; CONSECUENCIAS DE LA DESNUTRICIÓN EMOCIONAL | Evolución consciente

Conciencia Emocional

CONSECUENCIAS DE LA DESNUTRICIÓN EMOCIONAL

By  | 

En el ámbito de la salud emocional, “la situación emocional de un adulto depende en mucho del amor que se le proporcionó en la infancia. De hecho, este proceso afectivo comienza desde el momento en que una mujer representa en ella misma el deseo de un hijo, pues un niño deseado por la madre tiene un buen pronóstico de salud emocional porque tendrá la posibilidad de recibir miradas de aceptación, amor, respeto, atención y disciplina con balance, lo que poco a poco se convertirá en confianza y seguridad.

De otra manera, un niño rechazado que no fue bien acogido por la madre ni el padre o es golpeado por padrastros o madrastras, tíos, abuelos que los cuidan porque muchas veces las madres los rechazan o tutores, que no tienen muchas posibilidades de un buen desarrollo emocional; y tristemente la mayoría de las veces terminan muy mal, es decir mientras más privación emocional hay más riesgo de enfermedad mental que se presenta”.

Por su parte, los terapeutas psicológicos, sostienen que un bebé absorbe todas las actitudes y emociones de la madre o cuidador. Así, para crecer con salud requiere una familia que le brinde seguridad, cobijo, un modelo de vida y cuidados amorosos. Cuando no recibe estos cuidados hablamos de niños privados emocionalmente.

Cuando un niño no es suficientemente nutrido emocionalmente durante la infancia, de adulto va a seguir necesitando eso que pidió, aunque modificará el modo en que formulará el pedido.
Por ello es que los primeros dos años son muy importantes en la vida de cualquier persona, pues es la etapa en la que se desarrolla el autoestima, la seguridad y confianza.

Un niño desnutrido emocionalmente es un adulto celoso inseguro y con una autoestima muy baja tendera a querer llamar la atención a ser manipulador, a veces encantador solo si le conviene y otras veces agresivo en su manera de hablar y actuar. Se convertiría en lo que los psicólogos llaman un hombre Misógino.

Asimismo, se dice que ningún ser humano tiene sus necesidades básicas satisfechas al cien por ciento, sin embargo, es necesario que al menos el 50 por ciento de los primeros dos años, sea satisfecha sus necesidades emocionales, en muchos casos los padres trabajan, y los cuidan personas no capacitadas, generalmente nanas poco amorosas, si es así ellos podrían tener problemas en sus actitudes mentales, no necesariamente todos los niños actúan de igual manera o les afecta igual, se encuentra casos diferentes donde los niños no son muy afectados, cada niño reaccionará de diferente manera. Y para desarrollarse en forma plena; entre más “nutrición emocional“, mejor salud mental.

¿Que dicen los especialistas acerca de la desnutrición emocional?

Schüller comenta que una persona “desnutrida emocionalmente” desde la infancia, tiene más probabilidades de trastornos de ansiedad, enfermedad maníaco depresiva, depresión, fobias, etc. Todo esto se podría traducir socialmente en una mayor incidencia de delitos, personas adictas, suicidios, divorcios, y agresión o enfermedad hacia su cuerpo.
Afirma que muchas de las personas en las cárceles no tuvieron nutrición emocional en la infancia, y terminan autodestruyéndose o agrediendo a los demás.

Por otro lado, Chávez, psicoterapeuta, asevera que las consecuencias pueden ser muchas, desde la inestabilidad emocional, como no poder establecer una relación de pareja, hasta situaciones económicas graves, porque una persona con este tipo de privación no puede tener disciplina, no ser constante, pues el fantasma de “no puedo”, “no eres bueno”, “eres un fracasado”, “niño sucio”, “eres un cochino”, eso sin mencionar “groserias” las palabras agresivas y humillantes. “eres un tonto”, “no sirves para nada”, los paraliza y es la programación que tristemente se quedo en el subconsciente de su niñez y los persigue a niveles inconscientes todo el tiempo hasta que algunos logran su sanación. Pueden ser personas que dejan de luchar, y generalmente no terminan carreras universitarias por el nivel de inseguridad al que fueron sometidos. En sus relaciones familiares y de pareja no establecen vínculos profundos.

Asimismo, Chávez afirma que un niño no tiene la posibilidad de entender que está siendo utilizado o maltratado, y siempre que no sea aprobado y viva en la descalificación proyectará en su mente que efectivamente es inepto, que es malo o culpable, y aunque modifique su realidad será muy difícil aunque no imposible desarrollar una nueva perspectiva personal y modificar su auto concepto.

De tal manera, buscará una forma de lastimarse, pues al ser privado de sus necesidades emocionales más importantes aprendió ese modelo como forma de sobre vivencia..Aunque no siempre es así, afortunadamente si hay excepciones nada es una regla absoluta, conozco personas que lograron superar sus traumas y complejos de su niñez y si son realmente felices, comprendieron la ignorancia y programación de sus familiares y lograron perdonarlos parte fundamental en la curación.

Para Cantú “difícilmente unos padres que no han recibido cariño, cobijo, un modelo adecuado y cuidados amorosos, pueden darlos: son como niños “emocionalmente desnutridos”, en un cuerpo de grandes con autoridad. Esto es muy grave porque no son capaces de cuidar a un niño, y esta situación es una cadena que se va perpetuando.

En este sentido, Chávez concuerda que infancia sí es destino, aunque no es determinante. Subraya que hay formas de transformarse y que siempre está la posibilidad de cambio y apertura, que el ser humano es capaz de modificar su realidad interna y externa.

Al respecto, Cantú refiere: “si de niños no recibimos lo que necesitamos para crecer sanos emocionalmente, esas necesidades las cargamos toda la vida, dependiendo en gran manera nuestra fortaleza espiritual y vencer esos obstáculos que muchas de las veces te hacen mas fuerte, o la otra opción es reflexionar y buscar ayuda”.

En este sentido, si no se identifica la problemática el “hambre emocional” determinará nuestra vida adulta, pero si por otro lado, la persona reconoce que no está bien o alguien le ayuda, se sobrepondrá.

Finalmente, es importante mencionar que para reconstruirnos internamente primero debemos saber cómo estamos e identificar nuestras emociones.

Pues el problema es precisamente no saber qué nos pasa, qué nos falta y vivir mucho tiempo infelices Chávez asevera que para saber si me afecta o no haber sido “nutrido emocionalmente“, es conveniente reflexionar acerca de las siguientes cuestiones:

¿Qué tipo de vínculos emocionales tengo? ¿Me sentí amado y protegido por mis padres? ¿Me sentí respetado en mi niñez? ¿Tengo amistades de muchos años o con frecuencia rompo con mis relaciones de amigos? ¿Qué tan estable soy con mis relaciones de pareja?

¿Cuantos divorcios llevo? ¿Cuantas parejas he tenido? ¿Por qué siempre siento mucha ansiedad si no tengo pareja? ¿Cuánta disciplina tengo frente a las acciones que emprendo? ¿Con qué frecuencia me deprimo? ¿Soy una persona agresiva? ¿me peleo constantemente?

¿Puedo estar solo conmigo mismo o dependo del teléfono siempre? ¿Me lleno de ocupaciones para no estar solo? ¿Puedo estar solo varios días sin necesitar personas? ¿Siento celos o envidia de las personas que veo felices?

Además subrayó que la voluntad por sí misma no es suficiente para cambiar, pues es un ejercicio que va más allá de lo que quiero y lo que no, por eso siempre lo más conveniente es solicitar ayuda profesional siempre y cuando se tenga la suficiente fé, amor y la comprensión de perdonar el daño recibido pues casi siempre quien nos daña es mas bien por repetir patrones de conducta y la ignorancia.

Ahora nos corresponde reconocer qué es lo que nos ha acontecido, para decidir qué haremos hoy, es decir, cómo alimentaremos a nuestro niño herido y hambriento, para no trasladar esa hambre sobre nuestros hijos.

9 Comments

  1. lisa

    05/10/2015 at 07:22

    Hola,me considero una persona desnutrida emocionalmente, desde niña fui blanco de humillaciones por parte de otros niños, recibi golpes, me llamaban por apodos, de insultaban, se burlaban de mi, esto se dio desde mi educación primaría a secundaría.Actualmente estoy en la universidad mi vida es diferente pero lo que me sucedió aun repercute en mi vida soy timida e introvertida, me es dificil mantener charlas con otras personas, cuando salgo con un grupo de compañeros me siento incomoda,tiendo a los apegos emocionales y me es dificil superar una relación pasada siento que cargo con mucho veneno emocional, muchas veces reacciono agresiva o seria porque me da miedo que me lastimen como ya sucedió e el pasado. Tome terapia clinica pero hay aun estos miedos en mi interior. Yo si quiero cambiar pero creo que no lo he logrado del todo porque mi mente se programo para que actue como lo hago. ¿ Cómo puedo desprogramarme, erradicar el miedo y ansiedad? ¿Cómo puedo amarme a mi misma y sin que mi pasado intervenga?

    • amigo

      19/01/2016 at 14:55

      Lisa me identifico con tu vivencia, es muy importante que trabajes en ello para una vida feliz, yo recien a los 54 vengo hace unos años descubriendo el porque de mis tristesas, me ayudo mucho conocerla propuesta o tesis de “hoffman” sobre el “desamor” y el “perdon”, ellos tienen talleres de una semana y espero algun momento hacerlo, un abrazo que estes bien

  2. Carmen Mora

    Carmen Mora

    17/01/2016 at 04:57

    Elvira García

  3. Massa Hinojosa

    Massa Hinojosa

    01/03/2016 at 01:51

    Romina Paz Hinojosa Estay

  4. Silvia Aviles Gzz

    Silvia Aviles Gzz

    01/03/2016 at 02:17

    Gracias por tan hermosa pero impactante reflexión Saludos

  5. Ayurveda Atman

    Ayurveda Atman

    10/03/2016 at 06:30

    This is great!

  6. Guadalupe Hernandez Perez

    Guadalupe Hernandez Perez

    26/03/2016 at 03:01

    como Terapeuta estoy totalmente de acuerdo cuesta mucho sanar las heridas de nuestra niñez

  7. Yaneisy Nelly Pacheco

    Yaneisy Nelly Pacheco

    06/06/2016 at 05:41

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.