; Cómo afecta la separación de los padres a los hijos | Evolución consciente

Conciencia Emocional

Cómo afecta la separación de los padres a los hijos

By  | 

¿Sabías que algunas parejas que hoy quieren ser padres no logran el embarazo porque uno de los dos desarrolló un bloqueo a causa de la separación de sus padres? En los años ochenta tuvieron lugar muchas separaciones —la ley española del divorcio data de 1981— y los hijos de esas primeras rupturas las vivieron de forma traumática.

separación de los padres

Problemas de fertilidad
Los bloqueos no solo tienen consecuencias emocionales sino que también pueden derivar en trastornos físicos. Los bloqueos de raíz familiar desarrollados en la infancia afectan la zona del medio vientre y llevan consigo anomalías hormonales y en el sistema reproductor.

En la mujer, eso se traduce en afectaciones en la matriz, los ovarios, las trompas de Falopio y en todo el sistema reproductor debilitado, hecho que impide el ansiado embarazo. Si el bloqueo se produjo años más tarde —en la adolescencia—, la zona debilitada es el útero y ese es el motivo por el cual muchas mujeres sufren un aborto entre el segundo y el tercer mes de embarazo. Es porque el útero no tiene suficiente fuerza como para sujetar el embrión.

separación de los padres

El hombre no escapa de estas anomalías. En él, los problemas en el sistema reproductor tienen que ver con la cantidad y la calidad de los espermas (menos cantidad, más débiles y más lentos). Tanto en ella como en él, a menudo, estos problemas originan más trastornos emocionales y estrés. Todo ello se convierte en un cóctel nocivo que complica aún más el sueño de ser padres.

separación de los padres

Falta de seguridad y autoestima
Pero sin llegar a los extremos apuntados anteriormente, lo que sí es habitual cuando hay una ruptura de la pareja es que los niños desarrollen problemas de inseguridad y autoestima, se muestren tímidos o tengan dificultades para relacionarse con otras personas. Al sentirse inseguros, fabrican corazas como mecanismo de defensa para tratar con los demás. Interpretan un papel (de simpático, de buena persona, de líder, de agresivo, de tímido…) que nada tiene que ver en cómo son ellos realmente. Es evidente que, fingiendo ser quien no eres, no se puede ser feliz.

separación de los padres

El concepto de autoestima va mucho más allá del quererse a uno mismo. Yo entiendo por autoestima la capacidad de atraer lo que queremos y de saber alejar de nosotros todo aquello que nos es dañino. ¿También tú lo entiendes así?

Relaciones de pareja inadecuadas
Si a un niño inseguro le cuesta relacionarse con las demás personas, será mucho peor cuando llegue a la adolescencia y quiera establecer contacto con la chica o el chico que les gusta. Pero eso no es todo. El 80% de las personas que han vivido de manera traumática la separación de sus padres reproducen patrones inadecuados en la edad adulta. Muchas de ellas no creen en el concepto de familia. Otras tienen muchas parejas esporádicas —coloquialmente decimos que van de flor en flor— por el miedo que sienten a afrontar una relación de pareja duradera. Los que vieron que entre sus padres había una infidelidad, casi seguro que tendrán el mismo comportamiento cuando logren tener una pareja estable.

Dispersión, dificultades en los estudios…
Hay dos grandes arquetipos de niños que sufren por la separación de los padres. Unos callan, están tristes, se les nota la mirada perdida, se relacionan poco con los compañeros de clase… Otros, en cambio, montan pataletas, se muestran irritables, intentan manipular a los adultos, llaman la atención, contestan mal a los padres y a los profesores e incluso en algunos casos pueden llegar a ser agresivos. La característica común en uno y otro es la incapacidad de expresar sus sentimientos y de verbalizar aquello que les está pasando.

Si no se libera esa energía verbal, se acaba convirtiendo en energía mental y entonces se forman los bloqueos cerebrales. La persona tiene pensamientos circulares y pensamientos encadenados que no le permiten focalizar la atención (problemas de dispersión y trastornos de déficit de atención e hiperactividad —TDAH—), padece insomnio, etc. Evidentemente, ello acarreará dificultades en los estudios. A nivel físico, el chico puede experimentar dolor de cabeza, migraña y vértigo.

¿Qué deben hacer los padres?
Los padres siempre están condenados a ponerse de acuerdo y a afrontar la situación. Deben hablar con sus hijos y explicarles la situación, sin reproches, sin críticas, sin atacarse el uno al otro… Lo peor que pueden hacer es callar. Aunque intenten que los hijos no les vean enfadados o discutiéndose, los niños lo captan todo (las expresiones, los sentimientos…). Es mejor hablarlo en familia antes de que los hijos imaginen cosas que no son, como por ejemplo que ellos son la causa del desencuentro. Eso les haría sentir culpables.

Al comunicar la situación a los hijos, ante todo los progenitores deben decirles que les quieren, que les seguirán queriendo siempre y que no se van a quedar solos. Cualquier niño entenderá que sus padres le digan que han dejado de quererse “como novios”, pero que se seguirán queriendo “como amigos”. Tendrán que ponerse al nivel de los niños y adecuar el lenguaje para que les entiendan. Si los padres realmente aman a sus hijos, nunca deberán utilizarlos como moneda de cambio, entrar en chantajes o hablar mal de la ex pareja a los pequeños. Eso todavía duele más a los hijos —¡ellos quieren a los dos!— y, además, acaba volviéndose en contra de quien lo hace.

Ojalá no te encuentres en la situación de separarte de tu pareja, pero si ese es el caso recuerda que, cuando se trata de los hijos, debéis poneros de acuerdo y comunicarles la situación de manera que lo comprendan y les haga el menor daño posible. Espero que el artículo te haya parecido interesante. Si es así, ¡coméntalo con tus amistades y compártelo en las redes sociales!

Griselda Vidiella
Psicóloga holística, naturópata y directora de FAC
Centre Terapèutic Alternatiu de Catalunya

11 Comments

  1. Romina Paz Hinojosa Estay

    Romina Paz Hinojosa Estay

    03/12/2015 at 03:59

    Massa Hinojosa

  2. Lucy

    30/01/2016 at 15:25

    Soy madre separada y la felicidad de nuestro hijo siempre es lo primero. Tengo una excelente relación con el papá de mi bebé y la seguiremos teniendo. No entiendo cuando los padres toman a sus hijos de rehenes, es un acto egoísta y muy desacertado para con los niños. Jamás se me ocurriría poner a mi hijo en contra de su padre y su familia paterna.

    • Anónimo

      25/05/2016 at 05:09

      Felicidades Lucy. Eres un resutado de una. Mujer sana. Madura k comprende que los hijos son de dos no son propiedad de nadie eso es pemzar mesquina y pobre de son de uno solo.

    • Fausto urrutia

      25/05/2016 at 05:11

      Felicidades Lucy. Eres un resutado de una. Mujer sana. Madura k comprende que los hijos son de dos no son propiedad de nadie eso es pemzar mesquina y pobre de son de uno solo.

  3. Sagrario Barrios Mata

    Sagrario Barrios Mata

    25/05/2016 at 02:05

    NO CREO GENERALIZAR..CON RESPETO

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.