; ALIMENTA TU CHI | Evolución consciente

Conciencia Corporal

ALIMENTA TU CHI

By  | 

Una de las definiciones del Chi (o Qi) es la energía vital de cada persona. Es también otras muchas cosas, pero en este caso nos vamos a ocupar de cómo mejorar nuestra fuerza vital. Echa un vistazo a estas formas básicas y alimenta tu Chi para que no te falten paz y energía.

El Tai Chi es un poderoso arte marcial milenario que se ha popularizado rápidamente en occidente como un gran promotor de la salud. Su sistema de entrenamiento y ejercicios específicos permiten aumentar la energía vital, aumentando la calidad de vida y el control del estrés.

La práctica de Tai Chi tiene diferentes abordajes, ya que puede realizarse por cuestiones de salud, para aumentar el acondicionamiento físico o por lo que originalmente es: un Arte Marcial.

Una sesión de práctica de Tai Chi pasa por diferentes momentos, ejercicios de acondicionamiento físico donde se busca aumentar la fuerza tanto interna como externa. Práctica de la Forma, que son los movimientos específicos del Tai Chi. Y también ejercicios de respiración y meditación para aumentar la energía vital, generalmente llamados ejercicios de Chi Kung.

Con ellos podemos aumentar la fuerza de nuestro Chi.

No existe en Occidente, un equivalente exacto del término chino Qi, aunque se puede relacionar con varios conceptos, que permiten una aproximación a su significado.

Esta palabra es muy usual en China, aunque su definición no es precisa. Es más apropiado hablar de varios conceptos relacionados, que tratar de traducirla. Algo que, por otra parte, es en cierto modo imposible y limitaría la dimensión del término original.

  • Una primera aproximación a Qi, permite relacionar este morfema con conceptos tales como respiración, aire, energía que circula por el cuerpo en todos los seres vivos, nutriente de los alimentos, gas, aliento, hálito, espíritu, moral, maneras.
    Habitualmente, se traduce como energía vital, fuerza vital, bioelectricidad, aliento de la vida.
  • Lo que queda claro es que sin Qi no existiría la vida.
    En su circulación se basa la medicina tradicional china para curar las enfermedades, a través de los meridianos de acupuntura. De la correcta circulación del Qi en todo el cuerpo, depende el mantenimiento de la salud.
    En tal sentido, la enfermedad no es otra cosa que un bloqueo del Qi, que en condiciones de salud, fluye por nuestro cuerpo, del mismo modo que lo hace la sangre.
  • En la práctica del Tai Chi se aprende a manejar el Qi que proviene del Tan Tien, un punto por debajo del ombligo, donde se centra la respiración.
  • El Qi puede manifestarse como una sensación de cosquilleo, hormigueo, calor, intensidad, o cualquier otra forma, más o menos intensa, que se siente como una conexión con el impulso vital y como una conciencia de vida, que recorre el cuerpo.

Ejercicios para aumentar la energía vital

  • De pie. Separa las piernas el ancho de caderas y dobla las rodillas manteniendo la espalda recta, con la rabadilla un poco hacia adentro y la cabeza recta. Coloca las palmas a unos 5 cm por debajo del ombligo. Inhala lentamente hasta que el abdomen se llene completamente de aire mientras elevas ligeramente (unos 10-15 cm) las manos con las palmas hacia arriba. Sostén dos segundos la posición sin respirar. Exhala lentamente sintiendo como se desinfla el estómago mientras vuelves a bajar las manos a su posición original con las palmas hacia abajo. Repite 20 veces.
  • De pie. Piernas separadas una vez y medio el ancho de hombros. Pies paralelos (no dejes que se abran hacia afuera). Flexiona levemente las rodillas (manteniendo la espalda recta) y dirígelas ligeramente hacia afuera. Las plantas de los pies deben estar firmemente conectadas al suelo.
  • Levanta los brazos por encima de la cabeza con las manos ahuecadas apuntando hacia arriba. Inspira acompañando el recorrido de las manos. Mantén la postura un par de segundos. Baja lentamente los brazos hacia abajo y a los lados con los codos ligeramente doblados y las manos hacia abajo. Expulsa el aire por la nariz a la vez que doblas ligeramente las rodillas. Cuando las manos están debajo e inician el recorrido ascendente lleva las palmas hacia arriba, hasta volver a la posición inicial del ejercicio. Repite 30 veces.
  • En la misma posición anterior, con las rodillas todavía ligeramente dobladas y la espalda recta, coloca las dos manos, una sobre otra, sobre tu Tan Tien, unos 5 cm por debajo de tu ombligo. Cierra los ojos e imagina un punto de luz representando tu Tan Tien. Visualiza ahora como, a través de tus manos, la energía va cargando tu Tan Tien que se hace cada vez más y más brillante. Inspira y expulsa el aire lentamente siempre por la nariz, siendo consciente de cómo este movimiento afecta a tu cuerpo.

8 Comments

  1. Habitos De Rockefeller

    Habitos De Rockefeller

    03/02/2016 at 13:30

    Excelente :/

  2. Guillermo Gatto

    Guillermo Gatto

    03/02/2016 at 17:00

    Muy bueno

  3. Tere Rocco Hoffmann

    Tere Rocco Hoffmann

    05/02/2016 at 02:14

  4. Letu De Baigorria

    Letu De Baigorria

    11/02/2016 at 13:21

    Gaston

  5. Daniela Canales Castillo

    Daniela Canales Castillo

    11/02/2016 at 13:46

  6. Oliva Diaz Tafur

    Oliva Diaz Tafur

    15/02/2016 at 20:57

    Y q es?

  7. Joaquina Borjas Quiros

    Joaquina Borjas Quiros

    26/03/2016 at 23:39

    En el centre de teràpies naturals Vital S&B os ofrecemos Taichi los lunes y miercoles de 20-21h. Grupos reducidos

  8. Abuelita Crochet

    Abuelita Crochet

    28/09/2016 at 20:18

    Gracias por la informacion. Muy buena

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.