; El gran cambio dimensional y como éste nos afecta | Evolución consciente

Crecimiento personal

El gran cambio dimensional y como éste nos afecta

By  | 

Hoy en día, hay mucha información dimensional respecto a las grandes profecías que hablan de este ciclo que marca el 21 de Diciembre del 2012 y posterior. Algunas son bastante claras, pero gran parte de ellas, nos confunden. Intentaré contarles de una forma didáctica y directa en qué consiste esto del gran cambio dimensional, en el cual todos los seres vivos de este planeta están siendo afectados.

Es ya sabido desde hace mucho tiempo que el planeta tiene una estructura electromagnética que le envuelve y la cual vibraba durante siglos a una frecuencia promedio 7,83 Hz/seg. Esta frecuencia es conocida como la resonancia Schumann, descubierta en los años 50, bajo esta resonancia vibran todos los ecosistemas de este planeta. Esto era hace ya 30 años. Hoy esta frecuencia estimulada por el sol y sus grandes exhalaciones se eleva a más de 13 Hz/seg, afectando a toda la biosfera del planeta, la estructura misma geobiológica del planeta y por supuesto a todo los seres humanos y cada una de nuestras células que lo constituyen. Este aceleramiento de la frecuencia vibratoria del planeta ha acelerado también a nuestras células, y es esta aceleración celular la que nos da la sensación interna de que el tiempo pasa volando, ¿no les parece a ustedes que esto se ha incrementado en los últimos años?

Asímismo este aceleramiento produce que nuestro organismo responda velozmente a todo cambio e influecia externa como interna del ser humano, teniendo como consecuencia la somatización en nuestro cuerpo de cualquier resistencia o conflicto tanto emocional, mental o social que sostengamos. Lo que explica ¿el porqué? A pesar de la tremenda tecnología médica que existe hoy en día, tenemos un incremento del 1.000% de enfermos más que hace 50 años. Para comprobarlo, sólo basta preguntarle a cualquier persona que esté en nuestro entorno y veremos que prácticamente 8 de cada 10 personas tiene alguna dolencia, enfermedad o patología extraña. A esto hay que agregarle además, que en el último tiempo han aparecido enfermedades prácticamente desconocidas desde los tiempos de nuestros abuelos, tales como fibromialgia, ataques de pánico, cáncer, grandes desórdenes hormonales, colon irritable y otras.

Ahora también hay que preguntarse, porqué las sociedades se han enfermado; ya no podemos pasear libremente por nuestras calles y parques, la gente está llena de rabia, la violencia está exacerbada, la intolerancia es lo habitual, todo nos afecta con facilidad, todo nos genera estrés, los padres no se pueden conectar son sus hijos y viceversa, la basura aumenta de manera desproporcionada porque todo lo deshechamos, incluso a nuestras propias relaciones humanas. El miedo y la desconfianza es nuestro gran cáncer en este momento y todos sin excepción sentimos la necesidad de realizar un gran cambio en nuestras vidas, porque sabemos de una u otra manera que si no lo hacemos, nos vamos a enfermar, morir o simplemente perderemos nuestra aparente e inconsciente tranquilidad.

Algo está pasando y al parecer no nos queremos dar cuenta. Somos como el experimento de la rana: si se pone una rana en agua caliente, ésta salta con toda su fuerzas fuera del agua. Pero si se la pone en el agua fría y la vamos calentando lentamente, nunca se dará cuenta de cómo murió hervida esperando inconscientemente a que vuelva el agua a estar fría. Los seres humanos que conformamos las sociedades estamos en la misma situación, todo está empezando a hervir. Vemos como todos mueren en nuestro entorno, y nada hacemos, vemos como la violencia, el desamor, la frustración, los engaños, la corrupción, los secuestros, los abusos bancarios, políticos, religiosos, etc., aumentan y nada hacemos y a todo esto aceptamos en los mercados la malísima calidad de los alimentos (comida adulterada genéticamente, comida chatarra, con hormonas, etc.) y nada hacemos, y por último, las drogas llamadas «medicinas» con sus efectos secundarios que sólo eliminan el síntoma del dolor y no la enfermedad, las consumimos como caramelos y seguimos enfermándonos, y nada hacemos.

¿Qué estamos haciendo por cambiar todo esto? ¿acaso estamos esperando que venga alguien a arreglar lo que nosotros echamos a perder? ¿cuándo vamos a madurar entonces, como individuo o sociedad y asumir nuestros propios errores? ¿acaso estamos esperando como la rana a que el agua se enfríe?

Ahora preguntémonos conscientemente ¿realmente queremos cambiar nuestros hábitos de vida? ¿realmente queremos cambiar nuestros pensamientos autodestructivos? ¿sanar nuestras emociones enfermizas y controladoras? ¿de soltar todo tipo de prejuicios, sociales, políticos, religiosos dogmáticos o sexuales? Debemos aprender a aceptar que el mundo no es como nosotros queremos egoistamente que sea, sino como el universo lo ha dispuesto.

Si tu decisión es seguir viviendo tal cual, viviendo en la rutina del no pensar, de seguir sentiéndote desconectado de la naturaleza y de tus congéneres, de sentirte incomprendido y de no saber cuál es tu propósito en la vida y sólo te quedas con las cosas básicas como comer, trabajar esclavizado para pagar tus deudas de cosas que jamás te vas a llevar al morirte, comprando compulsivamente sin necesidad alguna, con el fin de llenar un enorme vacío en tu interior. O seguir llorando por lo que no tienes o tienen otros, seguir buscando culpables de tus propias frustraciones; culpando continuamente al mundo que te rodea por lo que no eres; culpando a tu padre, madre, pareja, hijos y exigiéndoles incluso lo que tú mísmo no has sabido dar en este mundo. Si esta es tu realidad, como la de miles y decides seguir así tal cual, sólo tienes que esperar a que el agua sigua dolorosamente hirviendo.

En cambio, si tu decición es cambiar y de asumirte a tí mísmo, tal cual eres con tus errores y aciertos, te contaré que hoy en día, hay tradiciones, filosofías, técnicas, terapias y herramientas increíbles que nos pueden ayudar a cambiar, solo tienes que permitirtelo en ¡humildad! e invertir tiempo y dinero ya no solo en cosas sin sentido, sino en tu propio crecimiento como individuo, ayudándote por medio de terapias del despertar humano o espiritual, que te guíen correctamente a liberarte de tantos miedos, desconfianzas y prejuícios que albergas consciente o inconscientemente y así puedas reconocerte como un ser luminoso e increíble, capáz de transformar todo tu entorno a través de tu bella luz y lograr pensar, sentir y actuar coherentemente.

De esta manera, encontrarás tu propósito en esta vida, recuperando el equilibrio con tu entorno y todas tus relaciones y así por fin poder vibrar en armonía con esta nueva frecuencia planetaria y obtener la tan anhelada paz y unidad que todos los seres sintientes añoran.

Mis queridos amigos, tenemos que abrir nuestro ser a nuevas visiones, a nuevos y extraordinarios paradigmas y dimensiones para liberar y dejar atrás prejuícios y viejas premisas auto-destructivas. Así podremos sintonizarnos a esta nueva frecuencia planetaria, en perfecto equilibrio y armonía con la naturaleza.

¡Y ha de cumplirse lo que todas las viejas profecías de grandes culturas ancestrales dicen! que lo que ha de venir, es una nueva edad dorada, para los que así lo quieran o más bien dicho para los que tomaron conciencia de sí mísmo y decidieron saltar fuera del agua, del dolor y de la ignorancia que nos hervía lentamente!

Miles de bendicones a todos ustedes, a sus seres amados y no amados.

 

11 Comments

  1. Maria Elena Aravena

    Maria Elena Aravena

    17/04/2015 at 01:17

    Simplemente genial <3

  2. Maria Felix Gonzalez

    Maria Felix Gonzalez

    26/08/2015 at 15:42

    Gracias

  3. Sesi Solis

    Sesi Solis

    26/08/2015 at 20:06

    Es una hermosa sacudida de conciencia. Muchísimas gracias.

  4. Martha Aurora Palacios

    21/01/2016 at 15:31

    ????????????????????????

  5. Habitos De Rockefeller

    Habitos De Rockefeller

    07/02/2016 at 21:30

    Excelente :/

  6. Romina Paz Hinojosa Estay

    Romina Paz Hinojosa Estay

    12/02/2016 at 00:00

    ????NAMASTE

  7. Romina Paz Hinojosa Estay

    Romina Paz Hinojosa Estay

    12/02/2016 at 00:03

    Massa Hinojosa

  8. Cleo Beltran

    Cleo Beltran

    15/03/2016 at 03:38

    Gracias..!!!

  9. Rosanna A. Samaniego

    Rosanna A. Samaniego

    15/03/2016 at 03:48

    Todos sin excepción no, depende de la frecuencia y polaridad de la vibración espiritual de cada uno.

  10. Silvia Dahbar

    Silvia Dahbar

    19/04/2016 at 04:27

    CUANTA CLARIDAD Y VERDAD!!!! SIN PERDER TIEMPO TENEMOS QUE AVANZAR Y EVOLUCIONAR, SOBRETODO HERMANANDONAS, SOMOS UNO EN DIOS, GRACIAS!!!

  11. Marina Gomina Gobbi

    Marina Gomina Gobbi

    26/07/2016 at 00:45

    Florcis Arana