; LA MODESTIA TE ANIQUILA | Evolución consciente

Crecimiento personal

LA MODESTIA TE ANIQUILA

By  | 

¿ Sabías que mientras la humildad te engrandece la modestia te aniquila? Parece mentira que dos palabras tan semejantes que incluso utilizamos de forma intercambiable escondan significados tan opuestos… pero así es. Y te lo vamos a demostrar en este post.

¡Mira que eres bonita!

Modestamente contestamos a esa afirmación con alguna de estas respuestas:

– Qué va, tú que me miras con buenos ojos.

– No tanto….

– Pues tú más…

Mientras nos sonrojamos, nos incomodamos y tratamos de salir del apuro lanzando la atención lo más lejos posible de nuestro rostro enrojecido.

Sin embargo, desde la humildad, daremos respuestas de este tipo:

– Muchísimas gracias, ya me has alegrado el día

– Gracias, que bonito que me digas eso

– Así da gusto tener amigos…

Y en nuestro rostro habrá una sonrisa amable, grata, sin altivez pero sin negación.

Estas son las diferencias visibles de ambas actitudes pero no son lo importante… porque todo comportamiento que desarrollamos esconde mucho más detrás, y ahí es donde están las diferencias…

Sin llegar todavía al quit de la cuestión veremos como influye una y otra actitud en nuestra relación con los demás, y por tanto en nuestros logros personales.

Pongamos que acudes a una entrevista de trabajo, lo más probable es que te pregunten porqué deberían darte ese puesto, qué cualidades tienes.

Los “modestos” aquí lo tienen muy complicado porque aun en el hipotético caso que consideren que tienen cualidades les va a parecer fatal relatarlas…

– Yo…esto….soy muy trabajador…

Los “humildes” no van a tener ningún problema en poner encima de la mesa sus cualidades, despojadas de calificativos que las magnifiquen y con una actitud de naturalidad.

– Llevo unos años preparándome en la Universidad y es un puesto que encaja con mis intereses personales…

O pongamos que con toda la ilusión del mundo le compras un regalo inesperado a alguien que aprecias.

Cuando se lo entregas al modesto parece que le quema en las manos ( y en la cara) enseguida se apresura a decirte:

– No tenías porqué, qué vergüenza, si ni siquiera es mi cumpleaños, y esto ¿ por qué?…

A las personas modestas les cuesta mucho pronunciar la palabra gracias ante un regalo o un cumplido, y esto es porque en realidad se les está haciendo una faena… y ahora sí vamos al fondo del asunto…

Lo que se esconde detrás de la modestia es una creencia de falta de merecimiento acentuada por la malinterpretada moralidad de ser politícamente correcto…

En esa mala interpretación, la modestia viene a ser el opuesto de la altivez, de la prepotencia o del egocentrismo, de la mala educación, de los aires de superioridad….

Pero el opuesto a todo ello es la humildad no la modestia.

La persona humilde no niega sus dones, sus talentos, su singularidad.

La persona humilde sabe que TODO EL MUNDO tiene sus dones, sus talentos, su singularidad… que tener uno u otro no significa ser mejor o peor que nadie, que expresarlos, desarrollarlos y no negarlos, es un acto de agradecimiento hacia su propia vida, y un regalo para el resto.

Así acepta el halago y el regalo como parte del flujo amable de la existencia, porque sabe que en todos nosotros hay partes que merecen ser halagadas…

La palabra modestia deriva del latín, de la palabra moderar…

Pero no utilizamos la modestia para nuestros ataques de furia ni para nuestros defectos ( todo lo contrario, los modestos suelen enseguida poner de manifiesto sus defectos para equilibrar las cosas bonitas que les hayas podido decir o se hayan podido decir a sí mismos).

Utilizamos la modestia para nuestros atributos positivos, o sea los moderamos, los empequeñecemos…

Si consideramos que nuestros dones y talentos son las claves de nuestra verdadera esencia, de nuestro autentico propósito, de lo bueno que traemos para SER, para DISFRUTAR y para ENTREGAR vemos que no exageraba en el subtitulo del artículo al decir que la modestia nos aniquila.

Aniquila nuestra esencia, aniquila nuestra autoestima, aumenta nuestra creencia de falta de merecimiento, enturbia nuestras relaciones sociales, merma nuestros éxitos profesionales…

Y aún hay algo más… cuando no nos permitimos reconocer en nosotros mismos nuestras destrezas nos rebelamos, y mucho, ante aquellos que si se lo permiten, les miramos con superioridad moral y pensamos en lo prepotentes que son, en lo “creídos”…

Pretendemos que se adentren en la misma jaula que nosotros solitos nos hemos metido…

Llevado al extremo, esta actitud puede degenar en el Complejo de Jonás del que encontrarás más información pinchando este enlace.

Desde aquí, agradezco el tiempo que has dedicado a leer este artículo, eres una gran persona por dedicarme tu tiempo…

¿ Cómo te tomas esto? Espero que no con modestia…

Las publicaciones son de autores muy interesantes que hemos leído y que compartimos para el beneficio de muchas personas que necesitan ayuda. Si tu eres uno de esos autores y consideras que tu articulo no debe estar en nuestro blog, por favor escríbenos y lo retiraremos sin problemas

8 Comments

  1. katy vela

    30/04/2016 at 01:22

    Me gusta este espacio hace que yo entienda muchas cosas y reflexione geacias

  2. MIRTA ELENA ZARLENGA

    30/04/2016 at 01:24

    MUY BUENO

  3. rossmary

    30/04/2016 at 04:45

    rosa todo lo que escribes me encanta. Está ha sido una entrada mas que aleccionadora. quisiera poder expresar mas, pues siento mas, pero mis palabras no brotan, solo exortarte a que sigas escribiendo estos maravilloso post.gracias y anotado

    • Rosa Ruiz

      30/04/2016 at 07:27

      Muchas gracias, para mi es un verdadero placer compartir reflexiones y hacer sentir… Un abrazo

  4. Teba Santos Portela

    Teba Santos Portela

    30/04/2016 at 11:05

    Un beso :-* de agradecimiento!! <3

  5. ERNESTO MONTERO

    05/05/2016 at 23:29

    el agradecimiento es mutuo, un abrazo con el corazón.

  6. Diana Carolina Zapata

    Diana Carolina Zapata

    24/09/2016 at 16:38

    Ana Maria Zapata Marulanda Liliana Roldan Gallego

  7. coco

    11/10/2016 at 16:49

    Gracias!!! Y vosotros sois grandes peronas, por tomar su tiempo en escribir estas reflexión para mi. Bendiciones!!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.