetos de la vista, las formas materiales en el mundo (de mente y materia) son deliciosas y agradables, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. Los sonidos… son deliciosos y agradables, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. Los olores… son deliciosos y agradables, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. Los sabores … son deliciosos y agradables, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El tacto es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. Los contenidos mentales en el mundo (de mente y materia) son deliciosos y agradables, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo.

La consciencia visual en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La consciencia auditiva… es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La consciencia olfativa… es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La consciencia del sabor… es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La consciencia corporal… es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La consciencia mental en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo.

El contacto del ojo en el mundo (de mente y materia) es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El contacto del oído … es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El contacto del olfato… es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El contacto del sabor … es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El contacto de la mente en el mundo (de mente y materia) es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo.

La sensación que surge del contacto visual en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La sensación que surge del contacto auditivo… es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La sensación que surge del contacto del olfato … es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La sensación que surge del contacto del sabor… es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La sensación que surge del contacto corporal. .. es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La sensación que surge del contacto de la mente en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo.

La percepción de los objetos visuales en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La percepción del sonido… es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La percepción del olor… es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La percepción de sabores … es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La percepción del tacto … es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La percepción de los objetos mentales, los contenidos mentales en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo.

La reacción mental hacia los objetos visuales en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La reacción mental hacia el sonido… es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La reacción mental hacia el olor… es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La reacción mental hacia los sabores… es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La reacción mental hacia el tacto … es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La reacción mental hacia los contenidos mentales en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo.

El deseo de objetos visuales en el mundo (de mente y materia) es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El deseo de sonidos… es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El deseo de olores… es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El deseo de sabores … es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El deseo de contacto… es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El deseo de contenidos mentales en el mundo (de mente y materia) es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo.

La formación de conceptos sobre objetos visuales en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La formación de conceptos sobre sonidos… es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La formación de conceptos sobre el olor… es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La formación de conceptos sobre los sabores… es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La formación de conceptos sobre el tacto… es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. La formación de conceptos sobre los contenidos mentales en el mundo (de mente y materia) es deliciosa y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo.

El discurrir sobre objetos visuales en el mundo (de mente y materia) es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El discurrir sobre sonidos… es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El discurrir sobre olores… es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El discurrir sobre sabores… es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El discurrir sobre el tacto… es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo. El discurrir sobre contenidos mentales en el mundo (de mente y materia) es delicioso y agradable, allí puede aniquilarse y destruirse este deseo.

Monjes, ésta es la noble verdad de la erradicación del sufrimiento.

IV. Maggasaccaniddeso: La Verdad del Sendero
Monjes, ¿ cuál es la noble verdad del sendero que conduce a la erradicación del sufrimiento? Es este noble sendero óctuple: recta comprensión, recto pensamiento, recta palabra, recta acción, recto sustento, recto esfuerzo, recta atención y recta concentración.

Monjes, ¿ qué es recta comprensión? Monjes, recta comprensión es el conocimiento verdadero del sufrimiento, el conocimiento verdadero del origen del sufrimiento, el conocimiento verdadero de la erradicación del sufrimiento, el conocimiento verdadero del sendero que conduce a la erradicación del sufrimiento. Monjes, a esto se le llama recta comprensión.

Monjes, ¿ qué es recto pensamiento? Los pensamientos de renunciación, los pensamientos libres de aversión, los pensamientos libres de violencia. Monjes, a esto se le llama recto pensamiento.

Monjes, ¿ qué es recta palabra? Abstenerse de mentir, de chismorrear y murmurar, de palabras ásperas, de conversaciones vanas. Monjes, a esto de le llama recta palabra.

Monjes, ¿ qué es recta acción? Abstenerse de matar, de apropiarse de lo que no ha sido dado, de conducta sexual inadecuada. Monjes, esto es recta acción.

Monjes, ¿ qué es recto sustento? Monjes, he aquí que el noble discípulo, desechando una forma errónea de ganarse el sustento, se gana la vida con una forma correcta de vivir. Monjes, a esto se le llama recto sustento.

Monjes, ¿ qué es recto esfuerzo? Monjes, he aquí que un monje genera la voluntad de evitar el surgimiento de impurezas mentales que no han surgido todavía; se esfuerza, aviva su energía, aplica la mente a ello y se afana. Para erradicar las impurezas mentales que ya han surgido, genera la voluntad, se esfuerza, aviva su energía, aplica la mente a ello y se afana. Para suscitar la pureza mental que no ha surgido todavía, genera la voluntad, se esfuerza, aviva su energía, aplica la mente a ello y se afana. Para mantener la pureza mental que ya ha surgido, para no dejarla que se desvanezca, multiplicarla llevándola a su madurez total y desarrollarla hasta la perfección, genera la voluntad, se esfuerza, aviva su enegía, aplica a ello la mente y se afana. Monjes, a esto se le llama recto esfuerzo.

Monjes, ¿ qué es recta atención? Monjes, he aquí que un monje mora ardiente, con recta atención y comprensión constante y minuciosa de la impermanencia observando el cuerpo en el cuerpo, habiendo eliminado el deseo y la aversión hacia este mundo (de mente y materia); mora ardiente con recta atención y comprensión constante y minuciosa de la impermanencia observando las sensaciones en las sensaciones, habiendo eliminado el deseo y la aversión hacia este mundo (de mente y materia); mora ardiente, con recta atención y comprensión constante y minuciosa de la impermanencia observando la mente en la mente, habiendo eliminado el deseo y la aversión hacia este mundo (de mente y materia); mora ardiente con recta atención y comprensión constante y minuciosa
de la impermanencia observando los contenidos mentales en los contenidos mentales, habiendo eliminado el deseo y la aversión hacia este mundo (de mente y materia). Monjes, a eso se le llama recta atención.

Monjes, ¿ qué es recta concentración? Monjes, he aquí que un monje, desapegado de los deseos sensuales, desapegado de las impurezas mentales, entra en el primer estado de absorción, con la mente aplicada al objeto, la atención fija en el objeto, que está lleno de rapto mental y sensaciones agradables que nacen del desapego y mora en él. Al disminuir la aplicación de la mente al objeto y la atención fija en el objeto, entra en el segundo estado de absorción, obteniendo la tranquilidad interior y la unificación de la mente. Este estado está libre de aplicación de la mente al objeto y atención sostenida en el objeto, está lleno de rapto y sensaciones agradables que nacen de la concentración, y mora en él. Al desaparecer el rapto mora en la ecuanimidad, plenamente consciente de las sensaciones y con comprensión constante y minuciosa de la impermanencia; experimenta en el cuerpo ese placer del que los Nobles dicen: “Ese placer lo experimenta aquel que es ecuánime y está atento”. Entra en el tercer estado de absorción y mora en él. Tras la erradicación del placer y del dolor físicos, habiendo desaparecido previamente el placer y el dolor mental, entra en un estado que está más allá de todo placer y de todo dolor y que es el cuarto estado de absorción, purificado totalmente por la ecuanimidad y la atención y mora en él. Monjes, a esto se le llama recta concentración.

Monjes, ésta es la noble verdad del sendero que conduce a la erradicación del sufrimiento.

Así mora observando internamente los contenidos mentales en los contenidos mentales, o mora observando externamente los contenidos mentales en los contenidos mentales, o mora observando tanto interna como externamente los contenidos mentales en los contenidos mentales. Mora observando en los contenidos mentales el fenómeno del surgimiento, mora observando en los contenidos mentales el fenómeno de la desaparición, mora observando en los contenidos mentales el
fenómeno simultáneo del surgimiento y el de la desaparición. Ahora tiene consciencia de que: “Esto son contenidos mentales” y desarrolla esta consciencia hasta el grado en el que hay mera comprensión junto con mera atención. Y mora desapegado sin aferrarse ni codiciar nada en este mundo (de mente y materia). Monjes, así es como mora un monje observando los contenidos mentales en los contenidos mentales formados por las cuatro verdades nobles.
6. Satipatthánabhávanánisamso: Los Resultados de la práctica de los Fundamentos de la
Atención
En verdad monjes, que aquel que practique estos cuatro fundamentos de la atención exactamente de esta manera durante siete años, puede esperar uno de estos dos resultados: la sabiduría suprema o, si aún quedase un resto de agregados, el estado del que ya no vuelve más. Monjes, ni siquiera siete años. Cualquier persona que practique estos cuatro fundamentos de la atención exactamente de esta manera durante seis años, puede esperar uno de estos dos resultados: la sabiduría suprema o, si aún quedase un resto de agregados, el estado del que ya no vuelve más.

Monjes, ni siquiera seis años ..
Monjes, ni siquiera cinco años .
Monjes, ni siquiera cuatro años
Monjes, ni siquiera tres años .
Monjes, ni siquiera dos años .
Monjes, ni siquiera un año. Cualquier persona que practique estos cuatro fundamentos de la atención exactamente de esta manera durante siete meses, puede esperar uno de estos dos resultados: la sabiduría suprema o, si aún quedase un resto de agregados, el estado del que ya no vuelve más.

Monjes, ni siquiera siete meses .
Monjes, ni siquiera seis meses .
Monjes, ni siquiera cinco meses .
Monjes, ni siquiera cuatro meses .
Monjes, ni siquiera tres meses .
Monjes, ni siquiera dos meses .
Monjes, ni siquiera un mes…
Monjes, ni siquiera medio mes…
Monjes, ni siquiera medio mes. Cualquier persona que practique estos cuatro fundamentos de la atención exactamente de esta manera durante siete días, puede esperar uno de estos dos resultados: la sabiduría suprema o, si aún quedase un resto de agregados, el estado del que ya no vuelve más.

Por esto se ha dicho: Monjes, el único camino para la purificación de los seres, para la superación de la pena y las lamentaciones, para la destrucción del dolor y la aflicción, para recorrer el sendero de la verdad, para experimentar directamente el nibana; es éste: los cuatro fundamentos de la atención”.

Así habló el Iluminado. Los monjes se deleitaron y regocijaron con las palabras del Iluminado.

Notas:

20.- Pañca upadanakkhanda [los cinco agregados del apego] son: rupakkhanda (el agregado material) asociado a kaya (cuerpo) y los cuatro nama-kkhandha (agregados de la mente) que son:

Viññanakkhandha (la consciencia)
Saññakkhandha (la percepción)
Vedanakkhandha (el apercibimiento de la sensación en el cuerpo)
Sankarakkhandha (la reacción)

Los pañca upadanakkhandha son agregados del apego de dos maneras: son los objetos básicos a los que nos aferramos debido a la idea ilusoria de que los cinco juntos conforman el “yo” el “mi”, y además, el surgimiento constante de los agregados, -con el subsiguiente sufrimiento que sucede al ciclo del devenir- se debe al apego hacia ese “yo” ilusorio. Los agregados y el apego siempre van unidos, excepto en el caso de un arahant, que tiene los cinco agregados pero no siente apego hacia ellos. Para una persona así no es posible upadana (el apego).

21.- Dhamma significa aquí la ley de la naturaleza, la naturaleza de la ley en su totalidad. En un nivel superficial, Dhammavicaya [investigación del Dhamma] puede entenderse que significa investigación intelectual de la ley, pero para que sea un factor de la iluminación, Dhammavicaya debe ser una investigación empírica: una experiencia directa del fenómeno del surgimiento y la desaparición de las sensaciones.

22.- Piti [alegría] es difícil de traducir. A menudo se ha traducido como “alegría”, “deleite”, “felicidad”, “emoción”. Cada una de estas palabras traslada, parcialmente al menos, el sentido de lo que es agradable física y mentalmente. Para que piti se convierta en factor de la iluminación debe experimentarse en su verdadera naturaleza de efímero -surge y desaparece-. Sólo así el meditador puede evitar el peligro de apegarse a lo placentero de ese estado.

23.- Como ocurre con el factor anterior de la iluminación, passaddhi [tranquilidad] sólo se convierte en factor de la iluminación cuando se experimenta como algo impermanente, anicca, surge y desaparece. El peligro para el meditador radica en tomar erróneamente este estado de profunda tranquilidad por la meta final que el es nibbana. Este engaño (moha) se elimina experimentando anicca cuando se experimenta esa tranquilidad.

24.- En el texto original vyadhi [enfermedad] se incluye unas veces y otras se omite.

25.- Aquí se ve muy claro que la palabra dukka [dolor] se refiere sólo al cuerpo, y domanassa [aflicción] sólo a la mente. De igual forma sukha [placer corporal] se refiere al cuerpo, somanassa (placer mental) a la mente y adukkhamasukkha (ni doloroso ni agradable) es neutro, se refiere tanto al cuerpo como a la mente.

26.- La palabra Joke [mundo] tiene un amplio espectro de significados: “universo”, “mundo”, “región”, “gente”. En toda esta sección se usa en conexión con todo aquello que experimenta cualquiera de los seis sentidos y con el proceso completo de contacto entre los sentidos y sus respectivos objetos. Así pues, en este contexto debemos entender Joke como el “mundo” del fenómeno mente-cuerpo, y por tanto, se puede experimentar directamente todo el “mundo” a través de las sensaciones en el cuerpo que son el resultado de cualquiera de esas interacciones.

27.- Vitakko [formación conceptual] hace alusión a la aplicación inicial de la mente a un objeto y contrasta con vicaro [discurrir] que hace referencia a la aplicación sostenida de la mente sobre un objeto. En la última sección que trata de los jhanas, la traducción refleja con más claridad esta relaci6n ya que el contexto es de absorción profunda en el objeto de meditación y no un estado en que surgen impurezas.

28.- Evam [exactamente de esta manera] significa, tal como se explica a lo largo de todo el sutta, que está atapi sampajano satima (ardiente, con atención correcta a las sensaciones y comprension constante de la impermanencia). Para lograr los resultados que se garantizan, la continuidad ha de ser sampajaññam na riñossi (el meditador no pierde el conocimiento constante y minucioso de la impermanencia ni siquiera un instante).

29.- El estado final de la liberación de un arahant.

30.- El estado de un anagami [el que ya no vuelve más] es el tercer e inmediato al estado final de la liberación.

4 Comments

  1. Iustin Dobrican

    Iustin Dobrican

    30/01/2016 at 09:08

    Gracias!.

  2. Ayurveda Atman

    Ayurveda Atman

    12/03/2016 at 01:00

    Excelente Información

  3. Marianela Quesada

    Marianela Quesada

    10/11/2016 at 13:57

    Excelentísimo. … Gracias!

  4. Habitos De Rockefeller

    Habitos De Rockefeller

    22/11/2016 at 06:37

    Super !

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.