; JUGAR CON LAS NUBES | Evolución consciente

Conciencia Corporal

JUGAR CON LAS NUBES

By  | 

Cuando nuestra autoestima no es suficiente intentamos compensar nuestra falta de amor propio complaciendo a los demás para que, al menos, sean ellos los que nos quieran. Cuando hacemos esto nuestra atención está siempre puesta en el otro, aceptando cualquier cosa sentirnos queridos y felices. Aprende a jugar con las nubes para olvidar toda esa crítica hacia ti mismo, para olvidar todo lo que estás dispuesto a aceptar a cambio de complacer a los que te rodean.

Cuando aceptamos y tragamos cosas que no son beneficiosas para nosotros nuestro estómago sufre y se produce una úlcera digestiva.

La úlcera es un agujero, una erosión más o menos profunda de la pared gástrica. Es causada por una reducción de las defensas naturales de la pared estomacal ante la agresión ácida. Es resultado de una falta de mucosidad en la pared del estómago, que lo protege de digerirse a sí mismo por el efecto de sus propias secreciones. La úlcera produce dolores parecidos a los calambres.

Además, la persona afectada se siente agredida por los demás y no se cree capaz de defenderse. Experimenta un sentimiento de impotencia. Le beneficiaría contactar con sus defensas naturales sabiendo que lo logrará si cambia su percepción de los acontecimientos y de las personas.

Las úlceras de estómago pueden producirse si tengo una débil estima de mí. Quiero tanto complacer a los demás que estoy listo para tragar cualquier cosa.

Actuando así, reprimo mis emociones y mis propios deseos; no me respeto y acabo por reprochar a los demás de no respetarme. Me siento embaucado para mis adentros y llego hasta dramatizar cualquier suceso de mi vida.

Además tengo dificultad en digerir todas estas contrariedades, estas inquietudes.

Es como un exceso de irritantes que se transforma en úlcera. Este irritante puede ser una persona o una situación que quiero evitar ver o afrontar pero esto es imposible y “esto” me queda en el estómago! Quisiera “expulsar” este irritante de mi espacio vital, de mi “territorio”. Tengo tendencia a criticarme severamente e incluso quiero llegar a auto – destruirme. Mi cuerpo me indica que es tiempo de que descubra las cualidades que están en mí, que me aprecie a mi justo valor y que acepte mi necesidad de amor.

Cuando queremos reforzar nuestro estómago y curar las úlceras hacemos el ejercicio de jugar con las nubes.

Jugar con las nubes calma el shen, el sistema nervioso, actúa en las úlceras de estómago y en las digestiones difíciles. Nos da paz para abandonar la autocrítica y valor para defendernos de todo lo que nos daña, incluso de nuestra necesidad de priorizar a los demás.

Para jugar con las nubes empezarás de pie, con los pies separados por el ancho de tus caderas y las rodillas ligeramente dobladas (muy ligeramente, lo justo para que no estén tensas y completamente estiradas).

Coloca las manos a cada uno de los lados de la cintura e inspira.

En esta ocasión vamos a dibujar grandes círculos con las manos. La mano derecha dibujará el círculo girando hacia la derecha y la izquierda girará hacia la izquierda.

Eleva el brazo izquierdo a la altura de la cara, con la palma hacia el cuerpo. Baja la mano derecha a la altura de la cintura, con la palma hacia el cuerpo también.

Gira el cuerpo a la izquierda para acompañar el movimiento del brazo que dibuja la parte superior del círculo.

La mano izquierda, con el cuerpo girado a la izquierda, debe describir la parte superior y la parte exterior del círculo, girando hacia la izquierda y bajando después para describir la parte inferior y la parte interior, describiendo un gran círculo del tamaño comprendido entre tus ojos y tus caderas.

A su vez la mano derecha hará lo mismo, pero describiendo las partes justo contrarias del círculo. Es decir, cuando la mano izquierda dibuja la parte superior la mano derecha dibuja la parte inferior y va subiendo por delante de tu cuerpo hasta tu cara. Siempre sincronizadas y contrarias.

El cuerpo, con las rodillas levemente flexionadas, debe girarse suavemente siempre hacia la mano que describe el borde superior del círculo, de manera que irá oscilando de derecha a izquierda mientras el peso va pasando a la pierna del lado sobre la que se gira.

Inspira cuando la mano izquierda describa la parte superior del círculo. Expulsa el aire cuando sea la mano derecha la que lo haga.

Los codos deben estar siempre ligeramente flexionados.

Las palmas de las manos mirarán hacia tu cara cuando pasen por delante de ella y hacia afuera cuando describan las partes exteriores de los círculos.

Repite el ejercicio 6 veces.

3 Comments

  1. Cristina

    27/02/2016 at 17:31

    Por favor, estos maravillosos ejercicios que vienen compartiendo en diferentes artículos, les falta ilustración.
    Se podría, de alguna manera presentarlos además de la explicación con un esquema gráfico? un dibujo? una fotografía? Muchos somos visuales y entendemos más fácilmente el proceso si se presenta de esa forma, también.
    Agradezco, desde ya la atención que puedan prestarle a esta sugerencia. Y muchas gracias por todo.

  2. Anónimo

    27/02/2016 at 23:56

    Buenas tardes, como agradeceria si agregaran a los ejercicios graficas, fotos o mejor aun un video porq no todos tenemos la destreza de entenderlos asi como los explican, mis gracias y saludos para Uds
    Nora

  3. Cirla Oriana

    Cirla Oriana

    18/10/2016 at 21:57

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.