; Ho’oponopono, una forma de crecer, simplemente «SUPR» | Evolución consciente

Crecimiento personal

Ho’oponopono, una forma de crecer, simplemente «SUPR»

By  | 

Ho’oponopono, técnica hawaiana recuperada y adaptada a nuestro mundo occidental que llega a través del Doctor Len y se transforma de ser colectiva, a utilizarse de forma individual con resultados realmente sorprendentes. Desde que se dió a conocer a través de las vivencias del Doctor Len y sus experiencias, muchas personas en el mundo están «enamoradas» de esta técnica, sutil y sencilla, la han hecho suya y forma parte de su vida diaria. Sin embargo ¿Qué tiene de distinto ho’oponopono?

Ho’oponopono significa resolver, corregir. Algo muy sencillo que nos permite corregir un error es borrarlo, si podemos suprimirlo, eliminarlo… ya no existirá, se puede innovar. Denominamos que ho’oponopono es el arte de sanar a través del perdón, el perdón reside fundamentalmente en el olvido, el borrado. DELETE.

Ciertamente en esta nueva era, en que tomamos conciencia de quien somos y suponemos hacia donde queremos ir, múltiples terapias, técnicas caen en nuestras manos. El final de todas ellas es permitirnos llegar a una meta, ser más felices. ¿Beneficios de la felicidad? «mente sana y cuerpo sano».

Aunque pueda parecer a simple vista algo distinto, sus bases son tremendamente sólidas, tanto que una buena parte se basa en todo lo que trabajamos en las diferentes técnicas de crecimiento personal más actuales y a la vez, más ancestrales. Hagamos un repaso rápido de ellas:

Responsabilidad 100%, la primera y sin embargo, la más polémica, el asumir que la responsabilidad de lo que tengo en este momento y lo que me ocurre es mía ¿no me gusta lo que tengo?, asumir esta responsabilidad es comenzar a ser feliz, si es mía, la puedo cambiar ya que soy el único y primer responsable.

Conexión con nuestro interior, la escucha permanente es la que nos invita tanto a hacer ho’oponopono como a trabajar en cualquier técnica que nos ayude a ser más felices, si estás leyendo este artículo es factible que este paso ya lo estés dando. La meditación, la relajación son muy importantes en este capítulo, para nosotros es la base de todos los trabajos de crecimiento personal.

Auto identidad, aceptación. ¿Cómo nos aceptamos?, nos aceptamos cuando nos ponemos en primer lugar, dejamos de ser esa persona que los demás desean que seamos y comenzamos a ser nosotros mismos. Ho’oponopono es para nosotros, mejora nuestra autoestima, nuestro amor por nosotros mismos. La primera persona a quien debemos perdonar, es a nosotros mismos.

Resultados, la experiencia propia o de otros nos hace desear resultados, suponemos que la felicidad está en ellos, en la consecución o no de esos «deseos» está una gran parte de nuestro sufrimiento y de nuestras desilusiones. ¿no sería mejor esperar que lo que venga sea lo mejor y más perfecto para mí?, ho’oponopono a través de la técnica del borrado de memorias nos invita a NO visualizar el resultado, nos invita a confiar y a aceptar lo que venga lo que ocurre, en la intención de que siempre será lo mejor, de esta forma seguramente nos veremos sorprendidos por todo aquello que nos viene.

De igual forma en cuanto a esperar resultados finales, indicar que no podemos realizar ho’oponopono para terceras personas de forma específica, es decir, solo podemos trabajar para nosotros mismos, si bien es cierto, que al trabajar con nosotros e interrelacionar con otras personas, al cortar los nexos de memorias que nos unen con ellas, es muy probable que les estemos ayudando o invitando a tener vivencias diferentes que produzcan cambios en ellas. Ya sabes cambia tu y cambiará el mundo.

Hay una frase del Doctor Len que siempre les digo a nuestros alumnos «Los terapeutas piensan que están allí para salvar personas, cuando en realidad están allí para limpiarse ellos mismos». Muchas veces aunque no se ejerza oficialmente como terapeutas nos comportamos como maestros, médicos de otras personas, aconsejamos, intentamos convencer, juzgamos.

Una vez hemos visto de forma genérica las bases de ho’oponopono, podríamos comenzar realmente a ver como y de que forma funciona esta técnica.

Podríamos denominar ho’oponopono como una petición, un proceso en el cual mediante el borrado, la eliminación, el suprimir de las memorias, las situaciones repetitivas, nos permitimos innovar, actuar de forma diferente en las situaciones diarias en las que nos encontramos con los «problemas».

Debe quedar claro que los problemas no desaparecen sin más, sobre todo si son importantes, sin embargo mediante el trabajo de borrado y limpieza poco a poco los vamos convirtiendo en más pequeños hasta el momento en el que no ocurrirán.

¿Alguna vez te has puesto a pensar en las situaciones que se repiten de forma continuada en tu vida?, esas relaciones personales que siempre acaban de una determinada manera, ese problema con las dietas que siempre acabas por abandonar, esa discusión continua con tus hijos que siempre acaba de forma similar, esa rutina de trabajo que no te hace feliz, el dinero que nunca llena lo suficiente la cuenta corriente…. Podemos seguir enumerando, aunque tu sabes perfectamente donde está aquello que quieres solucionar, así que ahora es tu momento, tomate cinco minutos, no más y recapitula todas esas situaciones que se repiten una y otra vez en tu vida, no es necesario que vayas más allá del último año, aunque si lo deseas… Asombroso ¿verdad?

¿Por qué se repiten una y otra vez las mismas situaciones? Puede parecer complejo, ya que en las distintas situaciones, las personas puede que no sean las mismas, los espacios tampoco lo son y de igual forma el momento es diferente. Sin embargo si profundizas hay algo que realmente siempre es igual y es tu forma de reaccionar ante esas situaciones. Aunque tal vez ahora estés recurriendo a lo más sencillo, culpar a otro, es mas sencillo ¿verdad? Cuando un problema aparece, lo más sencillo es buscar a alguien o alguna cosa a quien culpar, seguir buscando fuera no es la solución, el origen de nuestros problemas está siempre dentro de nosotros. Reside en nuestras memorias.

Las memorias, las creencias, esas costumbres con las que nos hemos criado y que llevamos almacenadas en nuestro disco duro, en muchas ocasiones incluso desde antes de nacer, esas experiencias que nos han ido marcando. Cuando una situación se presenta, nuestro sistema informático activa las memorias de lo que ha pasado en situaciones similares, y «voila» estamos actuando en función de la experiencia anterior, volvemos a repetir. ¿Cómo lo cambiamos? Borrando, suprimiendo esa memoria. Cuando borramos una memoria nos queda la innovación, lo nuevo, una forma diferente de vivir esa situación y responder a ella.

Cuando nos permitimos vivir el momento presente sin estar condicionados por las memorias, los recuerdos, las experiencias, podemos experimentar nuestro verdadero yo y la felicidad. Nos han enseñado que sin sufrimiento no se consigue nada en esta vida, que es más sencillo sufrir y aguantar con lo que conocemos que tomar nuevas decisiones y caminos nuevos, es decir cambiar, adaptarse a lo que viene.

Los recuerdos, las memorias deben de ser transformadas en vacío, hay que limpiar, hacer espacio y dejar sitio para lo nuevo, para la inspiración y la creación de una nueva identidad. Si no haces sitio en tu armario, no podrás irte de compras, aunque veas ropa estupenda y maravillosa, recordarás que no tienes sitio donde guardarla.

Para realizar esa limpieza, borrado de memorias, nexos determinados con personas, lazos que nos unen a situaciones y a personas, están las herramientas ho’oponopono. Una de las más conocidas es la de las frases ho’oponopono, se basan únicamente en su repetición LO SIENTO, TE AMO, PERDONA, GRACIAS.

Ho’oponopono abarca un gran número de herramientas, unas se basan en imágenes, otras en gestos, frases, símbolos, incluso hay herramientas comestibles. Trabajar con las herramientas ho’oponopono no necesita ninguna preparación previa, excepto la consciencia de trabajar el borrado y la limpieza de memorias y el deseo de ser más feliz.

El agua solar azul, la almohada de plumas, el lápiz con goma de borrar, el interruptor de la luz, imágenes ho’oponopono, las afirmaciones, las gominolas, la tecla SUPRIMIR (DELETE). Todas las herramientas son válidas, cada persona elige aquella que mejor se adapta a ella, si una de ellas o varias te funcionan, hazlas tuyas y siempre puedes crear tus propias herramientas ho’oponopono.

Es tu momento, suprime, borra y disfruta de la felicidad. «Perdonar es poner a un prisionero en libertad, ese prisionero eres tu».

Isabel Sánchez Rivera

3 Comments

  1. Nelda Castro

    Nelda Castro

    01/02/2016 at 13:51

    Comparto…!!!

  2. Itzel Zurita

    Itzel Zurita

    04/02/2016 at 06:58

    Sami Sam leelo es lo que te deciamos

  3. Antu Malen

    Antu Malen

    31/05/2016 at 00:41