; COMO INFLUYEN LAS ESTACIONES EN NUESTRA PERSONALIDAD | Evolución consciente

Conciencia Emocional

COMO INFLUYEN LAS ESTACIONES EN NUESTRA PERSONALIDAD

By  | 

Según la Medicina Tradicional China , las cuatro estaciones se rigen por las leyes de la naturaleza de: nacimiento en primavera, crecimiento en verano, cosecha en otoño y almacén en invierno.

Nei Jing (obra clásica de la medicina tradicional china) contiene dos principios importantes:

Se debe cultivar la energía esencial del YANG (En la filosofía y la medicina china, yang se refiere al principio masculino o soleado en la naturaleza) en primavera y verano. –

Por el contrario, en otoño e invierno almacenar la energía esencial del YIN (El principio femenino o sombrío en la naturaleza). Estos principios concuerdan con las tendencias de la temporada.

La Primavera la estación más bella de las cuatro, es un tema frecuentemente citado en la poesía universal, pues en esta época está de vuelta la vida representada en un impresionante retoñar y florecer de plantas y árboles.

Durante este periodo es conveniente consumir adecuadamente tónicos de Yang Qi como Ginseng (el ingrediente más célebre de la farmacopea china) y Huangqi (atractyloides macrocephara), acostarse tarde y levantarse temprano para tomar el sol, respirar aire fresco, salir de casa, reanimar el espíritu con el fin de adaptarse a la tendencia de nacimiento de la primavera.

Pero en esta época del año, frecuentemente se presenta viento (Higado) y la temperatura tiene grandes variaciones (sobre todo a comienzos), aún los poros del cuerpo humano se encuentran dilatados, la capacidad inmunológica del organismo baja, esto nos lleva a aconsejar que no se quiten las ropas de invierno de una vez.

Hay unos refranes que nos aconsejan vestirnos más de lo normal en primavera y menos en otoño y que predican que en las cuatro estaciones hay mal viento que se debe evitar.

La Primavera representa nuestra infancia, es el inicio del ciclo vital.

En esta estación hay que tener en cuenta la situación del aire que respiramos, en el que está inmerso nuestro cuerpo.

Si este no es puro ni está en constante movimiento, nos sobrevendrá la tristeza. Este aire, que a veces llega a viento, limpia el frío del invierno.

Las semillas rompen su envoltorio y crecen los tallos y hojas hacia la luz. Tienen color verde vistoso, característico de esta estación.

Para mantener un correcto equilibrio, el alimento ha de ser ligero para que se transforme rápidamente en sangre.

Por la mañana hay que ingerir cebada o avena y durante el día se han de tomar verduras de hojas verdes y alimentos con cierto gusto amargo. Esto ayuda a depurar los órganos digestivos.

A nivel físico, los músculos manifiestan la energía que crece. También son importantes el hígado y su pareja, la vesícula biliar, por sus diferentes funciones digestivas que reflejan su estado de salud a través del órgano de la vista.

El elemento ligado a la Medicina Tradicional China es la madera, ya que esta crece de la tierra.

Colores: Son primarios claros y pasteles; cálidos pero ligeros. Coral, escarlata, melocotón, melón, amarillo pálido, verde
esmeralda, turquesa, aguamarina, azul cobalto, lila, crema y gris claro.
Personalidad: Personas cariñosas y extrovertidas, con facilidad para comunicarse, pero poco proclives a profundizar en sus sentimientos. Suelen necesitar luz instintivamente.

En Verano brilla el sol, hace mucho calor y crece rápidamente la vegetación.
En el curso de éste, la medicina tradicional da algunas recomendaciones tales como acostarse tarde, levantarse temprano y practicar ejercicios al aire libre, a fin de acomodarse a la tendencia de crecimiento de la energía corporal en verano y activar el metabolismo corporal.

Según la medicina Tradicional China, un año se divide en 5 estaciones a saber: primavera, verano, verano tardío o estío, otoño e invierno.

Después del calor de verano, o sea verano tardío, el tiempo es más lluvioso y más húmedo, las funciones del estómago y el bazo se debilitan relativamente, es cuando fácilmente son atacados por el calor del verano y la humedad.

Sus invasiones al cuerpo humano dan a menudo síntomas tales como opresión toráxico, dolor de cabeza y extremidades, sensación de pesadez en la región epigástrica, náuseas y vómitos, etc.

Patologías de calor húmedad. Por tanto, es fundamental tonificar el estómago y el bazo, refrescar para eliminar el calor del verano y tonificar el Qi de bazo para drenar la humedad.

Es conveniente comer frecuentemente una gran cantidad de ñame, mijo, pulpa de Longan o de Litchy, así como varias verduras y
frutas en la temporada oportuna.

Además consumir vitamina B, que fortalece las funciones digestivas y favorece la rápida expulsión de los residuos metabólicos.

El Verano representa a la adolescencia, es una estación generalmente seca y cálida. Es lógico que por sus cualidades, el elemento relacionado con ella sea el fuego, por lo que conviene refrescar y humedecer el ambiente que habitamos y nuestro propio cuerpo.

En verano se activan las energías y nos sentimos más alegres, influencia directa del mayor número de horas de sol.

Es una época de crecimiento y maduración de la naturaleza. Puede surgir en nuestro interior un sentimiento de amor y compasión hacia nuestro entorno; estas emociones se relacionan con el corazón. A su vez, la sangre fluye más rápida.

Conviene reducir la cantidad de alimentos, ya que, en contraste con la temperatura exterior, nuestro interior para compensar se refresca y la digestión se hace más difícil. Conviene tomar fruta fresca, sin excederse y bastante agua, preferiblemente antes de las comidas. También ingerir alimentos amargos y más pescado, reduciendo los estimulantes como café y chocolate.

Los órganos relacionados son el corazón y su pareja el intestino delgado, el cual recibe, digiere y absorbe los nutrientes de los alimentos.

Colores: Gris, marrón, rosa palo, malva, verde botella, azul marino, gris perla y azul.

Personalidad: Personalidades independientes que aspiran al equilibrio y el orden. Suelen ser personas parcas en palabras, aunque muy receptivas y tranquilas.

En Otoño el tiempo es templado y agradable, los colores de campos y bosques se tornan ocres y amarillos, los diferentes tipos de frutas están maduras, pero no llueve y el clima es seco.
En este momento, el ser humano fácilmente es atacado por la sequedad patógena, la cual puede causar una baja en los niveles del líquido corporales, en Ying-ye, y sobre todo el Yin del pulmón, que presenta síntomas como sequedad de la piel, la boca, la nariz, la garganta y tos seca y dolorosa con poco esputo amarillento y espeso, casos graves incluso con un poco de sangre, etc.

Se Recomienda consumir productos y alimentos hidratantes y refrescantes como nabo, raíz de loto, Mu Er (una especie de hongo de la madera que tiene forma de oreja), naranja y pera.

Para aquellos de edad mediana y avanzada, debido a que su energía vital es menguante, la circulación de sangre y qi se ralentizan, así como la debilidad del sistema inmunitario, se les aconseja abrigarse oportunamente.

El Otoño representa la madurez en la vida; etapa de transición entre el exuberante verano y el recogimiento del invierno.

Estación que se considera seca y en la que aparecen los primeros frescores, vientos y tempestades.

Por ello, hay que ser precavido y cuidarse de los contrastes excesivos, estar atento a los arranques de tristeza que pueden derivar en melancolía y depresión provocadas en parte por la baja en las horas de luz solar.

Para combatirla, podemos tomar proteínas e hidratos de carbono, así como magnesio, aliado de la energía.

Conviene no descuidar la dieta porque es un tiempo en el que proliferan enfermedades. Tomar alimentos húmedos y que no estén muy fríos. Practicar ejercicio físico, distraerse y tomar masajes es aconsejable.

Colores: Bermellón, llama, naranja intenso, mostaza, amarillo mantequilla, verde hoja, verde bosque, berenjena, marrón claro, tabaco y chocolate.

Personalidad: Personas apasionadas, temperamentales y muy comprometidas con lo que hacen. A menudo también son inquisitivas y no soportan la superficialidad.

Con la llegada del Invierno, el clima es más frío que en otras estaciones.

Las plantas y las flores se marchitan, los ríos y los lagos empiezan a congelarse, todo el mundo se languidece.

Y para el organismo humano, se entorpece la circulación de la energía vital y la sangre; la energía esencial del yang se concentra en el interior del cuerpo, y por lo tanto, el sistema superficial es más venerable al patógeno frío, razón por la cual se precisa guardar el calor corporal y mantener la energía interior con el fin de prevenir enfermedades tales como resfriado, el entorpecimiento de la sangre y qi, puede causar trombosis, AVC y apoplejía y obstrucciones cardíacas.

Por estas razones se deben hacer ejercicios con la finalidad de activar la circulación energética, y procurar aprovechar la luz solar y evitar sitios fríos y sombríos.

En estos tres meses de invierno, el sol es más lejano y la tierra tarda más en calentarse, por las mañanas todavía persiste el frío de la noche.

La MTC aconseja acostarse temprano y levantarse tarde debido a la inactividad de nuestro cuerpo en el invierno, así podemos salvaguardar la energía y evitar enfermar aprovechando el calor del día.

Esto nos enseña que más vale prevenir que curar.

El Nei Jing, el libro de la medicina china más antigua conocida señala: Después del Solsticio de Invierno se retiran las temperaturas gélidas y van dando paso a las templadas, resulta oportuno consumir alimentos nutritivos.

El Invierno representa a la vejez y con esta estación llega la calma y el frío. Por ello, es prioritario calentarnos.

Por efecto del frío, tendemos a comer más de los habitual y también preferimos almacenar energías; en otras palabras, prácticamente hibernar. Por ello, conviene hacer un poco más de ejercicio físico y estiramientos para la columna vertebral y la musculatura de la espalda.

No es necesario tomar tanta agua y la que se beba, mejor que no esté fría. Son aconsejables las sopas de verduras calientes. El gusto asociado es el salado.

Es una estación oscura, ya que hay menos horas de sol. Esto favorece la aparición del miedo.

Los órganos relacionados son los riñones y su pareja la vejiga que filtran y evacuan los líquidos corporales.

Colores: Incluye el blanco y el negro. Sus demás colores son magenta, carmín, fucsia, naranja, verde jade, pistacho, amarillo limón, azul hielo, púrpura, azul marino y gris plata.

Personalidad: Personas amantes de la sofisticación y la claridad. Suelen ser independientes, tienen una necesidad muy marcada y casi instintiva de sentir espacio alrededor y no soportan lo frívolo.

Todo el universo se rige por ciclos naturales. Los seres vivos, incluyendo a los humanos, nos vemos afectados por las estaciones del año.

3 Comments

  1. Wilma Adriana Barrera Donoso

    Wilma Adriana Barrera Donoso

    29/12/2015 at 03:17

    En mi país no tenemos estaciones

    • Carlos Nieves Llopis

      11/07/2016 at 12:36

      Recuerdo muchos países que no disponen de las 4 estaciones “clásicas”, sin embargo disponen de por lo menos 2 estaciones…
      En cada caso, habría que aplicar el modelo extrapolado de Yin y Yang para aplicar los conocimientos en beneficio de la salud.

  2. Patricio J Recalde

    29/12/2015 at 04:28

    Increible bla bla bla.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.