; CONOCE TU PROPIA ENERGÍA | Evolución consciente

Conexión

CONOCE TU PROPIA ENERGÍA

By  | 

Llegar a percibir nuestra energía es una forma de irnos conociendo mejor, de reactivar nuestro poder y de despertar y agudizar nuestros sentidos

Quizá no suene novedoso afirmar que “Nosotros somos energía”, pero si buscamos en esta definición su sentido más universal, veremos que energía es para los Maestros amor y somos eso. Así que es el momento de reconocer que cuando decimos que somos energía es porque somos amor.

Además, cuando empecemos a reconocer nuestra propia energía nos vamos a reconocer a nosotros mismos. Pero no sólo nosotros somos energía, todo lo que nos rodea es energía en diferentes manifestaciones y todos tenemos la capacidad de poder verla.

Por ejemplo, algunos habrán oído hablar del aura, que no es más que la energía que tenemos todos los seres del universo y que debemos aprender a sentir y algún día a distinguir.

Empecemos a reconocer nuestra energía

Es muy importante reconocer la energía que tenemos en nuestro cuerpo físico y en el espiritual, aunque no la veamos, ya que al intentar percibirla es cuando empezamos a activarla en nuestro ser.

En ese momento se empiezan a prender todos nuestros sentidos, la mente, el corazón. Es un despertar, e incluso empezamos a tener más poder, a sentirnos mejor en todos los aspectos, a sentir más, a oír mejor, a ver mejor. Es un cambio muy grande.

Un ejercicio diario que es muy sencillo y que nos ayuda a empezar a reconocerla es:

– Frotar nuestras manos una contra la otra para abrir los canales de energía.

– Pedir energía del cosmos, tomarla con las manos y conjugarla con la nuestra.

– Para hacerlo debemos de pasar las manos por todo el cuerpo, es como ir recogiendo nuestra energía para unirla con la del universo.

– Una vez que sintamos que son una sola, la podemos hasta programar y reenviarla al universo dirigiéndola hacia donde más se necesite en ese momento.

En este ejercicio se puede tomar la energía del plexo solar, que es un centro lleno de energía del cual podemos manejar y sacarla.

Al hacerlo la enviamos, pero debemos tener cuidado cuando se saca, porque es sagrada, se tiene que liberar con un propósito, por ejemplo, para ayuda de las personas que la necesiten.

Es vital también que al hacerlo pidamos la guía de nuestro corazón y la protección de nuestros guías, ya que ambos nos irán llevando por donde tenemos que ir.

Nuestros centros de poder

También es importante que sepamos que todos tenemos un centro de poder donde generalmente recibimos energía, emociones, sensaciones y sentimientos, y es el plexo solar.

A nivel físico lo podemos ubicar en el diafragma, pero en nuestro cuerpo astral en realidad lo que tenemos es una esfera grande que recibe energía.

Todos tenemos diferentes centros energéticos, que son los llamados chacras, zonas mágicas de nuestra esencia.

Por medio de ellos tomamos energía y, aunque por lo general se considera que se recibe la mayor cantidad por la coronilla, no siempre así. Depende de cómo esté nuestro cuerpo, porque va cambiando.

Si ayer recibimos energía por ahí, hoy quizá la recibamos por el corazón o por el llamado chacra de la raíz, son diferentes centros y dependiendo de cómo esté nuestro cuerpo, nuestro corazón y nuestras emociones es cómo vamos a recibirla.

Pero por cualquier parte que se reciba inmediatamente viaja a nuestra esfera de poder que se concentra en esa parte y empieza a trabajar para distribuirla a todo el cuerpo.

Fuerza y protección

Este centro ubicado en el plexo solar es muy importante, ya que también es de protección. Por ejemplo, cuando recibimos un susto o mala noticia, lo sentimos de inmediato en la zona del estómago.

El impacto lo recibimos en ese centro energético. Después, cuando el plexo solar ha sentido ese choque de energías, empieza a mandar energía a todo nuestro ser.

Además, cuando tomamos energía se deposita en el plexo, por lo que es un lugar muy fuerte. De ahí que haya posiciones especiales para sacar y mandar energía desde este centro.

Es importante destacar que este tipo de energía es muy sagrada, porque es mover fuerzas mágicas que son poderes para dar a los demás y viceversa.

Así que cuando se quiera usar y activar la energía, se debe dar las gracias a todo el cuerpo y a este centro.

Hay en la actualidad muchas terapias que centran su actuación en estos centros de energía, la más utilizada y conocida es el Reiki que ya se está practicando incluso en hospitales en esta nueva era en la que la Salud empieza a comprenderse como un sistema holístico.

Las publicaciones son de autores muy interesantes que hemos leído y que compartimos para el beneficio de muchas personas que necesitan ayuda. Si tu eres uno de esos autores y consideras que tu articulo no debe estar en nuestro blog, por favor escríbenos y lo retiraremos sin problemas

1 Comment

  1. MIRTA ELENA ZARLENGA

    02/05/2016 at 06:49

    MUY BUENO.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.