; El mes de Nacimiento y sus enfermedades | Evolución consciente

Conciencia Corporal

El mes de Nacimiento y sus enfermedades

By  | 

El mes de nacimiento esta relacionado con el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades durante su vida. En un estudio realizado en 1,688 condiciones de salud diferentes, 55 dependieron directamente con su mes del nacimiento.

Mientras que 19 de estas asociaciones fueron previamente reportadas en revistas médicas (tales como el asma y falta de visión) y 20 fueron enfermedades con asociaciones cercanas a las ya reportadas, 16 nuevas conexiones fueron reveladas–incluyendo nueve tipos diferentes de enfermedades cardiacas.

En general, las personas nacidas mayo tuvieron el riesgo más bajo de enfermedad, mientras que las nacidas en octubre tenían el riesgo más alto, pero se reportaron muchas variables adicionales.

“Hipócrates describió una conexión entre la estacionalidad y la enfermedad hace casi 2,500 años, ‘para conocer los cambios de las estaciones… cómo cada uno de ellas se presenta, él [médico] será capaz de saber anticipadamente qué tipo de año tendrá… en cuanta a las estaciones, los órganos digestivos de los hombres experimentaron un cambio.’

Siguiendo los pasos establecidos hace más de 2 milenios, estudios recientes han relacionado el mes del nacimiento con trastornos neurológicos, reproductivos, endocrinos e inmunes/inflamatorios, y la vida útil en general”.

¿Cómo Se Relaciona Su Mes de Nacimiento con la Salud?

Los investigadores fueron guiados por varias tendencias, incluyendo aquellas que se relacionan con la salud del sistema neurológico, reproductivo, endocrino e sistema inmunológico con el mes de nacimiento.
Específicamente, las personas nacidas en:

Marzo y abril fueron más propensas a tener problemas cardiacos, incluyendo aterosclerosis
Octubre y noviembre fueron más propensas a sufrir de bronquitis, infecciones virales y trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)
Diciembre fueron más propensos a los moretones
Septiembre tuvieron mayor riesgo de vómitos
Enero fueron más propensos a sufrir de hipertensión esencial

Investigaciones anteriores también han relacionado el mes de nacimiento con diversas enfermedades. En 1983, los investigadores encontraron que las personas nacidas de mayo a septiembre, cuando los ácaros tienden a ser más abundantes en la casa, tuvieron un riesgo del 40 % mayor de desarrollar asma, agravado por las alergias del ácaro del polvo.

Según el estudio presentado, “Su hallazgo más tarde fue corroborados cuando se descubrió que la sensibilización a los alérgenos durante la infancia aumentó el riesgo de desarrollar alergias durante la vida.”

El año pasado, los investigadores también encontraron que los niños suecos nacidos en noviembre y diciembre tuvieron un mayor riesgo de ser diagnosticados con TDAH, lo que sugirieron que podría deberse a su relativa falta de madurez con la edad prudente en relación a sus compañeros de la escuela.

“Comparamos nuestras proporciones delicadas de TDAH a tasas disparejas reportadas por el estudio sueco y encontramos una similar tendencia elevada en la parte posterior del año aproximándose noviembre. Una justificación de sus conclusiones (y las de nosotros) es que la inmadurez relativa (nacidos a finales de año) puede causar una mayor detección de TDAH.

Esto ocurre porque los niños más inmaduros (es decir, de menor edad) enfrentan a una mayor demanda temprana en sus años escolares, lo que los hace más susceptibles al diagnóstico de TDAH. El límite de edad para las escuelas en Suecia es el 31 de diciembre, que es el mismo para las escuelas públicas de Nueva York”.

El Mes de Nacimiento Influye con Su Exposición al Sol y la Vitamina D

Muchas de las asociaciones podrían derivarse de la exposición al sol, lo que aumenta los niveles de vitamina D. Por ejemplo, los bebés que nacen en primavera tienen un mayor riesgo de problemas cardiacos más tarde en la vida, ya que los bebés que nacen en primavera están en el útero durante los meses de invierno, cuando tiende a disminuir la exposición al sol y los niveles de vitamina D.

La vitamina D es muy importante para reducir la hipertensión, enfermedad cardíaca aterosclerótica, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular, que genera el círculo completo de la conexión. Además, el hecho de que TDAH sea diagnosticado con mayor frecuencia en los niños nacidos en el otoño y el invierno también podría estar relacionado con el estado de la vitamina D.

“… La relación entre la vitamina D y el TDAH y los patrones de aprendizaje se ha establecido en las ratas, y la deficiencia de vitamina D en el desarrollo temprano (en el útero o poco después del nacimiento) podría estar relacionado con el TDAH”.

Además, la investigación previa encontró que los que nacieron en abril o mayo, justo después de los meses más fríos y más oscuros del invierno, fueron significativamente más propensos a tener esclerosis múltiple (EM) que los nacidos durante octubre y noviembre (después de los meses de verano).

La vitamina D puede afectar el riesgo de EM al alterar las sustancias químicas llamadas citoquinas, que modulan el sistema inmunológico y pueden tanto reducir como aumentar la inflamación dependiendo de sus niveles y proporciones.

Alergias Alimentarias y Estado de Ánimo También Se Vinculó al Mes de Nacimiento

Del mismo modo, los niños estadounidenses (particularmente los que viven en Boston) nacidos en otoño e invierno también tienen un mayor riesgo de desarrollar alergias alimentarias, lo que los investigadores también atribuyen a las fluctuaciones estacionales de la luz solar y niveles más bajos de vitamina D.

Incluso su estado de ánimo podría verse afectado por su mes de nacimiento o, como lo llaman los investigadores, su “biología de temporada.” Los estudios sugieren que los ratones criados en condiciones invernales (con poca exposición a la luz) pueden ser propensos a malos estados de ánimo, incluyendo trastorno afectivo estacional, mientras que los ratones criados en condiciones de verano tenían disposiciones más felices.

El investigador-profesor Douglas McMahon le dijo a Daily Mail:

“Varios estudios muestran que las personas nacidas en los meses de invierno tienen un riesgo elevado de trastornos de estado de ánimo como la depresión estacional, depresión bipolar y esquizofrenia – todas estas están relacionadas con dañar los ritmos circadianos normales…

Es especulativo pensar que el nacimiento de temporada podría afectar o no la personalidad y estado de ánimo, pero no sería demasiado exagerado. A pesar de que esto suena como la astrología, no lo es: es la biología de temporada”.

Incluso el Momento de la Concepción Podría Importar…

Es probable que rara vez piensa en su salud en relación con el mes de nacimiento, y mucho menos al mes en que fue concebido, pero incluso esto puede afectar su salud futura.

En concreto, las tasas de defectos de nacimiento tienden a ser más altas en las mujeres que conciben en la primavera y el verano—un tiempo que se correlaciona con mayores niveles de plaguicidas en la superficie del agua.

“Las concentraciones elevadas de pesticidas y otros agroquímicos en la superficie del agua durante abril a julio coincidieron con un riesgo significativamente mayor de defectos congénitos en niños nacidos concebidos por mujeres cuyo último período menstrual comenzó en los mismos meses. Si bien nuestro estudio no probó una relación causa y efecto, el hecho de que los defectos de nacimiento y pesticidas en la superficie del agua aumentaron durante el mismo cuatrimestre, nos hace sospechar que los dos están relacionados”.

Sus Hábitos y Estilo de Vida Son Más Importantes que su Mes de Nacimiento

No puede hacer nada para cambiar su mes de nacimiento y tampoco debería preocuparse si nació en octubre, que tuvo la tasa más alta de las asociaciones de enfermedades. Tampoco debe sentir su salud está garantizada si nació el mes de mayo “más saludable”. Sus opciones de estilo de vida importan mucho más para su salud actual que su mes de nacimiento.

“Los científicos detrás de la investigación han notado que otras variables, tales como una alimentación poco saludable y la falta de ejercicio, desempeñan un papel mucho más importante en la susceptibilidad a la enfermedad y aconsejan a los futuros padres que no deben preocuparse de reorganizar sus calendarios reproductivos.”

He escrito anteriormente sobre cómo su ambiente y estilo de vida, especialmente su alimentación, tiene una influencia directa en la expresión genética. Por ejemplo, la investigación realizada en gemelos idénticos ha demostrado que la alimentación supera a los genes en términos del nivel de salud que puede alcanzar.

La ciencia de la epigenética también desafía el punto de vista convencional de la genética, lo que demuestra que el ambiente determina los rasgos que un gen expresara, y que su destino de ninguna manera está escrito en piedra, incluso si tiene predisposición genética o si nació en un determinado mes “poco saludable”. Como ejemplo, échele un vistazo a la investigación del cáncer. Mientras se canaliza una gran cantidad de dinero en investigar la genética, prácticamente nada se invierte en determinar el grado en que nuestros alimentos y medio ambiente desencadenan la enfermedad.

Como se mencionó, los genes expresaran o suprimirán la información genética en función del entorno en el que se encuentra, es decir, la presencia o ausencia de nutrientes apropiados, toxinas, e incluso sus pensamientos y sentimientos, que desencadenan las hormonas y otras sustancias químicas en su cuerpo. La investigación sobre la salud de nuestros antepasados ​​también sugiere que el cáncer es de hecho una enfermedad creada por el hombre, en gran parte causada por factores ambientales como:

 

Un predominio de azúcares y granos que hace que el cuerpo queme el azúcar en lugar de grasa como combustible principal Tecnologías inalámbricas, electricidad sucia y exposición a la radiación debido a los diagnósticos médicos Wireless technologies, dirty electricity, and medical diagnostic radiation exposure
Productos farmacéuticos Obesidad, estrés y malos hábitos de sueño Falta de exposición al sol y uso de protectores solares

Si esto fuera reconocido oficialmente, sería el enfoque de nuestra epidemia de cáncer, la gente probablemente exigiría una revisión completa a la mayoría de las industrias que nos proporcionan todo, desde comida y ropa hasta productos para el cuidado personal, muebles y más. Nadie quiere tomar el toro por los cuernos y nuestro sistema defectuoso permite que estas industrias se llenen los bolsillos de los políticos y reguladores quienes están protegidos del escrutinio invasivo. Y, esto no sólo es relevante para el cáncer.

Muchas otras enfermedades crónicas, desde enfermedades cardiacas y diabetes hasta la obesidad e incluso la enfermedad de Alzheimer, se deben a la mala alimentación, exposición a sustancias tóxicas, inactividad y otros factores de estilo de vida.

Cómo Tomar Control de Su Salud

Lo ideal sería que llevara un estilo de vida saludable, comer adecuadamente, hacer ejercicio, mantener niveles saludables de vitamina D y manejar el estrés, pero si no hace esto, nunca es demasiado tarde para empezar. Cada tejido sólo utiliza alrededor del 10 al 20 por ciento de su complemento de genes y es de vital importancia asegurarse que esos genes sean lo más beneficiosos para su salud. Puede comenzar a “recordarle” sus células que se expresen de una manera saludable, mucho antes de que manifiesten una enfermedad, al alentar a que sus genes expresen conductas positivas que combaten la enfermedad positivas al llevar un estilo de vida saludable.

No importa cuál sea su mes de nacimiento o estado de salud actual, le sugiero que tome el control con sus propias manos, educase sobre la salud y haga lo que está dentro de su propio poder—que por cierto, es mucho. Tenga en cuenta que la alimentación es sólo una parte de la ecuación. También puede prender y apagar sus genes con sus emociones, y el ejercicio también tiene un impacto directo sobre el ADN.

Dr. Mercola

7 Comments

  1. monica

    24/07/2015 at 19:00

    srs, falta el mes de febrero

    • Anónimo

      24/07/2015 at 20:06

      Somos los mas sanos!!….. o los mas enfermos?

  2. Carlota Torres Rivera

    Carlota Torres Rivera

    09/10/2015 at 16:35

    1966

  3. Mari

    02/01/2016 at 18:24

    Yo soy de Septiembre y no e tenido nauseas ni vomito en mi vida:

  4. Anónimo

    19/02/2016 at 20:47

    Tampoco viene Junio…

  5. Patricia Ramírez Alcayaga

    Patricia Ramírez Alcayaga

    27/07/2016 at 06:31

    Que Ridícules!!!

  6. Alberto Muñoz

    Alberto Muñoz

    03/10/2016 at 13:24

    Si tiene q ver

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.