; LA TRIPLE REJILLA TERRESTRE | Evolución consciente

Conciencia Planetaria

LA TRIPLE REJILLA TERRESTRE

By  | 

La Tierra, tiene tres rejillas energéticas principales: la Rejilla Magnética, la Rejilla de Gaia y la Rejilla Cristalina. Es importante comprender que estas tres rejillas energéticas se hallan en un estado de entrelazamiento cuántico con nosotros: las tres trabajan conjuntamente formando una «sopa» de energía que constituye un benevolente sistema de apoyo humano. Eso significa que todo lo que nosotros hacemos es «conocido» por Gaia.

La Rejilla Magnética se ve y se mide fácilmente a nivel físico, y es la responsable, a nivel esotérico, de hallarse en un «estado de entrelazamiento cuántico» con la conciencia humana. Kryon dice que la rejilla magnética es «el vehículo de transferencia de información a nuestro ADN».

La Rejilla de Gaia y la Rejilla Cristalina son invisibles, pero muchos animales y humanos tienen un conocimiento consciente de ellas. La primera, la de Gaia, puede definirse como la «fuerza vital del planeta». Vemos y sentimos esta fuerza vital en las plantas y los animales de nuestro alrededor, sobre todo en nuestras mascotas. La fuerza vital de Gaia tiene personalidad, y es la única de las tres rejillas que tiene sensibilidad: esto significa que nosotros tenemos una mayor inclinación a sentirla y a identificarnos emocionalmente con ella que con las otras.

En cambio, la Rejilla Cristalina es extremadamente esotérica y mucho más difícil de explicar. Registra y recuerda la acción y la emoción humanas. Por lo tanto, se trata de una rejilla espiritual que yace sobre la superficie del planeta y recuerda todo cuanto hacemos y dónde lo hacemos dentro del lugar exacto en que ocurrió.

Hay ciertos lugares de la Tierra donde se produce un especial solapamiento de energías entre las tres rejillas que crea unas propiedades de la tierra que los humanos pueden percibir. Hay dos formas distintas de solapamiento: la primera genera una amplificación de la Rejilla Cristalina y puede describirse como un «nodo» energético de Gaia, mientras que el segundo tipo de solapamiento lo que hace es anular y neutralizar la Rejilla Cristalina, por lo que puede describirse como un «punto nulo» energético de Gaia.

Los nodos energéticos de Gaia son lugares de una tremenda intensidad, y a menudo se hallan en zonas que son menos accesibles o deseables para la habitabilidad humana. Los indígenas de la Tierra, muchas veces, construían templos en estos remotos lugares, calificados por mucha gente como «sitios de poder» o «lugares sagrados». Los puntos nulos energéticos de Gaia son lugares en los que las sensaciones son también maravillosas, pero resulta demasiado abrumador permanecer en ellos mucho tiempo; representan la energía pura de Gaia, y son lugares dónde es más difícil vivir: poseen unas características raras del campo magnético que dificultan la fuerza vital y el equilibrio de la sinapsis cerebral. Los lugares de la Tierra donde existen puntos nulos a menudo se hallan deshabitados por ese motivo.

En física todo va a pares. Esto significa que para cada nodo que hay en el planeta existe su correspondiente punto nulo. Cada pareja polarizada (nodo y punto nulo) posee una energía «de tira y empuja» creada por el solapamiento de las tres rejillas. ¿Qué significa esto? Piensa en los nodos y los puntos nulos trabajando conjuntamente, impulsando una nueva energía al interior del planeta: los primeros van llevándose poco a poco todo aquello que la humanidad no necesita, como el miedo, la guerra y el drama; los puntos nulos son depositarios de la energía cósmica, en los que poco a poco va empujándose hacia la humanidad nueva información, nuevas ideas y nuevos inventos.

El resultado es que, en esta nueva energía, habrá menos recuerdos de odio y drama y más recuerdos de amor y compasión. La humanidad está a punto para nuevos inventos e información que redefinirán nuestra comprensión de la biología y la física.

Los nodos y puntos nulos energéticos de Gaia se encuentran por todo el planeta. Sin embargo, hay doce parejas polarizadas concretas que comparten unas propiedades energéticas únicas. Estas doce parejas contienen el prototipo original de la plantilla de la energía de Gaia, de un modo muy parecido a como nuestras células madre contienen la plantilla celular de nuestro ADN. Pero las plantillas que hay en el interior de Gaia no son sólo información: son portales al conocimiento cuántico. A medida que las plantillas van liberando, poco a poco, información y conocimiento cuántico la Rejilla Cristalina se modifica, lo que, a su vez, contribuye a que la conciencia humana dé un giro hacia la creación de un planeta ascendido.

Las doce parejas polarizadas de nodos y puntos nulos se hallan representadas en veinticuatro ubicaciones geográficas. ¿Quizás has estado en uno de estos lugares y sentido una energía distinta a la de cualquier otro lugar de la Tierra?

Los doce emplazamientos únicos de nodos energéticos de Gaia son: Maui, en Hawái; la península de Yucatán, en México; el monte Shasta, en los Estados Unidos; Uluru, en Australia; el Machu Picchu, en Perú; Aoraki, en Nueva Zelanda; Glastonbury, en Inglaterra; la montaña de Rila, en Bulgaria; el Mont Blanc, en Francia; el monte Ida, en Arkansas (Estados Unidos), la montaña de Table, en Sudáfrica y la isla del Sol, en el lago Titicaca, Bolivia.

Las doce ubicaciones únicas de puntos nulos energéticos de Gaia son: las montañas de Tibesti, en Chad, África; el monte Kailash, en el Tíbet; el monte Kilimanjaro, en Tanzania, África; los montes Urales, en Rusia; el monte Ararat, en Turquía; el Aneto, en los Pirineos, España; Gunnbjorn Fjeld, en Groenlandia; la montaña nevada de Meili, en China; el monte Aconcagua, en Argentina; el monte Fitz Roy, en la Patagonia, Argentina; el monte Logan, en Canadá, y el Pico Victoria, en las montañas de Tian Shan, Kirguistán.

Kryon y Lee Carroll no han revelado aún el emparejamiento completo de cada uno de los pares polarizados de nodos y puntos nulos, pero a medida que nuestra conciencia colectiva vaya cambiando, serán transmitidos. En este nuevo futuro de la humanidad estaremos preparados para saber aún más sobre Gaia y la extraordinaria relación que comparte con la humanidad. ¿Y tú? ¿Estás preparado? Gaia está esperándote pacientemente. Tal vez la próxima vez que abraces un árbol sentirás que éste te devuelve el abrazo.

6 Comments

  1. Mauricio Mendez

    Mauricio Mendez

    23/11/2015 at 07:02

    Luz Patricia Berrio Andrés Méndez

  2. Angels Cortadelles Solsona

    Angels Cortadelles Solsona

    23/11/2015 at 07:21

    Gracias infinitas. Por la informacion

  3. Ayurveda Atman

    Ayurveda Atman

    17/02/2016 at 07:59

    Muy Interesante

  4. Ayurveda Atman

    Ayurveda Atman

    27/03/2016 at 08:29

    Very best!

  5. Willy Machado

    Willy Machado

    07/04/2016 at 19:47

    Que interesante

  6. Yan Vargas

    Yan Vargas

    19/10/2016 at 09:10

    Naty Fernández

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.